Ayer, algunos de los que seguís el blog desde latinoamérica me preguntábais que es eso del día de reyes.

Tradicionalmente, en España, en vez de que en navidades trajera los regalos Santa Claus el día 24 de diciembre, los traían los Reyes Magos de Oriente, la noche del 5 al 6 de enero. Que, ahora que lo pienso, nunca he sabido porqué les llamaban magos, porque que yo sepa, magia no hacían, pero el caso es que los reyes eran Melchor, Gaspar y Baltasar, que se suelen representar respectivamente como un hombre anciano de barba blanca, un hombre de mediana edad pelirrojo (o castaño) con el pelo rizado, y un hombre más joven de raza negra).

 

La tradición dice que cuando la Virgen María dio a luz al niño Jesús en el portal de Belén, los  tres reyes magos fueron siguiendo una estrella que los guió desde sus lejanas tierras de oriente hasta el portal de Belén, para ofrecerle presentes al niño recién nacido. Le llevaron respectivamente oro, incienso y mirra (y tampoco me preguntéis que leches es la mirra… pero es lo que se supone que le llevó Baltasar y que era algo muy valioso, jajaja).

El caso es que en conmemoración de ese momento, se celebra la noche de reyes, en la que los tres reyes magos van por las casas repartiendo regalos a los niños que se han portado bien, y carbón a los que se han portado mal.

 

Ahora ya hay muchas casas en las que se celebra Santa Claus, pero la mayoría de las familias siguen manteniendo la tradición de los Reyes Magos. Aunque dependiendo de las regiones, esa tradición cambia. Por ejemplo, en algunas regiones del norte de España, como el País Vasco o Navarra, el que reparte los regalos es el Olentzero, que es un carbonero que vive aislado en la montaña y solo baja el día de navidad para repartir regalos entre los niños (vamos, algo así como un Papá Noel, pero más en plan “paisano” de aquí).

 

Yo pensaba que esos eran todos los personajes navideños que teníamos en España, pero hoy mi cuñado, que es asturiano, me ha descubierto un nuevo personaje, que desconocía hasta ahora.

Resulta que hoy ha venido con mi hermana, para pasar el fin de semana, y hemos quedado a tomar una caña antes de ir a comer. Cuando estábamos en el primer bar, mi cuñado me ha dicho, todo indignado:

  • Sandra, ¿te puedes creer que el otro día estuvimos viendo a los reyes magos que estaban en el centro comercial y tu hermana me dijo que no sabía quien era Aliatar?
  • ¿¿¿Quién???
  • El príncipe Aliatar.
  • ¿Ese quién es?
  • ¿¿¿Lo ves??? (saltó mi hermana) Te dije que lo del príncipe Aliatar es una cosa solo de Asturias.
  • ¡¡Que no es de Asturias!! ¡¡Al príncipe Aliatar se lo conoce en toda España!! Si no ¿¿a quien le dan las cartas los niños??
  • Pues no sé… Aquí las cartas se les dan a los reyes magos de toda la vida. Todos los niños tienen un rey mago favorito, y cuando los ves, pues le das la carta al tuyo: a Melchor, Gaspar o Baltasar.
  • Pues en Asturias se las dan al príncipe Aliatar.
  • Y ese… ¿cómo es? Ahhhh, ¿¿¿es un duende??? (dije yo, que no entendía nada… pensando en que sería un personaje que venía de la mitología celta, más como los trasgos y esas cosas).
  • No, ¡es un hombre negro normal, joder! ¡Es como Baltasar!
  • Pero, ¿también reparte regalos? O sea… ¿es como los reyes magos, pero solo uno?
  • Nooooo. Los que reparten los regalos son los reyes magos. El príncipe Aliatar solo es el encargado de recoger las cartas de los niños y llevárselas a los reyes magos.
  • Vamos, un paje. 
  • ¡¡Anda!! ¡¡Qué guay!! ¿¿¿En Asturias tenéis nombres para todos los pajes reales???
  • No, solo para Aliatar, porque es el más importante…
  • O sea, que es como el Rudolf de los pajes…
  • No, venga. Ahora en serio… Me estáis vacilando, ¿verdad?

 

Jajajaja. ¡Pobre! Hemos tardado una hora en convencerle de que no era una broma y de que en serio que nunca habíamos oído hablar del príncipe Aliatar.

Así que no me extraña que los extranjeros alucinéis con nuestras costumbres, porque España es tan plural, y tenemos costumbres tan diferentes dependiendo de la región, que no las conocemos ni nosotros mismos. 😂😂😂

 

Compartir:
Personajes: , ,