Hace un par de semanas ya os conté que había empezado un programa para hacer ejercicio en casa que se llama BBG (Bikini Body Guide), de la australiana Kayla Itsines.

Antes de nada, os voy a explicar un poco como va, porque algunas ya me lo habéis preguntado más de una vez, aunque si buscáis por internet podéis encontrar cientos de artículos sobre el BBG.

El BBG es un programa de 12 semanas. Se basa en unos circuitos de 30 minutos que tienes que hacer 3 días a la semana. Los circuitos se van cambiando los circuitos por otros cada vez más intensos, para ir subiendo el nivel de actividad física.

Por ejemplo, esta sería la rutina que hay que hacer los lunes de las semanas 1 y 3:

Imagen sacada de http://jourdemavie1.blogspot.com.es/2016/02/blog-post.html

Estos circuitos hay que complementarlos con otros ejercicios, bastante moderados al principio (básicamente te manda caminar durante 45 minutos los días que no hagas la rutina), y según los circuitos se van volviendo más duros, también te va mandando incrementar la intensidad del ejercicio “complementario” que tienes que hacer.

Hasta aquí está más o menos claro, ¿no? No tiene nada que lo haga muy diferente de las rutinas de gimnasio de toda la vida o de cualquier otro programa de ejercicios que encuentres por ahí. Y sin embargo este programa fue un “boom” el año pasado y tiene decenas de millones de seguidoras en todo el mundo.

Entonces, ¿por qué tiene tanto éxito? La respuesta puede sonar un poco rara, pero es por la manera que tiene Kayla de medir el progreso.

Como el peso no un buen indicativo para controlar los avances (porque la grasa pesa menos que el músculo), y las medidas tampoco son fiables… Kayla recomienda hacerte fotos durante el proceso, y te anima a compartirlos en instagram con el hashtag #bbgprogress o #bbgtransformation para motivar también a otras chicas. Y la verdad es que funciona, es muy motivador ver los cambios de otras chicas, porque piensas “si ellas pueden, ¿por qué yo no?”.

Cada día sube una o varias transformaciones, y hay cambios tan espectaculares como estos:

@larabaidengan_bbg progress using my #bbg program!! www.kaylaitsines.com/app #bbgprogress

A post shared by KAYLA ITSINES (@kayla_itsines) on

 

Solo he cogido este pero ¡¡hay miles!!

Algunos cambios son después de finalizar el programa de 12 semanas y otros después de darle varias vueltas, porque está claro que en tres meses hay cosas que no se pueden conseguir.

Evidentemente no todas las transformaciones son igual de espectaculares, porque lo que te cambie el cuerpo depende de muchas cosas:

  • De tu constitución: hay chicas que terminan pareciendo modelos y otras que echan una espalda como Rambo.
  • También depende mucho de los hábitos alimenticios que tengas, porque evidentemente entre dos chicas que sigan el mismo programa a rajatabla, siempre cambiará más una si además sigue unos hábitos alimenticios adecuados, que otra que haga ejercicio y coma mal. De hecho, Kayla tiene un libro propio sobre alimentación, que recomienda comprar junto al de BBG, para seguir el programa completo. (Yo ese no lo tengo porque lo miré por ahí y sigue exactamente las mismas pautas que te manda cualquier nutricionista o las que te mandan en la dieta de la zona, pero si no tienes ni idea de nutrición o eres muy vaga como para planificar los menús semanales, tú sola, te puede venir bien).
  • Y por supuesto, tu transformación también depende de la base física de la partas. Porque evidentemente si empiezas pesando 120 kilos, en 3 meses no vas a terminar pareciendo una modelo, y en 12 tampoco. Las cosas llevan su tiempo.

Algunas transformaciones son brutales y otras son mucho más sutiles, pero aún así tengo que sean como sean, a mí me motiva un montón ver las fotos de las chicas tan contentas y consiguiendo los avances (cada una dentro de sus posibilidades, que es de lo que se trata). Además Kayla es súper buen rollista y muy motivadora. Vamos, tanto tanto, que me ha conseguido motivar hasta a mí, solo con ver sus publicaciones en instagram tres veces al día, jajajaja.

 

El caso es que ayer cumplí mis primeras tres semanas con el programa de Kayla, y me he hecho las fotos de la evolución. Resultado: no hay ninguna diferencia entre las fotos del primer día y las de hoy. ¡¡¡Estoy exactamente igual!!! No he bajado ni un centímetro, si se me marcan más los músculos, ni nada de nada.

