(Post correspondiente al domingo 22/09 por la noche)

Pobre Pili.
Nosotros metiéndonos con ella… y resulta que la pobre tenía unos problemas mucho más gordos de lo que podíamos llegar a imaginar
:-(
¡¡Que nos la han abducido los extraterrestres!!
Muy fuerte todo…

Resulta que ayer a mediodía Pedrito llamó a Pili para decirle que íbamos a quedar por la noche para salir… por si quería pasarse, ya que el viernes no “pudo“.
Y Pili le dijo que sí, que quedábamos a las 9 donde siempre.
Acto seguido, Pedrito lo puso en el grupo en el que estamos todos, y todos dijimos que OK (menos Pili, que no contestó).

20:55 Llega Pedrito
21:00 Llega Oli
20:10 Llegamos Enma y yo

  • Perdonad el retraso… que es que me he pasado por el cajero, que no tenía pasta
  • Y encima yo hoy estoy  más coja de lo habitual y hemos calculado mal el tiempo…
  • Jaja, da igual
  • Bueno, pues a ver… ¿a qué bar vamos?
  • Todavía falta Pili
  • Pili no creo que vaya a venir.
    Si no ha contestado en el grupo es que no va a presentarse.
  • Pero que a mí me dijo que sí dos minutos antes… que mandé el mensaje nada más colgarle el teléfono…
  • Ya. Pero no contestó.
    Ya sabes que Pili nunca da la cara.
    No te va a decir que no queda… Te dice que sí, no viene, y mañana se inventa una excusa
  • Sí.
    Es lo que ha hecho toda la vida…
  • Yo desde luego no voy a estar aquí esperando por ella… que estoy tullida y paso de estar de pie innecesariamente… que se me cansa la rodilla
    Si quieres mándale un mensaje y dile que estamos en la cervecería de siempre y ya está
  • Bueeeeeno vale.
    Vamos, que le mando un mensaje.
  • Pues hala, en marcha!!
  • Óscar no viene hoy?
  • Me ha dicho que había quedado con unos amigos suyos. Que nos llama a última hora a ver si todavía andamos por ahí.
  • Mucho quedas tú con Óscar últimamente, no?
  • Pues sí.
    Y te diré… que también hablo con él todos los días por whatsapp…
  • Y se despiden con un pico!!! Jajajajajajaja
  • Ah, sí.
    Jajajaja.
    Y nos saludamos con un pico también!! Jajaja
  • Buenoooooo, que fuerte… Sandra tiene novio… Sandra tiene novio!!!
  • Jajajaja, que payasa es…
  • SANDRA TIENE NOVIO…
  • Que noooooo… Pero estamos a gusto… y nos lo pasamos bien. Es que es muy majo!!
  • A mí me gusta para tí… te pega!!
  • Ya.
  • Pero?
  • Pero a mí me gusta Diego…
    Jo!
    :-(
  • Bueno… lo mismo poco a poco se te va pasando…
  • Ah Mira, Pili ya se ha conectado al whatsapp.
    Pone que la última hora de conexión es de hace un minuto.
  • Ah, y ahora está en línea.
    A ver qué nos contesta…

Pues no contestó N-A-D-A.
Con las mismas que se conectó… se volvió a desconectar y listo.

A eso de la 01:30 de la mañana, mientras íbamos de un bar para otro, nos cruzamos con una ex-compañera de clase de Oli.

  • Halaaaaa!! Oli!!!! Pedro!!! Cuanto tiempo…
    Estoy con los demás en un bar que hay ahí detrás… que nos hemos juntado un montón de los que íbamos juntas a clase… ¿Por qué no venís un rato con nosotros? Que hace mucho que no coincidimos…
    Vengaaa!!! Que seguro que a los demás les hace también mucha ilusión!!!
  • Jo, pues si que me apetece… que es verdad que hace mucho que no os veo…
    Pero es que estamos con unas amigas… y no vamos a dejarlas tiradas…
  • No no… Por nosotras no os preocupéis…
    Que nos vamos nosotras dos solas a tomar una caña y tan felices.
    Luego, nos pegáis un toque y os decimos donde estamos…
  • De verdad que no os importa?
  • No joder… tranquilos.
  • Bueno pues luego os llamamos.
  • Vale, ya estamos atentas al móvil…
  • Ciao!

Cuando volvieron… a la hora y media o así… Oli venía visiblemente encabronada:

  • ¿A qué no sabéis a quién hemos visto?
  • ¿A quién?
  • A Pili!! Estaba en el bar al que hemos ido!
  • No jodas!!!
    Jajaajjajajajaja.
    Hay que joderse también… que puta casualidad…
  • Claro. A ese bar no hemos entrado en la vida…  ¿Cómo iba a pensar en encontrarse con vosotros ahí???
  • Y qué os ha dicho?
  • Pues nos ha dicho que se iba a llevar a casa a una amiga que estaba muy borracha…
  • A qué amiga?
  • No sé… a mí no me suena de nada… una más mayor… cuarenta y pico, muy delgada, pelo rizado negro…
  • Con los ojos muy juntos?
  • Es una de las del rugby…
  • Ahhhh…
  • Y no os ha dicho nada más?
  • No. Solo que se la llevaba a casa.
    Ha cogido su abrigo y el de la otra y se ha pirado…
  • O_O
  • Vaya huevazos tiene, la amiga…
  • Pues ya ves.
    A ver mañana que nos cuenta…
  • Mira! Un mensaje de ella: “Chicos, perdonad. Lo siento mucho. Ya os contaré. Lo siento mucho mucho mucho”

Nadie le contestó a ese mensaje. Así que al día siguiente… intentó arregarlo.

Primero llamó a Pedrito, que como es el más conciliador (con diferencia), fué con el único que se atrevió a hablar en “persona”.
Le contó que si es que estaba borracha… y que luego se quedó sin batería… y bla bla bla. Luego le mandó un email a Oli (no un mensaje ni un whatsapp… ¡¡¡UN EMAIL!!!) pidiéndole perdón y explicándole el por qué del plantón. Añadiré que en las explicaciones que le dió a Oli ya había cosas que no cuadraban con lo que le había contado a Pedrito (de eso nos enteramos después, claro).
Y por último nos mandó un whatsapp pidiéndonos perdón a Enma y a mí.

Mi respuesta fué un comedido “Estoy hasta los cojones de que a Enma y a mí nos dejes tiradas siempre por cualquiera… y luego vengas a arreglarlo con un “lo siento”… para volver a hacer lo mismo la semana siguiente. Por mí te puedes meter los “lo siento” por el culo. O por donde te quepan”.

Pocas veces me pongo yo tan radical. Pero cuando me cuadro (con lo que sea), ya es un punto de no-retorno.
Evidentemente, si antes no se había atrevido a llamarnos… después de eso, menos todavía.
Así que optó por seguir la conversación por whatsapp. Haciéndose la víctima, claro. Que es su estrategia favorita…

  • Perdonad chicas. Yo lo intento hacer lo mejor que puedo, pero es que con vosotras me da la sensación de que siempre lo hago todo mal.
    No sé qué es lo que os pasa conmigo.
    Pero que sepáis que siempre estaréis ahí si me necesitáis.
    Un beso

Y ahí ya… ¡¡estallé!!

  • Que estarás ahí siempre??? PRFFFFFFF!!!!
    Pero si no estás ni ahora… qué cojones vas a estar después???
    Estarás para la hijaputa-mosquita-muerta de tu amiga la del rugby… que es con la que pierdes el culo por quedar con ella… pero para nosotras está claro que no.
    “No sé que es lo que os pasa conmigo” dice… con toda su jeta… después de llevar medio año dejándonos plantadas la mitad de las veces que quedamos. La última de ellas AYER MISMO!!!
    Y encima vienes haciéndote la víctima diciendo que con nosotras todo te parece complicado… ¿pero como se puede tener tanto morro????
    Te vas a ir reir de tu puta madre.
    Así te lo digo…
  • Eso digo yo. Que bonito es decirlo…
  • No sé por qué os ponéis así.
    Sandra, te estás pasando
  • No.
    Te estás pasando TÚ!!!.
  • Eso digo yo.
    Que cuando Sandra estuvo con la pierna jodida en casa meses, tú no te dignaste a ir a verla mas que un par de veces
    Y estarás ahí, dices? Pues no sé cuando…
  • Estaríais dispuestas a quedar y hablarlo para solucionarlo?
  • Yo sí… si estás dispuesta a hablar en serio y no contarnos milongas ni excusas de mierda para escurrir el bulto, como siempre.
    Porque si la intención es esa… no me hagas perder el tiempo y encabronarme más todavía!!
  • No sé cuando te habremos dicho nosotras que no estamos dispuestas a quedar, o a hablar las cosas
  • Esta tarde os viene bien?
  • Vale
  • En vuestra casa a las 7?
  • Ok

