Ya sabéis que soy súper fan de la henna para el pelo y me la doy periódicamente, porque me parece que es el mejor producto que se puede usar para tenerlo fuerte, sano, limpio, brillante… y otras muchas cosas que ya os conté en el post “Teñirse con henna III – Beneficios y cobertura de canas“.

henna-brillo-pelo

 

Hoy me he teñido con henna y he decidido escribir este post porque últimamente cada vez que publico algo sobre la henna, me llegan muchos comentarios de chicas diciendo que cuidado al comprar la henna porque lleva compuestos químicos añadidos para cambiarle el color, que hacen que sea cancerígena.

henna-colores

 

La primera vez que lo leí, no le di ninguna importancia porque yo compro la henna siempre en la herboristería y estaba convencida que el 100% de los componentes son hierbas naturales, sin químicos añadidos. Así que estaba segura de que era la típica alerta extremista lanzada por el sector de los tintes artificiales (eso de la mala fama a a la competencia se hace mucho), del tipo: “no úseis henna que se acaba de descubrir que puede ser cancerígena. Mejor vamos a darnos bien de amoniaco y productos químicos peores en la cabeza que son más cancerígenos, pero de los cuales últimamente no han hecho estudios al respecto”.

Pero cada vez lo leo más a menudo, así que me ha terminado despertando la curiosidad y he investigado sobre ello. Y no es exactamente lo que yo decía… pero casi casi.

 

La henna natural tiene un color cobrizo y no es cancerígena. Nada cancerígena. Vamos, que es una planta tan inocua como el laurel o el tomillo.

Esta es la etiqueta de los ingredientes de la henna que compro yo (de la marca Radhe Shyam, que es la única marca de henna que he encontrado yo en las herboristerías):

henna-para-el-cabello

Ingredientes: Lawsonia Inermis. Vamos, la planta de la henna.

 

Para conseguir otras gamas de colores, tienen que añadirles otros compuestos. Pero al menos, de la marca que compro yo (que como veis en la etiqueta pone “ECO”), son siempre productos naturales. Por ejemplo, en el caso del color “castaño oscuro”, la etiqueta es la siguiente:

henna-ingredientes

Ingredientes: Indigofera Tinctoria (una planta de la que se extrae el pigmento índigo) y de nuevo Lawsonia Inermis (henna)

 

El problema parece ser que es principalmente en el color negro, ya que para conseguir un color negro más duradero ALGUNAS HENNAS NEGRAS llevan un compuesto añadido que se llama parafenilendiamina (PPD), y que sí que es cancerígeno, y dependiendo de la cantidad utilizada puede ser muy peligroso.

Es verdad que esta sustancia es la principal culpable de las reacciones alérgicas a los tintes de pelo. Pero también es verdad que se utiliza en muchos otros productos, como por ejemplo: otros tintes de pelo comerciales que NO son a base de henna, rimmel, sombras de ojos, tintes de ropa, etc.

Y como siempre, la culpa es del ansia que tenemos en nuestra sociedad actual. Es verdad que la henna tiñe (el pelo, los tatuajes, etc.), pero no tiñe de negro-negro, ni tiñe en 5 minutos. Pero como la gente cada vez quiere las cosas en menos tiempo y con un resultado más exagerado, pues la solución es añadir mierdas químicas para que tengan un efecto más potente. Sea al precio que sea.

 

Aún así, hay que decir que no todas las hennas negras tienen ese color porque lleven ese compuesto del demonio. Insisto en que las hennas naturales llevan otro tipo de hierbas o de compuestos naturales para conseguir esa pigmentación, tal como en el caso del color castaño oscuro que os he enseñado antes.

Concretamente la misma marca de la que os hablaba antes, utiliza estos ingredientes para la henna negra:

henna-cancerigena-pelo

Como veis son todo plantas, excepto el sulfato ferroso, que hasta donde he podido ver se utiliza hasta ingerido para tratar la anemia… o sea que tóxico, lo que viene siendo tóxico, tampoco parece que sea.

(Esta última caja no pone “ECO” y tiene un diseño un poco más diferente porque la tengo en casa desde hace como 5 años y tiene un diseño más viejo. Las nuevas también ponen “ECO”, pero no me ha dado la gana comprar una solo para hacer la foto, jajajaja. Pero lo podéis comprobar muy fácil acercándoos a cualquier herboristería a preguntar por ella).

 

Así que si queréis probar la henna para conseguir un pelazo, para huir de los tintes químicos, para libraros de los piojos… o para lo que os de la gana, lo podéis hacer sin ningún problema. Lo único que tenéis que hacer es buscar un poco (o no, porque ya os digo que yo en España nunca he encontrado otra henna diferente a esta) y aseguráos de que estáis comprando henna natural.

 

Y hasta aquí mi estudio sobre la henna y la inmerecida fama que está cogiendo últimamente de ser peligrosa para la salud, jajajaja.

Nota: Este post NO es un post patrocinado, Radhe Shyam jamás me ha pagado un duro por promocionar su henna, y ni siquiera me han regalado nunca un caja. Pero es un producto que me parece LA HOSTIA y no me cansaré de recomendarlo una y mil veces, porque es al que le debo tener un pelazo a prueba de torturas varias de peluquería y peluqueros ☺️☺️☺️

henna-para-el-pelo

 

Otros posts sobre la henna, que podéis encontrar en mi blog: