Hoy he estado tomando una caña con un amigo y en un determinado momento hemos empezado a hablar de sexo. ¡Qué raro, ¿eh?! 😂😂😂

Estábamos debatiendo sobre que las tías contamos todo con pelos y señales y los tíos no suelen casi del tema, y él me decía:

  • Eso es como norma general, Sandra, pero no todos los tíos son tan discretos. Porque, aunque a mí me parece una falta de respeto, hay chicos que también lo cuentan todo.
  • Ya… pero tú hablas de que los tíos cuando lo cuentan suele ser por fardar, y las tías lo contamos a título mucho más informativo.
  • Hummmm. Eso sí es verdad.

  • Y sobretodo, para mí la principal diferencia es que nunca habláis de vosotros… Solo contáis cosas de la otra parte y normalmente si son muy sobresalientes
  • ¿Qué quieres decir?
  • Pues que tú puedes contar: “ayer me tiré a una tía que se corrió 20 veces”, o “ayer me tiré a una tía que no se corría le hiciera lo que le hiciera”. Pero no vas a contar “Echamos un polvo rápido porque como soy eyaculador precoz duro muy poco”.
  • Bueno, joder… pero porque eso es algo malo y te cuesta contarlo.
  • Pero sin embargo nosotras sí lo hacemos. Podemos contarle tranquilamente a una amiga “Ufff, es que cada día me cuesta más lubricar y empieza a ser molesto… no sé que hacer” para ver si ella sabe algún remedio o a alguien que también le haya pasado y nos puede dar alguna solución.
  • ¿¿¿En serio???
  • Sí. Yo con mis amigas lo mismo nos recomendamos una crema de cara que hemos probado y que nos gusta, que la copa menstrual, o usar bolas chinas. No te voy a decir tanto como que lo vayamos hablando con cualquier desconocida con quien no tengamos demasiada confianza… pero si se tercia… puede que también, jajaja. Pero desde luego que con las amigas-amigas se hablan esas cosas sin  ningún tipo de problema.

Le pareció un concepto completamente alucinante.

A mí me indigna un poco esa cerrazón mental que tienen con el tema del sexo los tíos, porque si hablaran más de ello podrían poner remedio a algunos de los problemas que tienen y extender un poco de sabiduría. Por ejemplo, hace poco una amiga (que siempre había protestado de que su novio rendía poco y ella se quedaba a verlas venir la mitad de las veces) me dijo que hacía un tiempo que le había empezado a extrañar que de repente tuviera unas erecciones como más firmes y que durara bastante más de lo habitual. Le preguntó y él le dijo que no le pasaba nada. Pero como a ella el cambio le había parecido bastante evidente y bastante seguido se empezó a mosquear mucho porque tenía claro que algo estaba pasando (de hecho a mí me lo contaba preocupada pensando que podría estar con otra tía o algo así). Al final al preguntárselo a él varias veces, le terminó confesando (a regañadientes) que había comprado unas pastillas por internet a base de hierbas naturales que se suponía que servían para potenciar las erecciones y hacer que duraras más.

Nota: Le he escrito para preguntarle la marca y ponerlo (que si no seguro que luego me lo preguntáis unos cuantos… que ya nos conocemos, jajaja), y eran estas:

Información sacada de la web http://vigorizantesnature.com

 

A lo que iba… El caso es que cuando mi amiga me contó que era eso lo que pasaba y que a él le había costado tanto confesárselo, flipamos, porque nosotras pensábamos: “Joder tío… si eso funciona lo que tienes que hacer no es ocultárselo hasta a tu novia para hacerle creer que te has vuelto un macho-man de repente…. Lo que tendrías que hacer es ir pregonándolo a todos tus amigos… ¡¡¡y a los cuatro vientos si hace falta!!!

¿Vosotros/as como lo véis? Porque yo de verdad que no entiendo esa mentalidad. ¡Con lo bueno que es compartir información de cualquier tipo!

Yo mismamente gracias a las confidencias de mi amiga ahora sé que que hay algo que puede ayudar en los casos de que tu novio no funcione “demasiado bien”… y por lo que veo por los dibujitos de mi agenda de refranes gamberros, como al final sean premonitorios para el próximo año esa información puede que nos venga bien a mí y a mi “churri”. 😂😂😂