Cuando llegó a casa, no hubo mucha recepción, ni mucha ceremonia… porque Enma y yo estábamos que trinábamos…

  • Pues tú dirás.
  • Pues veréis… es que el sábado si que tenía intención de quedar con vosotros… pero antes había quedado para ir al cumpleaños de Erika… la del rugby… ¿la conocéis?
  • No, ni ganas
  • Jajajaa
  • Pues… el caso es que quedamos pronto y empezamos a beber y yo no sé por qué… porque no había bebido tanto… me cogí una borrachera tremenda…
    Y a las 8 de la tarde estaba inconsciente, vomitando y ¡¡¡fatal!!
    Y toda mi obsesión era llamaros para deciros que no podía ir… pero es que no podía ni hablar!!!
    No me acuerdo de casi nada… pero perdí el móvil… y de repente un chico apareció por el bar y me dijo “¿Este móvil es tuyo?” y me lo devolvió… y…
  • Si… y qué más? Y luego vinieron los extraterrestres y te llevaron en su nave espacial… jajajaja…. no te digo…
  • Jajajajajaja
  • Jolín… pues si no me creéis… mirad… que golpe tengo en la pantalla… de cuando lo perdí…
  • Ya. Me quieres decir que pierdes el móvil en un bar lleno de gente… y que  un desconocido por ciencia infusa supone que es tuyo (dios sabe por qué) y te lo devuelve??
  • Pues eso es lo que pasó
  • Anda ya!!!
  • Mira el golpe!!!
  • Que el móvil tiene un golpe en la pantalla, de momento, es lo único que vemos claro. Sigue…
  • pili_abducida_pequePues eso… Yo seguía obsesionada con llamaros para avisaros de que no podía ir… pero entre unas cosas y otras se hizo bastante tarde…
    Y ya dijeron que me llevaban a casa de Erika a dormir, porque en ese estado no podía estar por ahí… y fué cuando me dí de bruces con Oli y Pedrito… pero no me acuerdo ni de qué les dije, de lo mal que estaba… me tuvieron que ir agarrando!!
    Total, que cuando llegamos a casa de Erika, me acostaron y yo obsesionada con avisaros… pero no tenía batería y no podía poner a cargar el móvil… Así que en cuanto se quedó ella dormida, me levanté y me fuí al coche, que lo tenía aparcado en frente de su casa… para poner el móvil en el cargador del mechero… y fué cuando os escribí el mensaje pidiéndoos perdón y para deciros que ya os lo explicaría.
    Y ya me quedé tranquila, y me dormí allí mismo.
    Menudo susto se ha llevado Erika esta mañana cuando se ha despertado y no me ha visto allí… Que la pobre no sabía donde había podido irme en ese estado. Y despertó a su marido y me estuvieron buscando por toda la casa…
    Menudo disgusto tuvieron hasta que salieron y ya me vieron dormida en el coche!!
    Y básicamente… eso fué lo que pasó.
  • O_O
  • O_O

Os juro por Hugh Jackman, por el chocolate negro y por “Bola de dragón” que DE VERDAD esa es la historia que nos contó ¡¡¡Tal cual!!!
Me parece taaaaaaan absolutamente increíble y surrealista que alguien sea capaz de inventarse semejante subnormalidad de historia… que si fuera yo la que está leyendo en un blog, pensaría que tiene que ser inventado.
Pero creedme, que no soy tan imbécil como para inventarme una conversación semejante y pretender que os la creáis. Creo que ni siquiera mi imaginación da para tanto…

En fin. Es caso es que eso fué lo que nos dijo, y se quedó tan ancha.

