Muchas chicas, cuando ven cuanto me brilla el pelo, me preguntan qué hago para cuidarlo.

Desde hace mucho tiempo, tengo claro que lo fundamental para tener un pelo bonito, es escoger con mucho cuidado los productos que le aplicamos.

 

Yo por ejemplo nunca utilizo productos con siliconas no-solubles, porque, aunque es verdad que, cuando se aplican las primeras veces. dan una sensación de brillo y de suavidad instantánea, la silicona impermeabiliza el pelo… por lo que a medio plazo provoca la deshidratación del pelo, y a largo plazo que lo tengamos completamente estropajoso, quebradizo, encrespado y sin ningún brillo.

Eso a su vez, hace que, al vernos el pelo tan mal, para mejorarlo intentemos aplicar productos que lo dejen más sedoso y brillante… como otros productos con siliconas, y entremos en una espiral eterna de pelo-dañado / productos-milagro.

 

Por eso, os comentaba el otro día en un vídeo que no podemos fiarnos a ojos cerrados de los productos que se anuncian como innovadores, porque, en muchos casos, solo son estrategias publicitarias y esos productos realmente no suponen ninguna mejora (sobretodo los productos hidratantes, en los que yo creo que ya está todo inventado)… Pero hay otros casos en las que los avances tecnológicos realmente sí que nos puede ayudar bastante, como por ejemplo las planchas de pelo.

 

Y es que, precisamente las planchas de pelo son uno de los productos que han sufrido muchísimos cambios en los últimos años. Yo recuerdo que las primeras planchas que tuvimos mi hermana y yo hace 20 años, eran dos placas metálicas, que se calentaban casi hasta el rojo vivo… y que en realidad, eran prácticamente lo mismo que pasarte la plancha de la ropa directamente por el pelo, jajajaja… con las consecuencias desastrosas que eso podía acarrear si las usabas demasiado..

 

Ahora se ha dado completamente la vuelta a la tortilla, porque las planchas de última generación son de materiales mucho menos agresivos con el pelo (como la cerámica o la turmalina, que evitan el shock térmico, la deshidratación del pelo y el frizz), tienen regulador de temperatura, iones para dar más brillo al pelo y evitar el encrespado y la electricidad estática, bordes redondeados para evitar quebrar el pelo… hasta el punto de que yo he comprobado que tengo el pelo mucho más sano pasándole las planchas todos los días, que usando otras alternativas para peinarlo, como usar espumas y fijadores.

 

Yo tengo el pelo liso, por lo que ya os he comentado más veces que no necesito gastar demasiado tiempo peinándome… pero sí me paso las planchas muchos días, aunque sea una pasadita rápida: en primer lugar para darle forma a esas zonas en las que el pelo es más rebelde, y en segundo lugar, porque al pasar la plancha el pelo queda mucho más brillante, menos electrizado, se encrespa menos… Bueno, y otras veces para hacerme ondas y darle volumen, porque si no me aburro de verme siempre igual, jajaja.

 

Para las que también tengáis el pelo liso, tengáis poco, o lo tengáis muy fino… que sepáis que entre las innovaciones tecnológicas que van incluyendo las planchas de pelo, ahora incluso hay marcas que han sacado modelos específicos para dar volumen, como las planchas de pelo FHI Premier Stylus (que, por si no la conocéis es la marca Nº1 en USA), que tienen un modelo con placas de cerámica y turmalina negra redondeadas en forma de U para aumentar considerablemente el volumen del peinado, con unos resultados bastante notables.

Por último, otro gran avance de las planchas de última generación, es la facilidad de peinado. Con unas planchas de peor calidad, es fácil que queden picos horizontales, a modo de escaleras, porque las planchas se traban al deslizarlas. Yo recuerdo salir de casa con el pelo lleno de “mordidas” porque al enroscar el pelo y tratar de deslizar las planchas para hacer bucles, iba a golpes… y una vez que se hacía una raya ya no habí manera de quitarla, jajaja.

Ahora, gracias a las formas redondeadas de las planchas profesionales y a una mejor manejabilidad, las posibilidades de peinado son prácticamente infinitas: desde un liso impecable, a ondas amplias, rizos, tirabuzones… Cosa que es muy de agradecer para las que no somos expertas peluqueras y no queremos perder demasiado tiempo para tener un buen resultado ;-)

 

Post patrocinado por FHI Stylus Premier

Compartir:

  1. TerrorBird 26 febrero, 2018 at 18:36 Responder

    Últimamente solo subes post patrocinados. Un Seguidor menos.

