Una de dos: o yo tengo unos gustos muuucho más definidos de lo que pensaba, o hay algún ser superior que domina los designios del universo que se lo está pasando bomba pitorreándose de mí… porque esto ya no me parece ni medio normal.

El jueves por la noche era Halloween y Enma y yo estrenábamos los disfraces de princesas sangrientas que llevamos preparando varias semanas.
Salimos de casa un poco tarde, porque antes nos estuvimos haciendo el pertinente reportaje fotográfico.

halloween-blancanieves-sangrienta

 

halloween-disfraz-blancanieves-sangrienta

tira_fotosJajajaja. Me encantan las cabezas decapitadas de los enanitos!! …

Enma se empeñó en hacer una foto en la que saliéramos con caras de malas malísimas.
A ella le sale genial la cara de mala… pero lo mío lo tuvimos que dar por caso perdido.
Después de un cuarto de hora y de más de 50 descartes de fotos… Enma llegó a la conclusión de que solo soy capaz de poner cara de mala hostia cuando tengo hambre, frío, o estoy mordiendo algo, jajaja.

El principio de la noche fué bastante tranquilo.
Estuvimos tomando unas cervezas con unos amigos de Enma, así que yo me abstuve de “cazar” ningún príncipe mientras estuvieran ellos. Primero: porque Enma me había dicho que eran bastante “tradicionales” (por no decir “mojigatos”) y no quería escandalizarlos. Y segundo: porque el único tío que había en el bar que me gustaba era un barbudo con rastas… y no me pareció que diera bien el perfil para el personaje.

Cuando los amigos de Enma se marcharon, nos fuimos a uno de los bares a los que solemos ir casi todos los fines de semana.
Acabábamos de pedir (todavía no me había dado tiempo a escoger ninguna “víctima”) cuando se nos acercó el dueño, con otro chico al que no conocíamos:

  • Hola chicas!!
    Que disfraces más chulos!!!
  • Gracias!!
  • Una pregunta… ¿qué tienen que ver estos disfraces con Halloween?
  • Pues esto…
    (y les enseñó la cabeza del príncipe y la cesta con los enanitos)
  • Ahhh, jajajjaa.
    Ya me parecía a mí que “Caperucita Roja” no era un cuento de mucho miedo…
  • O_o
    Cómo que Caperucita Roja??
  • JAJAJAJJAJAJA
  • A quién estás viendo tú con una capa roja???
  • Entonces de qué vas?
    Ahhh, claro!!! De cenicienta!!
  • De cenicienta voy yo!!
  • Y entonces tú quién eres???
  • Pues Pinocho, no lo ves?? PRFFFFFFFFF!!!!
  • JAJAJAJJAJAAJJAAJAJA
  • Prffffff
  • Jajajajaja. Tú a este no le hagas caso… que no ha visto un cuento en su vida!!
    Di que está muy chulo es disfraz de Blancanieves asesina… Y los enanitos molan muchísimo!!! Dan hasta penica, los pobres ahí degollados…
    A esta ronda estáis invitadas, por haber venido disfrazadas y por tener un disfraz tan chulo…
  • Pues gracias!!
  • De nada… Caperucita!!
  • Prffffffff!!!!
  • Jajajajjajaja

Y de repente… LO ví.
Estaba apoyado en la barra.
Un chico monísimo, moreno, afeitadito y con una sonrisa preciosa que no se le quitaba de la cara en todo el rato.

  • Enma!!! Mi príncipe!!
    Lo encontré!!!!!
  • ¿Quién?
  • Ese!!
    El chico morenito que está en la barra!!
  • Sandra, por favor… dime que no es el de la camiseta azul…
  • Síiiiiiii, ese ese!!!
    ¿Por qué??? ¿Que le pasa???
  • Que no creo que tenga ni 20 años!!!!
  • Halaaaaaaaaaa!!! La otra!!
    No seas exagerada!!! Tiene más de 25 fijo!!!
    Pero fijo-fijo!!!
  • Bueno… hummm….. ahora que lo miro bien… puede ser…
    Es que según lo he visto de perfil… tiene una cara de crío…
  • Que sí joder… Que no es tan pequeño…
    ¿Cómo no va a tener ni 20 años???? No digas bobadas!!

Como las dos estábamos mirando para él fijamente (Enma intentando dilucidar la posible edad que tenía, y yo intentando mandarle señales telepáticas para que me hiciera caso), se debió dar cuenta y miró hacia nosotras… Así que yo aproveché, para hacerle un gesto con la mano para que se acercara.
Después de mirar para atrás y preguntarme dos veces por gestos si lo estaba llamando a él… por fin se acercó:

  • Ehmmm… hola…
  • ¡¡Hola, guapo!!
  • Me estabas llamando… a mí?
  • Ahhh… y qué… qué quieres?
  • Pues verás… Como puedes observar me he disfrazado de Blancanieves… y quería hacerme la típica foto de Blancanieves. Ya sabes… cuando está dormida en la urna y el príncipe la despierta con un beso…
    Y te he visto en la barra… y me he dicho “Anda!! mira que chico más mono para ser mi príncipe azul!!”  Y… pues eso…
  • O_o
    Te estás quedando conmigo??
  • Nop
  • (Mirando a Enma con los ojos como platos)
    Está de coña, no??
  • No hijo, no
    Te lo está diciendo totalmente en serio…
  • Pero vamos a ver…
    Me estás diciendo que quieres que te de un beso… para hacer una foto???
    En serio????
  • Sí, claro
    Joder… ¿Qué pasa? Yo no lo veo tan raro…
  • Pero… y cómo piensas hacer la foto??
    Si aquí no tienes donde tumbarte ni nada… y además…
  • ¿CÓMO QUE NO??? Mira, aquí en este banco lleno de abrigos!!! Los pongo encima de la mesa…  y me tumbo así… y ya está…
    Ves????

Mientras se lo dije, lo hice.  Así que cuando el pobre chico se quiso dar cuenta yo ya estaba tumbada encima del banco, con los brazos cruzados sobre el pecho, los ojos cerrados y poniendo morritos…
Y Enma estaba meándose de risa con la cámara ya preparada, y esperando para hacer la foto.

  • O_O
    Pe-pe-pero…
    Bueno… venga… prfffff!!
    (y me dió un beso)
  • Uy… espera… hay que hacer otra… que esta ha salido movida!!
  • Prfff.
    Vale… pues le doy otro…
  • Uy, esta tampoco, que sales muy lejos…
    Otra!!
  • Vamos!! Rápido!! Que está mirando todo el mundo!!
  • Otra que ha salido mal…
    Joder, es que con el retardo de la cámara… cuando quiero tirar la foto ya te has separado.
    Tú quédate quieto dándole un beso… y cuando salga la foto ya te aviso yo de que te puedes quitar…
  • No no no… de eso nada…
    Tú dime cuando la vas a tirar y ya me acerco yo!!
  • Jajjajajajajajaja
    (Que ricoooo!! La verdad es que era muy majo, y cuanto más hablaba con nosotras, más mono me parecía)
  • Madre que vergüenza!!
  • Jajajjajaa
  • Joder Sandra… pero quieres ponerte seria… que en esta has salido riéndote??
  • Pero cómo voy a dejar de reirme?? Jajajjajajaajaja
    Es que tú no ves la cara que pone este cuando se me acerca… jajajjajjaja
  • Pues cierra los ojos, coño!! Y así no se la ves tú tampoco!!
  • Jajjaaja

principe_making_off

Al final, conseguimos hacer una decente… y el chico ya respiró aliviado…

  • principe_nebulosaBueno, y a todo esto… cómo te llamas?
  • Sandra!
  • Yo David… encantado…
  • No me vas a dar dos besos?
  • Sí, claro, jajajajja..
    Total… ya hay confianza
  • Oye… y tú cuantos años tienes???
  • Pues… veintiocho… por qué??
  • Jajajjajajajaa
    (Y me miró de reojo riéndose… porque son los años que tiene Diego, que tiene Javi… y que tienen la mitad de los tíos con los que me lío últimamente)
  • No… por nada… cosas nuestras…
  • ¿¿????

Como el chico me estaba pareciendo un encanto… aparte de ser una monada… decidí que tenía que hacer alguna “gestión”:

  • Oye… quieres que te etiquete en la foto cuando la suba mañana a facebook?
  • Sí claro…
    Pídeme amistad tú, que yo me he quedado sin batería…
  • Cómo te busco??
  • Espera… déjame el móvil que tardamos menos…
    A ver… aquí estoy…
    Petición envíada!!

    Mañana cuando me levante, te acepto
  • Vale!!
  • Por cierto… molan mucho los enanitos…  De dónde los has sacado??
  • Los he hecho yo…
  • En serio??
  • Sip
  • Y cómo eres capaz de hacer eso??
  • Pues… porque soy muuuuuy hábil con las manos… (guiño guiño)
  • O_O
    Có-có-cómo???
  • Pues eso.
    Es un dato que dejo ahí. En el aire. Por si te interesa… (guiño guiño)
  • O_O

No le había dado tiempo a reaccionar, cuando vino un amigo y lo sacó fuera a fumar. Al volver a entrar, nosotras ya estábamos poniéndonos los abrigos para irnos a casa.