A estas alturas de la conversación… Enma llevaba un rato liándose cigarros encima de la mesa, sin levantar la vista… intentando que su mirada no se cruzase con la mía, porque sabía que si nos mirábamos, nos iba a dar un ataque de risa a las dos.
Y yo dándole vueltas al café, mirando el fondo del vaso, intentando también no mirarla a ella (por el mismo motivo)… y sin mirar tampoco a Pili porque sabía que si la miraba a la cara me iba a encabronar del todo.
Y es que… que una tía de 33 años te intente colar un despropósito de historia así… es muy fuerte… ¡¡¡Pero si es que solo faltaban un duende mágico y un dragón!!! Y porque no la dejamos más tiempo… que si no lo mismo se hubiera venido arriba y hubiera añadido a la historia un secuestro express o vete tú a saber qué.
Pero es que si además es tu amiga la que te quiere tomar por gilipollas de esa manera… ya resulta indignante de todo punto!!

Pili no quería ni abrir la boca… porque estaba claro que ni Enma ni yo nos lo habíamos creído… pero nosotras desde luego no íbamos a ser las primeras que abrieran la boca después de esa versión libre de “Indiana Jones en busca del móvil perdido”.

  • Pues eso… que fué sin querer. Y que lo siento mucho…
  • Ajá
  • Pshhhh
  • No vais a decir nada?
  • Yo ya te dije que si ibas a contar mentiras y excusas baratas, que hicieras el favor de ahorrarme el tiempo. Fué lo único que te pedí. Y ya veo que ni ese favor me haces…
    En fín… esto es como darse de cabezazos contra una pared…
  • Sí, porque digas lo que digas todo van a ser mentiras y chorradas… para eso no sé por qué quieres quedar a hablar nada.
    Si lo llego a saber, me hubiera traído yo un cuento de los que les leo a mis niños en la guardería, y os lo hubiera leído. Que para el caso…
  • Jajajjaja
  • Pero por qué no me creéis?
  • Vamos a ver Pili… que esto ya me está tocando las narices…
    Dejando a parte lo del móvil y resto de “licencias literarias” que has metido para decorar la historia más todavía (como si hiciera falta)… explícame como puede ser que si estabas taaaaan borrachísima que no te tenías en pie y no podías articular palabra… Oli y Pedro te vieron perfectamente sobria, y diciéndoles que eras tú la que ibas a llevar a la otra tía a su casa.
  • Porque después no se me notaba…
  • Eso es una mentira como un castillo.
    Yo te he visto borracha mil veces y a tí se te nota que vas pedo con solo dos cervezas. Y te he aguantado medio-inconsciente… y cuando estás así eso no se pasa ni en una hora ni en dos!! Ni a tí ni a nadie!!
    Y Olivia te ha aguantado tantas borracheras como yo. Y si dice que ibas sobria es que ibas sobria y punto!!
  • Además… todos sabemos como son las obsesiones de los borrachos… Si llevaras media noche encabezonada con llamarnos para avisarnos, en el momento que hubieras visto a Oli hubieras ido ciega a por ella y no hubieras visto nada más. Le hubieras repetido la historia 20 veces seguidas, que es lo que hacen los borrachos, y ya te hubieras quedado tan a gusto…
  • Hombre claro!! Cómo lo sabes!!!
  • Pero por qué siempre me atacáis? Qué os he hecho yo??

Para no alargarme otra hora escribiendo, y sacando a relucir mierdas nuestras que no vienen al caso me limitaré a resumir la conversación lo más esquemáticamente posible:

Le echábamos en cara algo que nos ha hecho.
Ponía una excusa.
Se la rebatíamos.
Decía que lo había hecho porque estaba dolida con nosotras porque antes de eso nosotras habíamos hecho… (y decía algo que había pasado a lo mejor un par de meses más tarde de lo que le habíamos dicho nosotras).
La sacábamos de su incongruencia temporal.
Se hacía la atacada y se ponía medio a llorar.
Yo hacía lo mismo… porque a mí a teatrera no me gana nadie.
Volvía a defenderse con algo sin sentido.
Se lo rebatíamos.
Nos decía que era porque… y nos echaba en cara algo de hace 10 años.
Y vuelta a empezar.

Cuando se marchó de casa, Enma y yo nos quedamos con la sensación de estar exactamente igual que antes de la conversación.

Bueno, igual igual no.
Ahora tenemos una historia digna de un guión para una peli de Hollywood.
Bueno, de Hollywood… más bien para una de las de después de comer de Antena 3 .
O_O

Compartir:

    1 comentario

Dejar un comentario