Dieta mediterránea directa a tu piel

A poco que me conozcáis, sabréis que soy una firme defensora del «somos lo que comemos». Por eso sigo una alimentación muy natural (lo menos procesada posible) y de productos de calidad.

Para el cuidado de la piel y del pelo también opto por productos naturales (henna, aceite de coco, etc). Y soy muy fan de la nutricosmética (suplementos que ayudan a mejorar el estado de la piel o del pelo, como el colágeno o la vitamina C).

Por eso, cuando he conocido la marca Skin’s Restaurant he sabido inmediatamente que iba a haber un antes y un después en mi tocador.

Skin’s Restaurant es la primera marca de cosmética certificada Bio, Natural y Vegana basada en la nutricosmética de la dieta mediterránea. Hecha con productos naturales de nuestra tierra como aceite de oliva, naranja, limón, zanahoria, avena o soja. Alimentos que hacen que la dieta mediterránea sea considerada en todo el mundo como una de las más saludables, y que ahora de el salto de nuestro estómago a nuestra piel. Para que todas esas propiedades lleguen intactas.

Debido a la creciente demanda de productos cada vez más naturales, cada vez nacen más marcas de cosmética que se anuncian como naturales, veganas o eco. Pero si nos fijamos en su composición, vemos como a pesar de anunciarse como veganos suelen contener cera de abejas. O que se definen como ECO y no contienen ni un 5% de activos certificados BIO.

Si me seguís habitualmente sabréis que yo no compro JAMÁS nada de comer de lo que no haya leído la etiqueta antes (saber es poder). Y con la comida pasa lo mismo que con la cosmética: que de lo que pone en grande en la etiqueta delantera («CON STEVIA», de lo cual se deduce que está endulzado con stevia) a lo que contiene la lista de ingredientes («Azúcar: 25%, Stevia: 0,01%»), no tiene NADA que ver 🤦.

Por eso me ha encantado que uno de los valores principales de Skin’s Restaurant sea la transparencia en su formulación. Aquí no hay sorpresas. Si pone que es vegano, es vegano. Y si pone con probióticos, tiene probióticos. A mí, con esa honestidad ya me han acabado de ganar 😍.

Y es que, si son la primera marca de cosmética que ha conseguido certificarse como Natural, Bio y Vegana, es porque no es nada fácil conseguir esos sellos. Porque para que ACENE certifique un producto como natural, bio o vegano exige los siguientes requisitos:

NATURAL
Cuando TODOS los ingredientes son de origen natural y mineral
BIO
Tiene que contener un 99% de ingredientes de origen natural o productos de origen animal y un mínimo del 22% de origen ecológico certificado
VEGANO
Cuando no contenga ningún producto o subproducto de origen animal. Además, para se considerado como tal, debe ser Natural o Bio

¡Casi nada!

Un auténtico menú de lujo para la piel.

Y además, literalmente como un menú de restaurante para la piel (de ahí el nombre de la marca). Porque tienen una gama de productos que podrían pasar por las pautas de un nutricionista: Para empezar el día con un chute de energía de concentrado de frutas. A media tarde un tentempié con cereales. Y, por la noche, algo más ligero para relajar, con plantas y aceites aromáticos 😂.

A mí, desde luego, me parece todo un puntazo.

Si encima le sumas que es una marca española, fabricada en España por un laboratorio con una tradición de 3 generaciones con premios a la innovación, trayectoria e I+D; y que la energía de los procesos de fabricación es toda de energías renovables 😍, que los envases son reciclables, que tienen jabones sólidos para reducir los residuos y que (¡ATENCIÓN!), tienen la opción de productos «refill» para reducir AÚN MÁS el uso de envases y que al comprarlos te salgan más baratos… ¿Cómo no voy a querer llenar el tocador con la gama al completo? 😉

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *