Cuando ya llevaba por ahí de cañas con las chicas desde hacía un buen rato, a eso de media tarde, fue cuando me llamó Diego:

  • ¡Eeeeeeeeh, Sandritaaaa! ¡Feliz cumpleaños!
  • ¡Halaaa! ¿Te has acordado? Muchas gracias, jajajaja.
  • ¡Claro! ¿Cómo no me iba a acordar? Me acordé esta mañana. Lo que pasa es que no te he llamado antes porque no sabíamos si volver hoy o mañana, y estaba esperando a saberlo seguro, porque si volvíamos hoy luego me pasaba un rato a verte. Pero al final nos volvemos mañana, así que nada. Tendremos que quedar otro día para celebrarlo…

Vale, sí. Bragas por el suelo. No ha hecho falta ni que me trajera chocolate como decía Enma el otro día.

Después de esa llamada, lo normal en mí (por lo menos últimamente), hubiera sido que me hubiera quedado agilipollada media tarde. Pero no me dio tiempo, porque casi enseguida recibí otra de alguien de quien todavía me lo esperaba menos: ¡EL BOXEADOR!

  • ¡Feliz cumple, guapaaaaaa!
  • ¡Halaaaaaaa! ¡Qué fuerte! Jajajajajaja. Esta llamada sí que no me la esperaba yo.
  • Jajajajaja, ya ves. Es que en estos tiempos, todo el mundo felicita por facebook y whatsapp, y ya casi nadie llama por teléfono… Y parece una tontería, pero hace ilusión, ¿a que sí?
  • Sííííííííí, jajaja. ¡Qué monoooo! ¡No me lo esperaba ni de coña!
  • Ya ves, sorpresivo que es uno. Bueno, y tú ¿qué andas enredando? ¿Tomando una caña en alguna terraza, al acecho de las palomas?
  • Jaja, sí. Aquí estoy con mis amigas, tomando algo, en plan tranqui…
  • Ah, pues muy bien. Yo estoy por ahí de vacaciones, pero vuelvo mañana. Si quieres el finde que viene nos tomamos una para celebrarlo…
  • ¡Eso está hecho!

Traducción para “torpes-ligando” y/o “gente-fuera-del-mercado”: ESTE FIN DE SEMANA VOY A ESTRENAR LA FUNDA NÓRDICA DE TONI… ¡Y NO SOLO PARA DORMIR! ;-)

Compartir: