Acaba de terminar el año y la mayoría estamos hablando de “echar la vista atrás”, o de “mirar hacia el futuro”… Y es que, incluso en las expresiones más cotidianas utilizamos alusiones a la vista. No en vano, el 95% de la población considera que es el sentido más valioso y que su pérdida sería la más grave.

Sin embargo, muchas veces lo damos por hecho y descuidamos nuestros ojos. Nos pasamos horas y horas delante de pantallas brillantes (televisión, ordenador, teléfono móvil, tablet), y no los protegemos adecuadamente.

Así que, aprovechando que es época de buenos propósitos y de incorporar buenos hábitos a nuestra rutina, os voy a dar una serie de consejos básicos para cuidar la vista:

 

1. Reducir el brillo de la pantalla.

Si trabajas delante de un ordenador, intenta dejar el mínimo brillo necesario para leer cualquier texto cómodamente.

Con el teléfono móvil, una buena solución para reducir el brillo dependiendo de las circunstancias suele ser activar el brillo automático, aunque depende del modelo de móvil porque ten cuidado porque suele generar más brillo del recomendable (incluso en la posición mínima). Si este es tu caso, hay numerosas apps para bajar un plus de brillo de la pantalla. Solamente tienes que buscar “Screen filter” y encontrarás diferentes opciones gratuitas para instalar.

 

2. Hacer descansos.

Cuando miramos una pantalla parpadeamos hasta un 70% menos. Esa es la principal causa de la sequedad ocular, que produce irritación, visión borrosa y fatiga ocular.

Para evitar estos problemas existe la regla del 20-20-20, que dice que cada 20 minutos deberemos desviar la vista de la pantalla a un punto que esté a unos 20 pies de distancia (6 metros), durante 20 segundos. Y hacer un descanso de varios minutos por cada hora de uso.

 

3. Las medidas importan.

Los expertos insisten mucho en la importancia de mantener la suficiente distancia entre nuestros ojos y las pantallas a las que miramos demasiado tiempo seguido, para no sufrir daños en la vista.

En el caso de los ordenadores, esa distancia son unos cincuenta centímetros y formando un ángulo de noventa grados.

Más importante aún es la distancia a la que miramos el móvil (ya que es una distancia mucho menor y por lo tanto la radiación lumínica llega mucho más cerca). Los oftalmólogos recomiendan estirar el brazo hacia adelante, y subir el antebrazo hasta formar un ángulo de 90 grados. Esa sería la distancia ideal de lectura (no quiere decir que tengamos que poner el brazo en esa posición, pero sí mantener el móvil a una distancia equivalente).

 

4- El móvil nunca a oscuras.

Uno de los hábitos más dañinos para la vista es usar el móvil a oscuras, puesto que lo que más perjudica a los ojos es el contraste de luces y los reflejos. Así que asegúrate de que la habitación siempre esté suficientemente iluminada al usar pantallas móviles o de ordenador, para prevenir la fatiga ocular.

 

5. Mantén los ojos hidratados.

Mantener los ojos hidratados es fundamental para evitar otros problemas. La solución más rápida es parpadear a menudo y mantenerte hidratad@ tú mism@ bebiendo suficiente agua al día. También se pueden usar humidificadores para evitar sequedad ambiental, que agrava el problema. Y, si aun así sufres sequedad ocular, puedes recurrir a lágrimas artificiales.

 

6. Cuida los ojos desde dentro.

La alimentación es muy importante, ya que ciertas carencias se relacionan directamente con problemas en la visión. Siempre hemos oído que comer zanahorias es bueno para la vista, y esto es porque es rica en carotenoides y vitamina A. Pero la vitamina C también es muy importante para tener una correcta visión, así como otros micronutrientes presentes en las diferentes frutas y verduras. No se trata de hincharse a comer solamente zanahorias, si no de tener un correcto aporte de verduras, para cubrir todas las necesidades de vitaminas y minerales.

 

7. Protégete del sol.

Las radiaciones solares pueden ser muy dañinas para los ojos, por lo que los expertos recomiendan protegerlos siempre (incluso en invierno) con unas gafas de sol con filtro ultravioleta. Por supuesto, deberán ser siempre unas gafas homologadas, ya que si no podrían tener el efecto contrario y resultar más nocivas que beneficiosas.

 

8. Mantén tus ojos limpios.

La higiene es fundamental para prevenir infecciones y otros problemas.

Si usas maquillaje, eyeliner o rimmel, ten mucho cuidado de no dejar ningún residuo antes de ir a dormir o de practicar deporte, para que esas sustancias no puedan entrar en el ojo.

Si usas lentillas para miopía o lentillas astigmatismo, es importantísimo mantenerlas limpias, usando líquido para limpiarlas bien antes de ponerlas y al quitarlas, así como también es fundamental mantener limpio el estuche donde se guardan (evitando que caiga sobre él cualquier resto de rimmel o maquillaje) y cambiar el líquido a diario.

También es muy importante respetar el tiempo de uso máximo de las lentillas, ya que de exceder ese tiempo, puede que el material del que están hechas se obstruya de grasa y otras sustancias (segregadas por el propio ojo), y no transpiren bien.

Otra opción para evitar estos dos últimos problemas es usar lentillas de uso diario (las hay de muchas marccas, como acuvue oasys), ya que al usar unas lentillas nuevas cada día nos aseguramos de que están siempre limpias y que el ojo respira mejor, al estrenar unas nuevas cada día.

 

9. Ejercita los ojos.

Los ojos, como cualquier otro órgano del cuerpo compuesto en parte por músculos, pueden mejorar con el entrenamiento. Algunos ejercicios sencillos que podemos hacer son:

  • Mueve los ojos en círculo, primero en una dirección y luego en otra. Un minuto es suficiente.
  • Parpadea muy lentamente abriendo y cerrando los ojos por completo unas diez veces y, a continuación, parpadea muy rápidamente 5 veces. Repite durante un minuto y después mantén los ojos cerrados durante otro minuto.
  • Coge un lápiz o un bolígrafo y estira el brazo todo lo que puedas frente a los ojos. Mira fijamente el boli mientras lo vas acercando a los ojos, todo lo que puedas sin dejar de enfocarlo. Y después haz lo mismo alejándolo de nuevo.
  • Coloca un objeto a unos 30 cm de distancia de los ojos y otro a unos 60 cm. Enfoca uno y otro alternativamente durante 10 veces (lo puedes hacer con diferentes medidas cada día, alejando los objetos más o menos entre sí).

 

10. Acude siempre a profesionales.

Muchos problemas oculares no presentan síntomas, por lo que es conveniente acudir al especialista al menos una vez al año para que realice un examen de tus ojos y del estado de tu visión.

Si ya tienes algún problema de visión y usas gafas o lentillas, es muy importante revisar tu graduación de forma periódica.

 

Imágenes sacadas de pixnio.com
Post patrocinado por www.lentillasadomicilio.com

Compartir:

    1 comentario

  1. carol 10 enero, 2019 at 22:35 Responder

    Excelente post, que bueno que hables de los cuidados de los ojos este si que es un tema muy importante.
    Que buen aporte.
    Ahora con la nueva era de la tecnología la mayoría de las personas viven pegadas de las redes y no se toma encenta el desgaste que se le realiza a los ojos.

Dejar un comentario