Ayer estuve en la Feria del libro de Zamora, presentando mi libro “No sé si tirarme al tren… o al maquinista” en el Museo etnógráfico de Castilla y León.

Como ya os comenté, Zamora es mi tierra natal, de donde es toda mi familia, donde está mi pueblo, y donde viví mis primeros años… así que cuando me llamaron de la librería Semuret y me invitaron a ir, acepté inmediatamente. Y la primera persona en la que pensé para que fuera mi anfitriona y presentadora del evento fue en Emilia Casas Fernández.

 

Si no la conocéis, Emilia es una escritora de fama internacional que mezcla con maestría la novela negra y policiaca y tiene títulos como “El Hotel CollinGwöod”, “Top secret criminal” o “El asesino de la vela”.

Su último libro “¿Qué te apetece leer?” (cuyos beneficios van integramente destinados a proyectos de investigación sobre el cáncer), lleva el mismo nombre que la asociación sin ánimo de lucro que conduce Emilia y con la que pretende impulsar el amor por la escritura, así como ayudar a jóvenes autores y escritores noveles a iniciarse en este complicado (y casi siempre ingrato) mundo de la escritura.

 

Como os digo, Emilia no es solamente una escritora reconocida a nivel internacional cuyos libros se han traducido a varios idiomas y se comercializan en numerosos países, si no que además participa activamente y promueve numerosas actividades culturales en Zamora. Si queréis podéis seguirla en su página de facebook: Emilia Casas Fernández.

Como además tenía el honor de conocerla personalmente, tuve claro que sería un honor que me presentase ella.

 

La presentación en el Museo etnógrafico fue genial. No éramos muchos, pero aun así fue mas gente de la que yo pensaba… y tengo que reconocer que ha sido la presentación que he hecho hasta el momento que más me ha gustado con mucha diferencia, porque además de poder hacerlo de la mano de Emilia, la gente que asistió me estuvo haciendo muchas preguntas después y resultó como una charla entre amigos muy agradable. Por lo menos yo estuve muy a gusto.

 

Como veis, estas fotos pertenecen a Zamora News, que se hizo eco de la noticia y envió un fotógrafo para sacar fotos del evento (podéis ver el álbum completo aquí: “Álbum de la Feria del libro de Zamora“).

También hubo una intérprete (en la primera foto) que traducía en lenguaje de signos a una de las presentes, que era sordomuda.

E incluso hubo una pequeña asistente, que aguantó estoicamente sin dar guerra hasta el final de la hora y pico de turra que estuve dando, hasta que llego el momento de las firmas. Jajaja.

 

Desde luego, tengo claro que con el segundo libro, si puedo repetiré en el mismo sitio, y ojalá pueda ser también con la misma gente maravillosa. 😊😊😊