No sé si recordáis que hace unos meses os conté que algunos fines de semana me tocaba hacer de canguro del perrito de mi hermano, qué es un poco trasto y cuando lo sacas a pasear tira como una mala bestia.

Hice este dibujo para ilustrarlo y a mi hermano le hizo mucha gracia… y me pidió que se lo pasara ampliado para imprimirlo en una lámina.

 

Como nunca sé qué regalarle, me hice la loca y me reserve la idea para el regalo de Reyes, porque pensé que molaría más regalarle una colección entera de dibujos, en vez de solo uno… y que molaría más hacérselo en lienzo, que en un simple papel.

Como lo dejé para última hora (como siempre), cuando lo quise mandar a imprimir ninguna tienda online me lo tenía a tiempo, porque con tanta fiesta entre medias no me llegaba antes del día de Reyes… así que tuve que improvisar y pasar los dibujos al lienzo por mi misma.

 

El proceso es súper sencillo, porque de hecho nos enseñaban a hacerlo así en el colegio cuando éramos pequeños. Simplemente consiste en:

  1. hacer el dibujo del tamaño del lienzo (por la parte de detrás)
  2. Colocarlo detrás del lienzo dado la vuelta
  3. Poner el lienzo encima de una lámpara encendida, para que se transparente
  4. Repasar las líneas con un lápiz para pasar el dibujo al lienzo
  5. Una vez que tenemos el dibujo en lápiz, repasarlo con rotulador permanente, con un pincel fino y pintura acrílica, o con lo que prefiramos

 

¡¡¡Y listo!!! Ya tenemos nuestro dibujo pasado al lienzo, de una manera súper sencilla y ¡¡¡más barata imposible!!!

 

Compartir:

    1 comentario

  1. venta de granito para cocina 14 junio, 2019 at 20:21 Responder

    Buena idea, que también se puede hacer con niños para que pongan los dibujos que ellos quieran

Dejar un comentario