Tener pareja está muy bien, pero nunca hay que hacerlo esperando que intente llenar vacíos que tenemos, o suplir nuestras carencias.

Principalmente porque nadie puede rellenar un vacío que tienes tú… Porque igual que por mucho que riegues una maceta, no puede nacer nada si dentro no hay una semilla, por mucho que alguien te diga que está enamorado de ti, no va a conseguir que te quieras y te valores más a ti misma si no es algo que ya está dentro de ti.

Y cuando dentro de ti lo tienes todo, no te hace falta nadie. Una pareja es como encontrar un complemento chulo en rebajas: si te gusta mucho, te lo pruebas y si te va bien, te lo quedas. Pero si te pica o te aprieta, lo descartas… porque no LO NECESITAS.

Yo lo tengo claro, pero tengo alguna amiga que no y últimamente sufre mucho con este tema. Y precisamente para una de ellas hice hace poco este cuadro, (versionando una foto súper chuli que encontré en Pinterest buscando trucos de decoración nórdica).

Hacerlo es tan fácil como imprimir esta foto que os dejo en este enlace en papel adhesivo (podéis mandarlo hacer en cualquier reprografía).

Luego hay que recortar las letras e irlas colocando (sin pegarlas todavía) en la tabla, que tiene que medir como mínimo 23 cm de ancho y unos 60 de alto para que quede bien (la mía tiene 64 cm).

Por último, cambiaremos las letras que queramos por los cuadraditos negros (hay uno por palabra en los recortes)… y cuando estemos satisfechos con el resultado, pegaremos las letras sobre la tabla.

Y eso es todo. De esta manera tan fácil podéis tener un cuadro súper chulo, con un mensaje más chulo todavía ;-)

Compartir:

    1 comentario

  1. David B.V 14 noviembre, 2019 at 10:03 Responder

    Bravo!

    Y sí, es cierto, una pareja tiene que complementarte (que no completarte) y darte ese plus de amor y afecto.

    Me has hecho llorar, hace 3 años ya que la persona que yo más quería me dejó por que ella no sentia lo mismo, y no consigo olvidarla y pasar pagina, pero nunca he dejado que eso influyese en mi trabajo y mi parte de crecimiento personal. Pienso en que cuanto más tenga, más podré ofrecer a esa segunda oportunidad si se me da.

Dejar un comentario