Cuando llegas soltera a determinada edad y todas tus amigas se echan novio o se ponen a formar una familia, lo de conocer chicos nuevos se te complica cada vez más. Ya no es que sea difícil conocer chicos interesantes como para plantearte montarte subirte tú también al carro de la familia feliz (que siendo sinceras, eso es casi casi tan difícil como que te toquen los euromillones)… Lo peor es que si ni siquiera tienes opciones de conocer maromos que te sirvan para un “aquí te pillo, aquí te mato”.

Tanto si lo que buscas es una cosa como la otra, la opción más sencilla y más cómoda es recurrir a las Apps de citas, porque te permitirán tener acceso a conocer una gran variedad de chicos, cómodamente tirada en tu sofá.

A golpe de dedo (y no, no me estoy refieriendo a eso, viciosilla), puedes establecer contacto en un tiempo récord con tantos candidatos como quieras.

Si todavía no eres usuaria de este tipo de aplicaciones pérmiteme que te presente a los tipos más comunes de chicos que te puedes encontrar en una App de citas como Badoo.

 

1. Alérgicos al algodón… Bueno, o a cualquier tejido que les cubra el cuerpo de cintura para arriba.


Algunos tienen una alergia moderada y puedes encontrar fotos en su perfil vestidos y sin vestir. Pero otros tienen tal nivel de alergia (¡los pobres!) que no son capaces de ponerse la camiseta en ninguna de las fotos de las que han subido.
Ojo, porque algunos están tan de buen ver, que puede que de repente sea a ti a la que te entren ganas de quitarte toda la ropa de cintura para abajo…

 

2. Los que salen con su perrito, para demostrar que son chicos tiernos y sensibles.


Yo creo que algunos de los chicos ni siquiera tienen perro y solo lo han cogido prestado para la foto, en una inteligente maniobra de “margketing”. Y es que hay que reconocer que a todas nos encanta ver a un chico que es cariñoso con un perrete (y cuando digo que nos gusta, quiero decir que nos pone más perras a nosotras que los cuadrúpedos con los que salen ellos en las fotos).

 

3. Deportistas y adictos a la vida sana.


Hay de todo: runners, ciclistas, runners, adictos al fitness, runners, surfistas, runners… ¿he dicho ya runners? Muchos de ellos también son alérgicos al algodón y en la descripción recalcan que les encanta cuidarse y que el deporte es el centro de sus vidas. Llamadme suspicaz, pero lo mismo no es necesario si ya en TODAS tus fotos de perfil apareces rodeado de pesas o corriendo una maratón.

 

4. Forofos.


Estos no practican deporte (o al menos la mayoría no tienen pinta de hacerlo), pero les encanta verlos. Sus mejores fotos (a juzgar porque son las que han elegido para subir a la App) son en las que salen con la camiseta de su equipo favorito. En algunos casos extremos, salen con la equipación de su equipo favorito en TODAS sus fotos de perfil. A ver, chatos ¿estáis buscando una chica o un patrocinador?

 

5. Viajeros y aventureros: una foto en cada punta del mundo.


Pocas cosas nos suelen parecer menos atractivas que la imagen de un “Homer Simpson” que se pase la vida en el sofá, dejando la marca de su culo en el cojín… y ellos lo saben. Por eso, muchos de los perfiles que nos encontraremos al navegar por una App de citas, tienen como mínimo una foto en alguna parte exótica del mundo o practicando alguna actividad de riesgo.

 

6. Cabras montesas.


Son la sub-variedad más común de los anteriores, pero que a mí me parecen que merecen su propia mención porque engloban casi la mitad de los perfiles que veremos al usar la App. Y es que a todos nos gusta salir de vez en cuando al aire libre, pero yo a veces dudo que haya suficiente monte para tanto montañero.

 

7. Motoristas.


Juro que hasta que no me di de alta en mi primera App de citas no pensé nunca que en España hubiera semejante flota de motos. Y es que es otro de los comodines fundamentales. Merecen especial mención los que salen con la moto en todas y cada una de sus fotos de perfil, e incluso con el casco puesto en la mayoría de ellas. A ver, chicos, moderación… porque a no ser que queráis ligar con Marc Márquez, quizá sería mejor idea un poquito de variedad.

 

8. Pensadores y reflexivos.


Un clásico. Es muy importante, que a la vez que pones el gesto con la mano de estar pensando, pongas cara de interesante. Si la acompañas con alguna frase profunda en tu estado, que demuestre lo profundo y reflexivo que eres, mejor que mejor.

 

9. Solitarios.


Vale, sí. Es más fácil salir guapo en un selfie que en una foto que te tire alguno de tus amigos. Pero… ¿en serio no tienes absolutamente NINGUNA foto que te haya sacado otra persona en la que salgas medio bien, como para tener que subir cinco selfies? ¿Tienes algún apéndice extraño de cintura para abajo que no quieres que veamos en las fotos? ¿Siempre estás solo porque no tienes amigos y por eso te tienes que tirar tú solo todas las fotos? A mí este tipo de perfil me genera muchas preguntas, la verdad.

 

10. Juerguistas.


De estos lo mínimo que se puede decir es que son sinceros. Si luego te dejan tirada por salir de fiesta con sus amigotes, no podrás decir que te engañaron con sus fotos de perfil. En muchos de los casos, son tan inseparables de sus amigotes que suben todas las fotos con ellos, por lo que lo más difícil de averiguar será cual de los juerguistas que aparece en la foto, es el candidato a ser tu futuro maromo. Ventaja extra de este perfil: si la cita sale mal y no tenéis química, aún así seguramente podáis salir de fiesta después.

 

¿Y tú? ¿Has identificado algún tipo más de chico en Badoo que falte aquí?