Los que me seguís por las redes sociales, ya habéis ido viendo que hace dos semanas empecé con la renovación de mi mesa de comedor, que me parecía horrorosa.

 

Tenía un barniz demasiado brillante, una forma redondeada súper extraña en las esquinas… y encima las sillas no iban a juego porque eran de un marrón completamente diferente al color de la mesa.

 

Siempre la he tenido tapada con un mantel para que no se viera… pero ahora, al poner el suelo de toda la casa de losetas vinílicas de color gris, me parecía que al salón de faltaba un toque de madera auténtica para darle calidez. Porque los contrachapados y los vinilos que imitan la madera, están muy bien como solución barata… pero la calidez que da la madera de verdad, no la da nada más.

Por eso, en vez de tirar la mesa, o ponerle un tablero sintético por encima (que hubiera sido lo más rápido), decidí renovar la mesa manteniendo la superficie original de madera maciza… porque la alternativa de comprar otro tablero de madera maciza de ese grosor y dimensiones me salía por unos 200 euros… y no me pensaba gastar eso de ninguna manera, teniendo el material gratis en casa.

 

Para darle al conjunto un aspecto más actual decidí pintar la estructura (tanto de la silla como de las mesas) de color negro, mantener el tablero original de la mesa dándole un color más natural y sin bordes redondeados, y cambiar el asiento de mimbre de las sillas por un tablero de madera maciza a juego con el de la mesa.

 

Paso a paso de la mesa:

  1. Cortar 4,5 cm de cada lado de la mesa para quitar los bordes redondeados (eso me lo hicieron en un centro de bricolaje, porque en casa no tengo herramientas para cortar una madera tan gorda con un corte limpio).
    Precio por cortar la mesa: 3,60 euros.
  2. Serrar las patas para quitar el trozo que sobresalía por el tablero, para que al volver a montarla la mesa no quedara más alta que al principio.
    Eso lo hice yo en casa con una sierra de mano y mi santa paciencia: 0 euros y me ahorré una sesión de brazos en el gimnasio ;-)

  3. Acortar la estructura 9 cm, para que concordara con la medida del tablero actual, después de haberle recortado los 4,5 cm de cada lado.
    Eso también lo hice serrando esa pieza con la sierra, así que me costó lo mismo que en el caso anterior.
  4. Pintar toda la estructura con spray negro satinado.
    Para ello usé la pintura en spray Pintyplus Evolution acrílica (con un solo bote fue suficiente y me encantó porque no mancha apenas nada alrededor): 4,50 euros


  5. Lijar el tablero. ¡¡¡¡Esto sí que es un coñazo!!!! Por el tiempo que se tarda y sobre todo por el polvo que se levanta. Pero también es verdad que el cambio merece la pena… y si no, mirad el antes y el después del color que queda:

    Yo lo hice en la terraza, con un accesorio para lijar que compré en los chinos y que se acopla al taladro para lijar de forma circular. Puede que sea un poco más lento que una lijadora… pero para la única vez en mi vida que lo voy a usar (porque a dios pongo por testigo que no vuelvo a darme esa paliza a lijar en mi p*** vida), me vale de sobra. Precio: 2,50.

 

TOTAL IMPORTE DE LA RENOVACIÓN DE LA MESA: 10,60 euros

 

Paso a paso de las sillas:

  1. Recortarles los pirulos esos espantosos que sobresalían por arriba.
    De nuevo lo hice yo con la sierra… así que otra vez me salió por el módico precio de 0 euros y una tarde con agujetas.
  2. Tapar con masilla las hendiduras laterales que tenía para dejarlas lisas y darles un aspecto más actual.
    Lo hice con masilla para manualidades, que se queda dura en unas horas al contacto con el aire: 2,50 euros

  3. Pintar la estructura con spray negro satinado.
    Lo hice con la pintura en spray Pintyplus Evolution acrílica. Esta vez necesité cinco botes, porque al tener tantos recovecos tuve que dar muchas pasadas: 4,50 x 5 = 22,50 euros

  4. Comprar cuatro tablas a medida del asiento en un centro de bricolaje: 18 euros (ya cortadas a medida).
    Después recortarles las esquinas para que encajen en la estructura (de nuevo, sierra y paciencia)

TOTAL IMPORTE DE LA RENOVACIÓN DE LAS 4 SILLAS: 43 euros

 

Y finalmente… ¡¡¡¡ESTE ES EL RESULTADO DEL CONJUNTO COMPLETO!!!!

 

Y aquí tenéis las fotos del antes y del después.

No parece el mismo conjunto de comedor, ¿eh? ^_^

Compartir:

    9 comentarios

  1. Caperucita 3 diciembre, 2018 at 00:56 Responder

    Mola mucho! Las sillas parecían de tablao flamenco! Ya me había fijado yo en otros post.
    Lo único quedarían más modernas o más estilo nórdico si las pones de dos en dos en frente en vez de una a cada lado… No se, yo lo veo mas recogido…

    • Sandra Broa
      Sandra Broa 3 diciembre, 2018 at 02:42 Responder

      Jajaja. No había pensado nunca en lo de la colocación de las sillas de dos en dos. Esa mesa la usamos a diario y para nosotras es más cómodo que estén así… aunque de haber caído antes, las hubiera puesto de la otra manera, aunque sólo fuera para la foto jajajaja

  2. Desiree 3 diciembre, 2018 at 06:43 Responder

    Yo pensé también lo de las sillas en paralelo, pero sobre todo porque así irían todas las líneas de la madera (mesa y sillas) en la misma dirección… que no eres la única con TOC! :-(

    • Sandra Broa
      Sandra Broa 4 diciembre, 2018 at 00:31 Responder

      Jajajajaja. Tienes tooooda la razón. De hecho, lo de la dirección de las rayas es el argumento que más me ha convencido, y ahora las he dejado así ;-)

      • Desiree 4 diciembre, 2018 at 16:24 Responder

        Qué sería del mundo sin los pequeños detalles? :D

  3. David 3 diciembre, 2018 at 14:35 Responder

    Como siempre, de 10!!

    No hay nada mejor que tener una mente inquieta en los Diy!!

    Yo estoy renovando la entrada, haciendo perchero de pared y banco con patas tipo hairpingleg.

    El unico “pero” … las sillas a lo mejor en un tiempo requieren tapizado por aquello de la comodidad…. pero eso ya lo iras viendo claro…

    Un abrazo!! que tenia ganas de leerte!!

  4. María 3 diciembre, 2018 at 14:55 Responder

    madre mía! está genial!! eres una artista!

  5. Yolanda 4 diciembre, 2018 at 23:28 Responder

    Genial.

  6. Feli Segura 6 diciembre, 2018 at 21:09 Responder

    Ya ví el cambio en Instagram y me gustó mucho. Parecen otras y no es que estuvieran mal, pero como que ese estilo ahora no se lleva nada. Yo tambien cambiaría algunas cosas del piso donde vivo, aunque con pequeñas cosas como poner unas fundas a los sofás, una alfombra y alguna cosa de decoración, ya luce de otra manera. Tenemos algún mueble que no me gusta nada y de la mesa y sillas mejor no te cuento, pero no las vamos a tocar.

Dejar un comentario