Protagonistas

Por orden alfabético:


Mi hermana. Según todos los conocidos, la hermana guapa de la familia.

Novio de Raquel desde hace casi veinte años y amigo mío desde entonces.

Ex-compañera de trabajo: loca como una cabra, hiperactiva y lesbiana.

Uno de mis mejores follamigos durante mis primeros años de soltera.

Amigo de Toño. Un personaje bastante relevante de “No sé si tirarme al tren o al maquinista“.

Uno de los chicos con los que viví durante años un continuo “ni contigo ni sin ti”.

Amiga de Pili y de Oliver. Personaje bastante relevante en “Se me pasa el arroz pero no el conejo”.

Una de mis mejores amigas desde que nos presentara Pili allá por el año 2010.

Amigo de Alberto de siempre. Yo lo conocí hace un par de años pero ya me es imprescindible.

Mi amor platónico desde que lo conocí, a través de Pili con 18 años. Muy buen amigo de Oli.

Uno de los mejores amigos de Diego y mi mejor follamigo (y el que lo fue durante más tiempo).

En el blog apenas sale, pero es un personaje principal de “Se me pasa el arroz pero no el conejo”.

Mi media naranja. Es una pena que viva en Canarias porque con ella todo se vuelve divertido.

Nos presentó Pili con 18 años y desde entonces es amiga por derecho propio. Novia de Pedrito.

Amigo de Elena y de Pili, amor secreto de Elena y motivo por el que esta me odia.

El pendón desorejado del grupo y, junto a mí, la otra que comparte adicción por los yogurines.

Más conocida como “la zorra de la ex-novia de Diego“. También es muy amiga de Pili.

Otro de los amigos que me presentó Pili con 18 años y que aún mantengo. Novio de Oli.

Amiga desde que nos conocimos con 12 años, y fuente inagotable de amigos y conocidos.

Nos hicimos amigas en preescolar y nunca hemos perdido el contacto. Novia de Alberto.

Yo misma. Autora de dos libros y de este blog… y fuente inagotable de situaciones absurdas.

Compañero de aventuras desde el instituto. La única persona en el mundo que habla más que yo.

Amigo inseparable de Curro. Un personaje principal de “No sé si tirarme al tren o al maquinista“.