  • ¿Os marcháis ya???
  • Sí, estamos cansadas…
  • Por qué no os venís con nosotros???
    Nos vamos a marchar ahora a la discoteca esa de dos calles más abajo…
  • Prffff. A esa??? Pero si está llena de pijos!!
    (Y me miró de reojo)
    Pero bueno… si tú quieres… vamos…
    Ains!!
  • Te juro por Snoopy que no tengo ninguna intención de ir…
  • Jajaja. Pues menos mal!!! Porque no me apetecía ir una mierda…
    Si todavía fuera al garito ese que está en más abajo y que también está abierto hasta tarde…
  • Que no, que no… que yo también estoy cansada… y quiero sentarme, que me duele la rodilla…
  • En esa discoteca hay taburetes altos y conocemos al camarero…
    Yo te consigo uno!!!
  • Jjajajajajaja. Gracias pero no…
    Nosotras nos vamos para casa. Tú… vete donde quieras…
  • Prfffffff!!! Es que hoy he salido con unos compañeros del equipo… y para un día que salimos… no los puedo dejar tirados…
    Venga… anda… vente aunque solo sea un rato… y luego ya vemos lo que hacemos…
  • Que no!! Que a estas alturas de la vida no estoy yo ya para ir de garito en garito detrás de nadie…
    Ni siquiera… detrás de un príncipe monísimo (guiño guiño)
    Yo me piro a casa… a la cama… y tan a gusto!!
  • Bueno… pues otro día entonces…
    Espera… que te ayudo a coger la bufanda y la cesta… que si no no te vas a apañar con todo…
  • No hace falta… puedo sola.
    Ya te he dicho que soy hábil con las manos, pero veo que no te ha interesado mucho… porque no has retenido el dato…
  • Sí sí sí…
    Lo de las manos…
    (Y mientras lo dijo… hizo un gesto con la mano como si se estuviera haciendo una paja)
    Sí que me acuerdo!!
  • O_O
    JAJAJAJJAJAJAJAJAJA
    Oyeeeeee, que yo no he hecho ese gesto con la mano!!! JAJAJJAJAJAJAJAJ
    Eso lo has añadido tú solito!!!! Jajajajjajajjaaj
  • ¿Qué gesto?????
    Ay madre… ¿¿He movido la mano mientras lo decía???
  • Jajajajjajaa, ya lo creo que la has movido…
  • Y haciendo una trayectoria bastante amplia… que me ha resultado muy interesante… jajajjajaja
  • (rojo como un tomate)
    Perdón perdón… Me ha traicionado el subconsciente…
  • JAJAJAJAJJAJAJAAJ

Nos despedimos de él y nos fuimos para casa.
Cuando me levanté el viernes, Enma ya se había ido al pueblo (tenía que ir a misas y cosas de cementerios, de esas que se hacen en los pueblos)… y me extrañó que al encender el móvil tuviera whasapps de ella… porque habíendose ido al pueblo hacía una hora, me parecía raro que tuviera noticias que contarme:

  • Buenos días caperucita
    Que sepas que David ya ha aceptado tu solicitud de amistad
    Me encantaría ver la cara que vas a poner cuando veas su foto de portada
    Jajajajajjajajaa

O_O
Qué cojones pasará?? Voy a meterme en facebook ahora mismo!!!

Foto de portada de David: él posando con el resto de jugadores de su equipo.
Equipo que yo había dado por hecho que sería de fútbol… pero no.
Era un equipo de rugby.
Concretamente… del mismo que eran aficionados Pili, Oliver y toda la panda.
O sea, del equipo al que íbamos a los terceros tiempos el invierno pasado.
O_o

Esto si que da miedo, y no un puñado de niños disfrazados de fantasmas!!
Porque digo yo… ¿¿no se supone que el rugby es un deporte minoritario?? ¿¿¿Cuántos tíos puede haber que jueguen al rugby en esta puta ciudad????
Y lo que es peor… ¿¿¿qué probabilidades hay de que estando en un bar, lleno de gente… justo vaya a fijarme en el tío que juega precisamente a ese deporte???? Y que sea encima del equipo que ya conocemos???

Lo dicho… alguien por ahí arriba se tiene que estar descojonando a mi costa… pero bien!!

 

Este post es la última parte sobre “Cómo hacer cabezas disfraces de princesas sangrientas”.
Puedes ver la secuencia completa:

También te puede interesar:

Compartir:

  1. RuthCrx 4 noviembre, 2013 at 00:12 Responder

    Reina, ¿no se llama David? Te ha traicionado la tecla y le has llamado Diego (donde la portada de Facebook) :P
    Ya me dirás donde vives que en mi ciudad no hay tantos tíos monos como en la tuya

    • Sandra Broa
      Sandra Broa 4 noviembre, 2013 at 00:16 Responder

      Me lo acaba de decir otra chica por facebook…
      Sí, me ha traicionado el subconsciente :-(

  2. Falbala 4 noviembre, 2013 at 11:58 Responder

    Igual estaba cachas de jugar al rugby y por eso incosncientemente te fijaste más en él jaja!
    pero sí, vaya coincidencia! :S

    • Sandra Broa
      Sandra Broa 4 noviembre, 2013 at 12:01 Responder

      Pues así de primeras no me pareció muy cachas. Está bien, pero vamos… normal. No que se le marquen los músculos ni nada de eso.
      Lo que más me llamó la atención de él fué la sonrisa que tenía… me pareció tan alegre!!!

Dejar un comentario