El Blackjack es un juego de cartas, concretamente uno de los más jugados en todos los casinos a nivel global. En español, también es conocido como el Veintiuno, sin embargo el nombre de Blackjack ha sido adoptado por la gran mayoría de la población mundial.

Su aparición en la península española data del siglo XV, puesto que fue Miguel de Cervantes quien lo mencionó en una de sus famosas obras.

¿Cuáles son los objetivos de este popular juego de cartas?

Pues bien, antes de comenzar el juego, cada jugador debe hacer sus apuestas, previamente al reparto de cartas incluso. Tras haber realizado todas las apuestas, es el crupier quien se encarga de repartir las cartas para cada componente del juego.

Cada jugador recibe una cantidad de dos cartas que tendrán que ser posadas sobre la mesa boca arriba. Asimismo, el crupier también tendrá dos cartas, descubriendo tan sólo una de ellas y quedando la otra boca abajo.

Para dar comienzo al juego, tendrá que empezar el jugador que está situado al lado derecho del crupier. Este tendrá varias opciones. Puede pedir una carta más. Puede dividir las dos cartas que tiene, o puede plantarse y finalizar su turno. Y esto será lo que tengan que hacer todos los jugadores.

Seguidamente, cuando todos los jugadores estén preparados, el crupier podrá enseñar su segunda carta, la que inicialmente estaba boca abajo. El que tenga 21 puntos o una puntuación más baja de 21, ganará, mientras que el que supere los 21 puntos habrá perdido directamente.

Además, si la puntuación resultante es menor de 17, existe la oportunidad de pedir una carta. Si la puntuación es de 17 puntos, el jugador deberá plantarse, ya que si solicita una nueva carta puede que la puntuación acabe superando los 21 puntos.

Por otro lado, todos los componentes del juego deben tener en cuenta que el As puede contar como 1 punto o como 11 puntos, dependiendo de la combinación que haga el jugador. En cualquier caso, debería ser la idónea para alcanzar los 21 puntos y conseguir la victoria.

El objetivo final es obtener al final del juego una puntuación de 21 puntos o estar más cerca de 21 de lo que pueda estar el crupier. En el caso de que un jugador y el crupier queden empate, el dinero de la apuesta podrá ser recuperado, haz clic aqui para encontrar toda la información relacionada con Blackjack.

¿En qué consiste la mesa de blackjack?

La mesa del blackjack está constituida por diferentes campos que también se conocen como cajas. Cada caja, contiene en su interior cierta cantidad, la cual marcará el límite de apuesta de la mesa. La primera de todas las cajas, la que será usada, es rectangular y estará colocada justo enfrente del jugador. De modo que, una vez que la caja ya tiene establecido su límite, no se puede sobrepasar. Sobre las cajas, justo encima se deben colocar las cartas, boca arriba y completamente visibles.

En el caso de que el jugador divida sus cartas, se harán dos manos o partidas. Entonces, el crupier se colocar frente a los jugadores y comienza a hacer el reparto de las cartas, yendo desde la izquierda hacia la derecha. De nuevo, será el mismo crupier quien se queda con una carta descubierta y otra cubierta. Como dato adicional, comentar que la forma de la mesa es siempre semicircular.

Finalmente, para jugar Blackjack es estrictamente necesario ser un buen conocedor de las reglas básicas, saber el valor de las cartas, las restricciones para el crupier y los seguros. Además de todo esto nunca está de más estar familiarizado con los términos que se suelen utilizar, como pedir, plantarse, separar, doblar, rendirse o pasarse.

Compartir:

Dejar un comentario