Bajar el techo ¡súper fácil!

Si alguna vez has pensado en bajar el techo del pasillo, pero lo has descartado porque te ha parecido demasiado caro o no querías meterte en obras, ¡tengo la solución que estabas buscando!

Una manera de bajar el techo sin obras, sin usar escayola ni materiales caros y complicados de manejar. ¡Es tan sencillo que lo puedes hacer utilizando solo herramientas para hacer manualidades!

¿Cómo puede ser esto? Porque haremos el proceso con materiales muy ligeros y al revés de cómo se ha hecho siempre: en vez de bajar el techo y embellecer con la moldura alrededor de las paredes, colocaremos la moldura alrededor de la pared y posaremos el techo sobre ella.

Yo lo he hecho en mi pasillo, porque tenía muchas vigas y me daba mucha sensación de suciedad visual, al ver tantas esquinas y tantas sombras.

Pero vivo en un piso de alquiler, por lo que no quería invertir mucho dinero en ello. Hasta que se me ocurrió esta forma para hacer un falso techo sin pladur, ni materiales de obra, costosos y difíciles de manejar.

¿No tienes mucha fe? No te preocupes. Te cuento detalladamente el paso a paso con los materiales que he utilizado y, si te queda alguna duda, al final tienes el vídeo completo de cómo bajar el techo sin obra.

PASO 1 – COLOCAR LAS MOLDURAS

Utilizaremos molduras de poliestireno, ya que son ligeras, fléxibles y las podemos cortar fácilmente con una sierra o con un cutter. Y se pueden encontrar en cualquier centro de bricolaje.

Las iremos pegando a la pared con una pistola de silicona caliente (siendo generosos, para que no se despeguen al colocar después encima las placas que harán las veces de techo).

Para hacer los cortes de las esquinas necesitaremos una ingletadora, que también podemos encontrar en cualquier centro de bricolaje por un módico precio.

Para marcar la altura a la que queremos colocar las molduras, lo más sencillo es usar un nivel láser.

Una vez que tengamos colocadas todas las molduras, las pintaremos para que no se vea que son de corcho (porque el efecto sería muy chapucero).

Es imprescindible que usemos una pintura de alta cubrición para que agarre bien sobre el poliestireno.

Yo además la compro siempre antigoteo (porque no hay cosa que más asco me dé, que pasar la brocha o el rodillo y que salgan mil gotitas disparadas, y lo ponga todo perdido).

Yo compro esta, que además de todo lo anterior que he dicho es ecológica, para no cargarnos el agua y la vida marina más de lo que ya está. 😉

Las pinturas de alta cubrición son un poco más caras que las normales pero os aseguro que se amortizan, con creces:

  • En la propia pintura: solo tienes que dar una capa, mientras que de las normales tienes que dar tres o cuatro para cubrir lo mismo
  • En limpieza: no hay que poner plásticos ni cartones para que no se salpique todo, porque NO SALPICA
  • Y en tiempo: el que ahorras al no tener que prepararlo todo para no manchar y no tener que dar tantas capas

PASO 2 – COLOCAR EL TECHO

El techo lo haremos con planchas de poliestireno extruído. ¡Ojo! Extruído, no expandido. El expandido es el corcho blanco que al cortarlo se hace bolitas. Ese no sirve porque los cortes no quedan limpios (se deshace en bolitas de corcho) y es demasiado endeble y se combaría en medio.

Tendremos que medir el ancho del pasillo a la altura en la que hemos puesto las molduras, quitarle un par de centímetros (para tener holgura y poder colocar bien las planchas) y después cortar con un cutter todas las planchas a esa medida.

Una vez cortadas, las pintaremos con un rodillo y la pintura de alta cubrición.

Cuando ya estén secas, habrá que ir colocando las planchas sobre las molduras, haciendo que la parte machihembrada que tienen, encaje bien entre sí.

Si tenemos lámparas en el techo, la manera más sencilla que se me ha ocurrido a mí para salvarlas, ha sido haciendo un agujerito en una placa para que pase el cable (yo lo he hecho en la junta entre dos placas) y poniendo un tope en el cable (una pinza para la ropa puede servir) y dejándola del lado superior de las placas para que se sujete sobre ellas (queda un poco raro explicado por escrito 😅 pero creo en el vídeo se el paso a paso muy claramente).

Cuando ya las tengamos todas colocadas, en caso de que la juntas entre placas no haya quedado perfecta (no quedan nunca), podemos dar un poco de masilla tapajuntas o yeso para cubrir la separación. Una vez seco, si pasamos el rodillo de nuevo, debería quedar prácticamente invisible. 😉

Si, después de leer todas las explicaciones, te queda alguna duda, aquí tienes el vídeo con todo el proceso. 😊

Un comentario en «Bajar el techo ¡súper fácil!»

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *