Seguramente muchas ya hayáis oído hablar del invento, y aunque algunas no sepáis exactamente lo que es, seguro que habéis visto miles de veces anuncios en facebook de diversas marcas.

La copa menstrual es una copa de silicona, que se introduce plegada en la vagina cuando se tiene el periodo menstrual.
Cuando la sangre va cayendo, se acumula en su interior. Y una vez llena, se quita, se vacía, le limpia y se vuelve a colocar.

copa-menstrual-como-introducirla

En teoría las ventajas que tiene frente a las compresas y los tampones son que:

  • no irrita la piel
  • no estropea la flora vaginal al absorber flujo ni soltar lejías ni sustancias tóxicas (como hacen los tampones)
  • es más ecológica puesto que no de desecha con cada uso (como los tampones y las compresas)
  • a largo plazo sale más barata que andar comprando tampones y compresas cada mes
  • y según sus defensoras un largo etcétera más

No creo que sea necesaro enumerar más ventajas, porque si buscáis en internet información sobre las copas menstruales, encontraréis miles de páginas en las que os cuentan las miles de maravillas de este invento.

Tan tan tan bien la ponían en todos los sitios, que me entró curiosidad por probarla.
Y hablándolo con mi amiga Olga (la del pelo helicoidal) me dijo que ella tiene una desde hace dos años y está encantadísima con el invento. Y que es lo mejor que ha podido comprarse en la vida.
Así que al final, me animé y me compré una.

Mi conclusión: los 30 euros peor gastados de mi vida.
¡¡Que puta mierda de invento, que guarrada, que incomodidad!!

Una vez que la he probado lo que más me flipa es ¿¿cómo es que no he sido capaz de encontrar una sola página en internet en la que alguien cuente las desventajas de este telar… o alguien que diga que no le gusta nada??

Para empezar: para ponerla, hay que plegarla e introducirla en la vagina, con ayuda de los dedos.

O sea… que entre la copa y los dos dedos que necesitas… hacen un diámetro bastante considerable (aproximadamente el mismo grosor de un pene estándar).

copa-menstrual-como-introducirla-problemas

 

Como es de silicona y es elástica, evidentemente en cuanto la sueltas tiende a recuperar su posición… Lo cual significa que tienes que meter también los dedos, mientras la sujetas… para que no se abra hasta que no esté colocada.

¡¡¡Eso en TEORÍA!!! Porque como no tengas unos dedos de 10 centímetros de largo (pulgar incluído… te queda la mitad fuera…

O sea, que en la práctica, tienes que meter más de media mano para dejarla colocada en su sitio.
Y lo tienes que meter así en frío… sin previa estimulación. Por lo que como no tengas una vagina bastante flexible, olvídate de intentarlo.

Lo de tener una vagina pequeña y poco flexible no es mi caso… así que ponerla no me supuso ningún problema.
El problema vino al soltarla…

Se supone que cuando la sueltas tienes que abrirse para quedar colocada y que la sangre vaya depositándose dentro.
Bueno… pues a mí ni se me inmutó.
No se si será porque yo a parte de tener bastante elasticidad, tengo muchísima fuerza en las paredes vaginales… pero eso se quedó ahí cerrado… y ni se abrió… ni hostias en vinagre.

“Bueno… no sé… lo mismo aún así funciona… Voy a darle una oportunidad. Me pondré un salvaslip por si acaso se escapa algo… y me voy a currar”

Tengo que decir que sí que funciona. No sé cómo, pero se va abriendo poco a poco según se llena… de manera que cuando vas a quitártela si que está abierta.

Pero sigamos con los inconvenientes… porque esto no ha hecho más que empezar.

Se supone que la copa menstrual dura muchas horas… el doble que un tampón aproximadamente. Como yo tengo mucho flujo, eso en mi caso significa tener que cambiármela cada cuatro horas como máximo, durante los dos primeros días de regla. O sea: tener que ir a cambiármela a media mañana en el trabajo y otra vez por la tarde antes de salir.
Y aquí es donde viene el primer problema.

Para quitar la copa, hay que presionar un poco con los dedos, para romper el vacío (porque si no al tirar nos podemos hacer daño) y ya sale sin problema.
Aparentemente no tiene complicaciones… si no nos parece una complicación que nuestro baño parezca el de “La Matanza de Texas”.

