Este fin de semana he decidido a ampliar la familia, y encaminar mi vida oficialmente ser la loca de los gatos 😂😂😂.

Y es que desde siempre, me han flipado los gatos.

A algunos igual os sorprende porque, por redes sociales, siempre me habéis visto con perros.
Pero en casa de mi madre, prácticamente toda la vida hemos tenido gatos (de hecho ahora sigue teniendo una gata).
Lo de los perros es una novedad bastante reciente que nos ha venido por parte de la familia política (el novio de mi hermana, que ya venía con perro incluido… Y la ex novia de mi hermano que también era muy perruna).

Y es verdad que los perros me parecen simpáticos… pero los gatos simplemente me parecen MÁGICOS. Me flipa la personalidad que tienen, cómo se mueven, la energía que transmiten… y siempre he tenido claro que, en algún momento, tenía que volver a meter gatos en casa, porque me parece que una casa sin gatos, nunca es del todo un HOGAR.

El otro día tuve un pálpito súper fuerte de que justo era momento de hacerlo… y ¡¡¡dicho y hecho!!!


Mi amigo @victorenriquezgago
me acompañó al día siguiente a la protectora donde encontramos una camada de preciosos hermanitos entre los que estaban estos.

Tengo que decir que el mérito de haber elegido precisamente estos dos en concreto fue de Víctor… porque parece ser que yo tengo el mismo gusto eligiendo gatos que eligiendo hombres: solo me fijaba en los más esquivos, en los que cuando me acercaba se marchaban, y en los que pasaban de mí como de la mierda 🤦🏻🤦🏻🤦🏻.

Pero está claro que Víctor sabe elegir mucho mejor que yo porque ¡¡¡no pueden ser más ricos!!!.
La gatita es bastante tímida, pero muy cariñosa una vez que coge confianza.


Y un gatito hiperactivo que no puede parar quieto un momento y que se pone a ronronear en cuanto lo tocas.

Siempre he pensado que a los gatos les pega tener nombres egipcios, y que si tuviera gata y gato les llamaría Isis y Osiris. ¡Pero es que el gato no tiene cara de Osiris! así que he tenido que buscar otros nombres molones de dioses egipcios y he decidido llamarle Apis.

Isis y Apis llevan conmigo un solo día y están perfectamente adaptados, tranquilos y felices.



Ya os iré informando por Instagram de nuestras andanzas por no ser tan pesada por aquí… aunque no puedo prometer que durante el próximo mes lo único que se vea en mi perfil sean fotos de gatos 😂😂😂.

Compartir:

Warning: count(): Parameter must be an array or an object that implements Countable in /homepages/42/d338032032/htdocs/wp-content/themes/everly-lite/single.php on line 287

    1 comentario

  1. David B.V 10 septiembre, 2020 at 10:28 Responder

    Aunque no soy de gatos…. tienen algo muy especial, son un poco místicos.

    Pero desde luego que una casa con un bicho de 4 patas, al que poder tocar, hablar … vamos interactuar minimamente (no como los peces y pajaros) pues aportan un punto muy bueno.

Dejar un comentario