    • Sandra Broa
      Sandra Broa 26 febrero, 2018 at 18:47 Responder

      De veinte posts, dos, ¿quieres decir?
      Es verdad, qué exageración.

  2. Alexandra 26 febrero, 2018 at 19:20 Responder

    Joder, ya estamos con el típico q se queja de la publi, por uno que metes cada X tiempo… Se nota que tampoco te deben de leer mucho sino son capaces de entender lo q tú dices siempre, q es tu puto blog y q haces lo q te da la gana, q pa una publi q metes de vez en cuando, cuando tu blog es GRATIS. En cambio seguro q se tragan con patatas los anuncios que salen en el periódico o los 7 minutacos de a3, por ejemplo, y ahí a ver quién se queja. ¡Ni dios! Y si no te gusta, NO LEAS ESE POST.
    Si a mí me dan rabia no me imagino a ti, jaja. Ni caso Sandra, q a los q te leemos siempre nos parece perfecto. Y por cierto, si cada vez que uno se queja de la publi te diera un euro…igual no hacía falta publi, jajaja.

    • Sandra Broa
      Sandra Broa 27 febrero, 2018 at 00:01 Responder

      Jajajajaja. A mí ya me resbala. Si me estuvieran pagando ellos el alquiler, los tendría en cuenta… Pero como tú dices, precisamente da la casualidad de que los que más se quejan son los que menos me leen. Así que…

  3. Feli Segura 26 febrero, 2018 at 21:12 Responder

    Hala! ya he visto el primer comentario quejándose de tu post..En fin, en otros blogs todos los post son patrocinados y no se quejan. Pues lo de los champús sin siliconas yo hace años que empecé a usarlos y un champú que he utilizado mucho tiempo ha sido uno de la marca Naturaleza y Vida. Lo que al cerrar el Eroski en Zamora me quedé sin poder comprarlo más y he estado usando uno de Elvive de 3 arcillas (que tambien pone que es sin siliconas) y lo he repuesto varias veces. Pero el otro día, entre en una perfumería que lleva pocos meses abierta y tenían el otro que usaba, asique me cogí dos.

    Yo tengo la plancha Ghd y hace como un año o así me corté mucho el pelo, el corte que por delante es más largo y yo que no usaba nunca la plancha (salvo para 4 ocasiones) no me quedó otra que usarla siempre para ir decente ya que no me podía hacer coleta. Ahora me estoy dejando crecer el pelo y ya me he acostumbrado a la plancha tanto que aunque a veces me haga coleta, me lo aliso siempre. Y el pelo no lo tengo estropeado por usarlas. Ahora hay muchas planchas que dejan el pelo perfecto, aunque hasta que las mías no se estropeen no creo que compre otras. Besos

    • Sandra Broa
      Sandra Broa 26 febrero, 2018 at 23:59 Responder

      A mí también me jodieron un poco la vida cuando cerraron el Eroski, porque yo compraba muchas cosas allí.
      GHD son las planchas que tiene mi hermana, se peina con ellas todos los días (ella más que yo porque a mí como lo tengo liso me vale con una pasada rápida, pero ella se la tiene que pasar bastante más) y también mantiene que se le estropea mucho menos con las planchas que con casi cualquier otra cosa.
      Para mí está claro que tienen una mala fama inmerecida… por las primeras que salieron, que sí que es verdad que achicharraban el pelo. Pero las de ahora ¡¡¡nada que ver!!!

  4. paola 27 febrero, 2018 at 00:12 Responder

    A caray pues voy a checar lo del shampoo sin silicon. La verdad los compro sin ver los ingredientes.
    Las ondas te las haces con la plancha para alaciar???? Como??? Sólo lo intente una vez y no me salieron

  5. Shandrixuli 2 marzo, 2018 at 13:50 Responder

    Yo tengo una cuenta pendiente con la plancha, nunca he conseguido que me salgan bien las ondas, y mira que lo he intentado, pero acabo desesperandome, con los brazos cansados, medio sudando…en fin que se me da fatal fatal, y lo he intentado con diferentes tipos de planchas.

Dejar un comentario