Hoy a mediodía me ha llamado Espeso:

  • Bloguera, ¿qué tal el fin de semana? Triunfarías un montón porque ya he visto tu vídeo dándolo todo con los bailarines… y la verdad es que no podías estar más total, jajaja.

  • Prfffff. Fue una puta mierda de noche… ¡¡Con decirte que a las 11 estábamos ya en casa!!
  • O_o ¿¿¿Pero qué me estás contando??? ¿¿¿Y eso???
  • Porque no había nadie…
  • ¿Disfrazados dices?
  • No no. Disfrazado ni cristo. En toda la noche solo dos chicas vestidas de hippies sesenteras.
  • ¿¿¿En serio??? Me estás vacilando…
  • No no, te lo juro. A ver, esto es Valladolid… ya contábamos con que la gente aquí no se disfraza apenas porque no hay mucha tradición. Pero, independientemente de eso, es que no había gente en general. Estaban todos los bares vacíos. Incluso los que otros sábados suelen estar llenos. De hecho yo el vídeo lo grabé en “La Española”, que fue a uno de los primeros bares a los que entramos, y estábamos solas.
  • ¿Estábais solas en la planta de abajo?
  • No no. ¡¡¡Estábamos solas en todo el bar!!! Solo estaba la camarera.
  • O_o ¿¿¿No había nadie en ninguna de las TRES plantas???
  • Nadie. Te lo juro que parecía el comienzo de un apocalipsis zombie.
  • Joder. Me estás dejando flipado. En el vídeo parecía que os lo estabais pasando guay.
  • Bueno… y nos lo estabamos pasando bien haciendo el tonto nosotras solas. Pero el ambiente era lamentable. Con decirte que estuvimos a punto de coger el coche e ir a La Bañeza…
  • Ufffff, ¡¡¡allí los carnavales sí que son la hostia!!!
  • Sí. Nosotras fuimos un año y alucinamos porque son los carnavales más espectaculares que habíamos visto en la vida. Todo el mundo disfrazado y con unos disfraces curradísimos y súper originales…
  • Bueno, ¿tú también estuviste en Las Palmas, ¿no? Ese también tiene que ser la hostia…
  • Pues… no sé qué decirte… a lo mejor es porque yo llevaba unas expectativas muy altas porque en la tele sacan un rato del desfile y tenía el concepto equivocado de que es así todo el rato… pero a mí me decepcionaron un poco…  porque yo pensaba que iba a ir todo el mundo disfrazado por la calle y que cada poco pasarían charangas tocando música… y me sorprendió ver que solo había música en puntos concretos de zonas de bares y que como mucho solo una cuarta parte de la gente que estaba por allí iba disfrazada… y la mayoría de los disfraces eran muy batalleros: en plan de llevar un kimono, tetas postizas y una peluca de payaso…
  • ¡Anda!. Pues yo también tenía la idea de que iría todo el mundo disfrazado con cosas súper chulas.
  • Pues no. Yo creo que solo vi dos disfraces que me llamaron la atención: uno de un matrimonio que iban en una alfombra mágica, y un tío de iba de Frank de la jungla que iba clavado. Pero el resto, ni fu ni fa. Vamos, que no es que nos lo pasáramos mal ni mucho menos, porque estábamos juntas, la gente era muy maja, había ambientillo y hacía buen tiempo… pero no sé… como “carnaval” yo me esperaba otra cosa.

  • Ya…  Con la fama que tienen yo también pensaba que era otra cosa, porque yo por ejemplo de aquí he ido a los de La Bañeza o a los de Ciudad Rodrigo y es verdad que no ves absolutamente a nadie por la calle sin disfrazar, y con unos disfraces que son la hostia…
  • Ya… pero es que me estás hablando de dos de la media docena de carnavales que se consideran fiestas de interés turístico nacional. Lo que pasa que esto es lo que siempre nos pasa a los castellano-leoneses: que no le damos nunca bombo a lo que tenemos dentro y siempre pensamos que lo de fuera es mejor.
  • Eso es verdad.
  • Somos los más gilipollas de España porque todas las comunidades barren para casa y presumen un montón de lo que tienen, aunque sean cuatro cosas peladas… y nosotros que tenemos un patrimonio de la hostia, no lo valoramos ni lo vendemos absolutamente nada, prffff.
  • Jajaja. Pues ya sabes… el año que viene, a La Bañeza.
  • Sí sí. Lo tenemos clarísimo.
  • Vais los cuatro, y tan contentos.
  • ¿Cuatro? ¿Qué cuatro?
  • Tu hermana, los dos marineritos-bailarines y tú.
  • Jajajajaja. El año que viene no creo que repita disfraz, porque la verdad es que molaba mucho, pero cómodo, lo que se dice cómodo, no era.
  • ¿¿¿Y en serio vas a guardar el disfraz sin que te lo haya visto nadie… con todo el trabajo que te ha llevado hacerlo???
  • Pues ya ves…
  • Hummmmm.
  • ¿Qué piensas?
  • Que en Medina de Rioseco celebran el carnaval siempre el fin de semana siguiente… y yo este fin de semana sí que podría ir.  
  • Uy dios… ¿Estela Reynolds saliendo de fiesta precisamente con “Esteso”? No sé si es buena idea, ¿eh? A ver si luego me vas a querer chupar un pezón y la líamos.
  • Jajajajaja.
Compartir:

    5 comentarios

  1. Rocio 14 febrero, 2018 at 01:59 Responder

    Pues tiene razón Espeso hombre.. Con lo que te costó hacerlo no lo desaproveches, sobre todo si te vas a quedar con semejante mal sabor de boca.. A disfrutarlo y si cansas a mitad de la noche desinflas a los acompanantes y pal bolso.. Jeje

  2. R.L.G 14 febrero, 2018 at 17:37 Responder

    Te quedaba más cerca Palencia q la Bañeza y aquí si había ambiente de carnaval, gente disfrazada y bares decorados… Una pasada

  3. Rocío Molina Garrido 5 junio, 2018 at 11:52 Responder

    Hola! Me encanta tu disfraz de estela Reynols y queremos disfrazar a mi cuñada así… Pero no sabemos cómo poner las boas como las tienes tú.. como lo has hecho?
    Gracias ;)

    • Sandra Broa
      Sandra Broa 5 junio, 2018 at 22:23 Responder

      Hice una estructura de alambre en la que las coloqué, y con asas para ponérmela de mochila ;-)

Dejar un comentario