Y si no, mirad estra reconstrucción que he hecho (en plan súper profesional con líquido azul como los anuncios de compresas, jajajajajja).

copa-menstrual-como-ponerla-y-como-quitarla

copa-menstrual-como-quitarla-problemas
Si lo haces en casa… pues te manchas, pero tampoco es tan grave…
Lo interesante viene cuando te toca hacerlo fuera… En mi caso, en el trabajo.

desventajas-de-usar-la-copa-menstrual-en-baños-publicosEl baño que tenemos en mi planta es un baño que está distribuido de forma que el compartimento donde está la taza, está separado por una puerta con la parte donde está el lavabo.

Vamos… como el baño de cualquier bar o de casi cualquier sitio público.

Reconstrucción de los hechos de mi primer cambio de copa menstrual:

  • entrar en la parte de la taza
  • quitarme la copa con la mano derecha y vaciarla en la taza
  • darme cuenta de que no tengo manera de lavar la copa allí dentro, ni las manos tampoco… que evidentemente estaban pringadas de sangre, tal y como en las fotos del líquido azul (y si alguien va a decir que si me pringo es porque soy torpe… que haga el favor de mirar mi sección de manualidades antes de presuponer cosas… y que calcule la cantidad de flujo que puedo tener… si ya estoy diciendo que un tampón súper no me llega ni a dos horas… y que al sacarlos muchas veces me sale un chorro de sangre. ¡¡¡UN CHORRO!!! Que seguro que muchas decís que no os mancháis… pero es que puede que menstruéis en cuatro días lo que menstruo yo en cuatro horas)
  • volver a meter la copa (evidentemente manchada de sangre) en la vagina
  • limpiarme las manos con papel higiénico como buenamente pude (y menos mal que había… que si llega a ser en un bar que no hay papel… no sé ni que hago)
  • subirme la ropa, intentando no mancharla, con unos dedos limpios solo a medias de sangre
  • salir a la parte del lavabo
  • lavarme bien las manos de sangre… mientras el lavabo se ponía todo rojo al caer el agua… sujetando con la cadera la puerta para que no se abriera y entrara alguien y viera semejante espectáculo…

desventajas-de-usar-la-copa-menstrual-en-bañosDespués de semejante experiencia… la siguiente vez tuve la inteligencia suficiente para ir a cambiarme la copa en el baño de la planta de arriba, que tiene la taza y el lavabo juntos.

Muchísimo mejor que la vez anterior… pero aún así… mal.

Y es que no me di cuenta de que desde que te quitas la copa hasta que te la vuelves a poner limpia y lavada… tienes que ir haciendo el pingüino desde la taza hasta el lavabo con los pantalones por los tobillos, con las manos pringadas de sangre y teniendo cuidado de no manchar el suelo ni nada mientras la lavas y te la puedes volver a poner.

copa-menstrual-desventajas

Vamos… una experiencia fantástica como para vivirla a razón de dos o tres veces al día, cuatro días al mes… durante el resto de tu vida… prfffff.

Aún así pensé que a lo mejor era cuestión de acostumbrarse, o de llevar toallitas húmedas para limpiarme dentro del baño… o lo que fuera… así que al día siguiente, le dí otra oportunidad.

En esta ocasión… el resultado fue mejor todavía… porque cuando fui al baño a sacármela… resultó que ¡¡¡se me había dado la vuelta y estaba boca abajo!!!
¿Cómo cojones puede darse eso la vuelta estando ahí metida???? Si la dejas puesta, encajada y con el pitorro para abajo… ¿cómo puede girarse tanto como para darse completamente la vuelta?????
Es que de verdad que no lo entiendo… Y menos teniendo en cuenta que yo llego al trabajo, me siento… y ni me muevo hasta que me tengo que levantar a la hora de comer…
Y mientras tanto… estoy programando… al ordenador…
O sea, que ya veis que circunstancia como para tener un furor uterino loco… que me vaya moviendo la copa de posición…
O_o

De nuevo… yo tengo suerte de que tengo la vagina muy flexible y pude meter toda la mano y maniobrar un buen rato con los dedos para pillarla por un borde y poder sacarla… que si no, ya me veía yendo a urgencias a que me la quitaran.

Supongo que alguna lista dirá que no me la puse bien… y que tendré que practicar…
Pero hasta donde yo se mi vagina tiene solo una dirección… la misma en la que me he puesto los tampones toda la vida de dios (y con los dedos también, porque yo uso unos que no tienen aplicador) y jamás se me han dado la vuelta. Igual que tampoco se me dio la copa la vuelta el día antes.

El caso es que sí que estoy de acuerdo en que es una cosa muy rara. Y como yo jamás le había oído a nadie que se diera la vuelta ni nada parecido (y porque no había llevado tampones)… volví a ponérmela.
Como esta vez ya estaba mosqueada… a la media hora fui al baño a comprobar que todo estaba en su sitio.
Y no. Estaba girada, completamente de lado.
Otra vez a meter media mano para sacarla.

Evidentemente esa ya fue la última vez… porque tropezar dos veces con la misma piedra, vale… pero tres ya es demasiado hasta para mí.
Me la quité, y la guardé, con intención de pringarla en casa de líquido azul para escribir este post… porque está claro que es para lo único que me puede valer.
Bajé a la farmacia para comprar tampones… y se acabó.

Completamente flipada de que en internet todo el mundo ponga el puto invento este por las nubes… me puse a intentar buscar (en vano) a alguien a quien le hubiera pasado algo parecido a mí…
Y mientras estaba buscando, me escribió por el chat de facebook mi amiga Sarah:

  •  Buenas noches
    ¿Qué andas haciendo?
  • Intentando buscar alguna opinión negativa de la copa menstrual por internet….
    ¿Sabes lo que es?
  • ¡Ni me hables de ese invento!
    Antihigiénico! Hace daño! Molesta al orinar porque hace presión en la vejiga. Por mucho que insistan en que no se siente… Eso molesta horrores y no importa la altura a la que te la pongas, siempre molesta! Tienes que meterte TOOOODA la mano para que eso quede bien colocado y se abra bien por ahí dentro. Te juro que nunca he tenido tantos dedos metidos hasta el fondo de mi vagina.
    Eso cuando se abre hace como un vacío y a la hora de quitarla es tremendo! Yo sentía como que me arrancaban las tripas.
  • Joder… pensé que era yo sola…
  • Podrán decir lo que quieran pero no puede ser sano, ni bueno meterse 8 dedos hasta el fondo para conseguir que esa cosa se abra.
    Y sí no tienes suficiente flujo vaginal (como nos pasa a todas a partir de los 50) vas a sufrir de lo lindo para conseguir meter el cacharro, porque… Lubricación CERO.
    Yo la lleve todo un día, unas 7 horas pero me la sacaba cada dos, porque no me “fiaba”. Y ha sido de las peores experiencias (sí no la peor) que ha sufrido mi vagina. Al final me hizo daño y todo. Conclusión… Hinchazón y molestias tres días seguidos!
  • Joder…
    A mí molestarme no me molestaba… pero desde luego me pareció una guarrada para quitársela.
    Y se supone que al ponértela se debería abrir… pero no
    Yo no sé si es porque mis músculos son más fuertes de lo normal o qué… pero se me quedaba cerrada… y no se me iba abriendo hasta que no se me iba llenando…
  • Pues a mi no se me abrió nunca!
    Por eso me entraba paranoia y tenía que ir a sacarla cada poco.
    Y luego… A la hora de sacarla, sí. Para que se rompiera el vacío había que pellizcarla por abajo y tirar! Pero es que cada vez que tiraba a mi se me iba pegando de las paredes vaginales y hacia un nuevo vacío cada vez… No se como explicarlo.
    Es como que… Pellizcaba y tiraba hacia la derecha. Pues volvía a pegarse con todas sus fuerzas a la derecha! Que volvía a pellizcar y tiraba hacia la izquierda. Pues entonces se me pegaba a la izquierda! Un auténtico desastre. Yo sí que me hice bastante daño.
  • Ufffff
  • Pero es que además me vendieron la más grande, porque soy madre y tengo más de 25 pero es que eso era ENORME!!! A mi me apretaba horrores porque mis músculos no cedían!

Bueno… por lo menos me consuela saber que no soy la única en el mundo a la que el invento no le ha hecho ni puta gracia…
Por lo menos ya somos… DOS.
:-S

 

 

A raíz de todos los comentarios que se generaron en pocas horas desde la publicación de este post llamándome desde mentirosa, hasta puta, pasando por machista… solo por contar MI EXPERIENCIA, al día siguiente de su publicación me vi obligada a escribir la segunda parte: LLegando la sangre menstrual al río
desventajas-copa-menstrualjpg