Hasta hace algunas décadas, el tipo de persianas usadas en las viviendas dependía exclusivamente de la zona en la que estuviéramos ubicados. De este modo, había lugares en los que se usaban enrollables de madera, otros en los que, solamente se usaban contraventanas, e incluso en sitios con buen clima que ni siquiera se contemplaba su instalación.

Hoy en día, su elección ya no responde solamente a la funcionalidad, puesto que tienen mucho peso otros factores, como la estética y el resultado decorativo, o incluso la seguridad de nuestro domicilio.

Podemos encontrar gran variedad en centros de bricolaje, así como persianas a medida en persianasenrollables.org y otras tiendas online especializadas. Pero ¿conoces los diferentes tipos que existen en el mercado?

Persianas alicantinas

Son persianas enrollables que están pensadas para impedir el paso de la luz (y del calor) al interior de las casas, sin impedir el paso del aire.

Se componen por lamas horizontales que están ensambladas lateralmente con grapas. Un cordón recorre el cuerpo de lamas y hace que se pueda recoger sobre si misma al tensarlo.

Originariamente, se elaboraban con el sarmiento de las vides, posteriormente fueron evolucionando y los sarmientos se sustituyeron por lamas. Actualmente podemos encontrarlas de madera o de pvc.

Persianas venecianas

Están compuestas por lamas que se pueden recoger o extender verticalmente, unidas entre ellas con un sistema que permite su orientación de una forma más o menos perpendicular.

Dependiendo del ángulo que formen las lamas entre sí, se puede conseguir que apenas impidan la entrada de de luz solar, o de bloquearla casi totalmente.

Se fabrican con lamas de diferentes dimensiones, grosores y materiales (de madera, aluminio o pvc, de diferentes colores y acabados). Esto hace que haya modelos con una estética completamente diferente unos a otros, lo cual permite que se adapten a prácticamente cualquier tipo de estancia.

Persianas enrollables de aluminio y persianas de seguridad

En este caso ya no solo hablamos de las persianas como elementos cuya única función es regular la entrada de la luz en nuestra vivienda, si no como una medida más de seguridad que nos proteja frente al ataque de un posible ladrón.

Están diseñadas con materiales resistentes a golpes y forcejeos, como el aluminio extruido. Aunque, dependiendo del grado de seguridad que deseemos, podemos elegir diferentes modelos o extras, como las autoblocantes, que tienen la particularidad de que se bloquean cuando se intentan levantar desde el exterior.

Persianas de bambú, esparto y esterilla

Son las más usadas con fines decorativos, puesto que la madera aporta un toque extra de calidez a los ambientes. Eso, sumado a que se pueden encontrar persianas de esterilla o de bambú de prácticamente cualquier color, ha hecho que se utilicen como un elemento decorativo más.

Pero este tipo de persianas no están limitadas a su uso en interior, puesto que, cuidándolas convenientemente, las de madera pueden colocarse sin problema en exteriores. Las venecianas y alicantinas de madera, resistirán las agresiones del frío y la lluvia, mientras le dan a tu hogar un toque más cálido y personalizado.

Post patrocinado por persianasenrollables.org

Compartir:

Dejar un comentario