El día de mi 30 cumpleaños me dí cuenta de que se me ha juntado el acné con las patas de gallo.

Me sorprendió comprobar que en los anuncios de cremas que echan por la tele, solamente salen adolescentes con espinillas o señoras con arrugas, pero en la vida real a muchas se nos juntan las dos cosas.

¿Y que hago ahora? ¿Me doy antiarrugas en las ojeras y crema para espinillas en la nariz?
Pero… ¿y la frente?, ¿que pasa con la frente que tengo las dos cosas?
Si me doy una crema antiarrugas hidratante me van a salir mas granos… y si me quiero secar los granos se me seca la piel y me salen mas arrugas!!!
Veo que al final la única opción para tapar los granos va a ser dejarme flequillo, prfffff!!!

Quitando estos estúpidos problemas cutáneos… creo firmemente que estoy en el mejor momento de mi vida y que los treinta son una edad fantástica!!!

Francamente, no entiendo a Bridget Jones.

A los treinta años eres suficientemente joven como para poder seguir haciendo el idiota pero suficientemente mayor para que te tengan que tomar en serio, tienes más seguridad en tí misma, más independencia… y puedes ligar con un abanico más amplio de edades (lo cual me parece una muuuuuy importante ventaja a tener en cuenta).

Así que, aunque en principio pueda parecer que tenemos muchas cosas en común, nuestra forma de ver la vida es completamente diferente:

  • Similitud: Las dos estamos en la treintena
  • Diferencia: Bridget cree que es demasiado vieja para resultarle atractiva a los hombres. Yo creo que es la mejor edad para ligar!!!!
    A esta edad puedes elegir desde chicos de veinte años que nos ven como “mujeres seguras de sí mismas, independientes y morbosas”, hasta los maduritos de cuarenta y tantos que nos ven como una “desenfadadas y alegres jovencitas”.
  • Similitud: Las dos nos ponemos continuamente a régimen y no somos capaces de cumplirlo ni tres días seguidos. Y a la semana siguiente… vuelta a empezar (desde luego la opción de hacer deporte… queda descartada por absurda!!)
  • Diferencia: Bridget está obsesionada con que resulta repulsiva a los hombres por estar tan gorda.
    Yo intento adelgazar porque creo que estaría mejor con 5 kilos menos, pero me parece que el conjunto es aceptable (y parece que muchos tíos también)
  • SimilitudSomos desordenadas y una nulidad como amas de casa
  • Diferencia: Me temo que en este caso no hay ninguna diferencia :-S
  • Similitud: Estamos solteras
  • Diferencia: Bridget esta desesperada buscando a su futuro marido, y es capaz de hacer lo que sea para retener a un hombre a su lado.
    Yo, soy de la opinión de que se está mejor sola que mal acompañada, y a estas alturas de la vida, paso de que me coman la cabeza (otras cosas vale, pero la cabeza… pues como que no merece la pena :-P)

En resumen… que aunque las dos seamos un desastre y tengamos una vida totalmente desorganizada, yo estoy muy segura de mi misma. Y eso incluye mi manera de relacionarme con los hombres, que no tiene naaaaaada que ver con la de Bridget Jones.

Para terminar diré que observando a las treintañeras que hay a mi alrededor me he dado cuenta de que a partir de los 30 años solo hay dos tipos de mujeres: algunas que seguimos siendo CHICAS (aunque con arrugas y todo eso) y otras que se han convertido en SEÑORAS.

Este blog es para todas las CHICAS de 30 años o más, que siendo conscientes de su edad, siguen manteniendo el mismo espíritu de siempre, y se enfrentan a su día a día con energía y buen humor.

 

 


 

Pdta: ¿Buscar a mi media naranja? Vale, pero mientras voy comiendo mandarinas!!