Vale, vamos a reconocerlo… Un poco de envidia sí que te da cuando llega el día de San Valentín y ves la calle inundada de gente agarradita de la mano, llevando bombones y ramos gigantes de flores, mientras tú te vuelves a casa donde con suerte como mucho te espera tu gato.

 

Pero también es verdad que estar soltero en San Valentín tiene numerosas ventajas:

1- Te ahorras pasta. Muuuuucha pasta.

2- No tienes que comerte la cabeza durante semanas pensando un regaloque le vaya a gustar a tu pareja, que no tenga repetido, que sea original (pero a la vez romántico), que no sea demasiado barato ni tampoco demasiado caro, que vaya a llegar a tiempo si lo compras a última hora…

3- No quedas mal y tienes que aguantar a tu pareja de morros una semana si tu “detallito romántico” ha resultado una birria al lado del móvil de última generación que te ha regalado a ti.

4- Tampoco tienes que fingir cara de que tu regalo te ha encantado si te ha parecido una birria y solo piensas “¿Y para esta mierda llevo yo dos semanas mirando cosas por internet y pegándome con cuatro tiendas online para que me mandaran el suyo a tiempo? ¿Para que a mi me regale una foto nuestra enmarcada en la que encima parece que tengo papada?”

Fuente: giphy.com

5- Y lo que es mejor: no tienes que “sufrir” tu regalo, si lo que te regalan es un día de turismo-aventura para hacer rafting en un río con el agua a 5 grados, o para pasar una tarde en un paint-ball que te va a dejar el culo como el de un dálmata hasta que lleguen las vacaciones de semana santa.

6- Sabes que ese día hay un montón de solteros tristes, deseando encontrar a alguien para no pasar la noche solo… ¡Y tachaaaaaaan! Ahí estás tú para consolar a quien haga falta. El día perfecto para salir a la caza y captura de otro “single” que te arregle la noche.

Fuente: giphy.com

7- No tienes que llamar a veinte restaurantes hasta encontrar uno en el que te hagan reserva para ese día, ni hacer colas eternas en locales románticos que están atestados de gente.

8- No tienes que competir con otras parejas para ver quién parece que se quiere más y tiene la noche más perfecta. Y no nos engañemos, que esto se hace igual que cuando se tienen hijos se compite para demostrar que el tuyo es el más listo. Hay que demostrar que tu velada ha sido la más romántica y la más perfecta. En instagram sobre todo.

9- Puedes hacer una maravillosa tarta de tres chocolates en forma de corazón, con helado de chocolate y nata derretido por encima… ¡y comértela entera sin tener que compartirla con nadie!

10- Y por último y más importante: NO TIENES QUE DEPILARTE.