Hace ya años que los estores llegaron a nuestros hogares para quedarse, puesto que ofrecen una gran alternativa a las cortinas.

Los estores dan a las estancias un aspecto más sobrio y moderno, y son especialmente útiles en espacios en los que no podemos colocar rieles o en los que tenemos un espacio limitado (como en ventanas que tienen un mueble debajo o un escritorio, o en cualquier otro lugar en los que las tradicionales cortinas de tela ocupan demasiado espacio).

Los estores son una gran opción para limitar la entrada de luz, regulando la altura a la que los recogemos. Aunque también podemos controlar la luminosidad que dejamos pasar a través de ellos, escogiendo el más adecuado para cada estancia.

Actualmente hay una gran variedad de modelos atendiendo a la cantidad de luz que dejan pasar.

Estores opacos

El tejido con el que están confeccionados no deja que pase la luz y genera, una vez desplegado, una oscuridad total en la sala o habitación en el que se instale, deteniendo también la entrada de calor en los meses de verano.

Los estores opacos son los que más privacidad aportan, ya que impiden toda visión desde el exterior. Y también son los más adecuados si quieres oscurecer la estancia totalmente.

Existen tanto en la modalidad de tela lisa como estampados. Ya que, como el tipo de tela del que están fabricados es muy tupida, cualquier estampado queda bien sobre su superficie.

Estores translúcidos

Al contrario que los estores opacos, que impiden la entrada de la luz, los estores translúcidos nos dan cierto grado de privacidad pero sin impedir la entrada de la luz solar a nuestra vivienda, de una forma similar a las tradicionales cortinas.

Se fabrican en una gran variedad de tonos y materiales, por lo que es muy sencillo encontrar un modelo que se adapte a nuestras necesidades decorativas.

Estores Noche y Día

El estor enrollable Noche y Día tiene las ventajas de los translúcidos y los estores opacos, ya que su particularidad es que está fabricado con dos caídas de tela, una detrás de la otra, formando franjas que tienen una parte translúcida que deja pasar mucha luz y otra parte más opaca.

Esto nos permite jugar con la cantidad de luz que queremos dejar pasar, puesto que podemos colocar las bandas en “modo día” para que las láminas más opacas no impidan que pase la luz al interior de la habitación, y en la modalidad “noche” para conseguir un efecto de privacidad similar al que nos dan los estores opacos.

Estores screen

Lo que distingue a estos estores del resto es el tejido con el que están fabricados, ya que se trata de un tejido técnico de ultima generación, elaborado con filamentos de PVC o poliéster y fibra de vidrio.

Los estores screen son ideales para controlar la luminosidad que entra en la estancia, gracias a que podemos regular el grado de transparencia, que va a determinar la cantidad de luz que va a entrar desde el exterior, así como la intimidad que va a aportar a la casa.

Este grado de transparencia puede oscilar entre un 10% (en el que más luz deja pasar), hasta oscurecerse de forma similar a los estores opacos.

Estores estampados

Podemos encontrar estores estampados o impresos de cualquiera de las modalidades anteriores, ya que lo único que los diferencia de los lisos es que el material usado para su fabricación es estampado en vez de liso… aunque, por la densidad del tejido, sobre el que mejor resalta el estampado es sobre los estores opacos.

Podemos encontrar una gran variedad de diseños, que los convierten en ideales para cocina o dormitorios infantiles o juveniles, pero incluso hay tiedas online especializadas en las que podemos mandar imprimir sobre el estor un patrón personalizado, o incluso una imagen o fotografía personal.

Post patrocinado por fabricadestores.com

Compartir:

Dejar un comentario