Pero aunque no haya bajado ni un milímetro, sí que hay un cambio que he notado de una forma muy evidente: La primera semana no era capaz de hacer ni 3 flexiones seguidas de las 15 que manda (y eso que las hacía sobre las rodillas en vez de sobre los pies, que es más fácil)… y de las zancadas (hay que hacer 24) conseguía dar como mucho 4 seguidas. Tenía que parar a cada momento a descansar, y según avanzaba con el circuito necesitaba descansar cada vez más rato. Y ni aún así era capaz de terminar las rutinas enteras. Las dejaba a la mitad (o menos)… y eso después de llevar tres veces más tiempo del que debería para hacerlas.

 

Y hoy por primera vez he conseguido hacer una rutina entera bien ¡¡y de una tacada!! He hecho mis 24 zancadas seguidas y hasta las 15 flexiones… ¡¡¡y sobre los pies!!! ¡Estoy súper SÚPER orgullosa!

A los que hacéis deporte habitualmente os parecerá una chorrada, pero para alguien que siempre suspendía gimnasia, que nunca ha sido capaz de dar una voltereta o de saltar el potro en el colegio, y que ni siquiera saltaba a la comba en el recreo porque le parecía muy cansado, ¡¡¡es un avance de la hostia!!!

De hecho para muestra un botón: esta era mi cara al terminar la rutina el primer día, y esta ha sido la de hoy:

evolucion-bbg-bbgprogress

 

Algo de cambio sí que se ve, ¿no? Jajaja. En la primera estaba que casi echaba el hígado… Y el siguiente día fue todavía peor porque a lo que me costaba hacer los ejercicios, encima le tenía que sumar que me duraban las agujetas de ese día. 😂😂😂

El caso es que, en teoría la semana que viene debería cambiar de rutinas a otras más intensas, pero he decidido seguir como mínimo dos semanas más repitiendo estas, sin subir el nivel, porque creo que no tiene sentido ponerme a hacer una rutina más difícil cuando solo no he sido capaz de terminar las rutinas bien más que un solo día. Así que, hasta que no sea capaz de hacerlas correctamente, no voy a meterme en una rutina más difícil para que me vaya a ser imposible de seguir, y me desmotive porque no pueda seguirla.

Y es que, yo creo que hay que ser consciente de que forma física tenemos cada uno, de nuestras limitaciones y de cuanto podemos avanzar. Pero lo importante es seguir siempre avanzando, aunque sea poquito a poquito.

Ya lo dijo Martin Luther King: “Si no puedes volar entonces corre, si no puedes correr entonces camina, si no puedes caminar entonces arrástrate, pero hagas que hagas, sigue moviéndote hacia adelante”.

evolucion-bbg-bbgprogress-2

 

⬆ Mirad bien esa barriguita fofa que me sale por encima del pantalón… porque dentro de un par de meses será una tabletita de chocolate. 💪💪💪

Dónde conseguir los ejercicios del BBG

Como muchas me estáis preguntando dónde podéis conseguir los ejercicios de Kayla, tenéis el libro en su web oficial en formato digital, donde además del libro de ejercicios también tiene uno para comer sano (fundamental para conseguir los resultados deseados): https://www.kaylaitsines.com/collections/guides

También tiene una app en la que va mandando las rutinas diarias y midiendo el progreso. Pero aviso que es de pago y sale bastante más cara que el libro… aunque se supone que tiene otras prestaciones.

Algunas me estáis preguntando que si no podéis descargaros el libro gratis. Supongo que como todos los libros superventas estará rodando por la red en mil sitios, pero:

  1. Como comprenderéis yo no voy a recomendarle a nadie que se descargue un libro pirata y mucho menos poner un enlace donde descargárselo
  2. Si sois tan sumamente vagas como para no intentar buscarlo vosotras mismas porque os da pereza teclear cuatro palabras en el ordenador y queréis que os lo den todo hecho, olvidaos de poneros a hacer flexiones. Así os lo digo.

Dieta además de ejercicio

Comer bien es fundamental para conseguir resultados, porque tanto si lo que quieres es adelgazar como simplemente tener buena forma física, tanto los entrenadores personales como los médicos o los nutricionistas, siempre dicen que la comida es un 80% y el ejercicio un 20% del resultado.

Por eso Kayla, además del libro de ejercicios tiene un libro de nutrición en el que puedes encontrar menús para bajar de peso y conseguir los resultados deseados.

Yo no estoy siguiendo el libro de recetas de Kayla (aunque lo que hago yo viene a ser prácticamente lo mismo), pero sí que sigo una dieta parecida. Es un método que tiene los mismos principios, pero que me permite comer lo que me da la gana.

Tenéis todo lo relativo a la dieta y a la forma de comer que sigo yo en el post: “Pautas básicas para adelgazar comiendo”. Y en el post “Comer poco y mal. O porqué en el caso de las calorías “menos es más” os explico porqué es tan importante hacer una dieta equilibrada y no saltarse comidas para perder peso. 😉