Las leyes de Murphy son infalibles. Así que como era de esperar, por las circunstancias en las que salí, anoche ligué.

Estábamos en un bar y se nos acercaron unos chicos.
Yo al principio, cuando se nos presentaron, no les hice mucho caso… pero luego uno me empezó a parecer super-gracioso… así que empecé a hablar más con él  y terminamos liándonos.

Como él vivía muy lejos, vinimos a mi casa.

Lo primero que hizo el tío al entrar en el salón fue ponerse a mirar las fotos que tengo en las estanterías… Que vale que la gente las suele mirar, pero no pregunta por ellas… y menos si has venido a lo que habíamos venido nosotros!!!

  • Anda ¿este señor es tu padre?
  • Pues… sí.
  • Y esta chica más rubia quien es?
  • Mi hermana
  • Que guapa!! No os parecéis en nada
  • PRFFFFFFFFF!!!!!! Ya.
  • Digooooo…. Bueno, que quiero decir que tú también eres guapa… pero son… ehhmm… tipos de belleza diferente…
  • Ya, déjalo. Estoy acostumbrada a que me lo digan (GRRRRRRR!!)
  • … yyy… esta es tu abuela?
  • Si
  • ¿Por parte de padre o de madre?
  • Y a ti que cojones más te da??!! Ven a sentarte en el sofá y deja de mirar las putas fotos!!

No llevaba sentado ni dos minutos cuando me dice:

  • Y vives tu sola en esta casa tan grande?
  • Pues… sí.
  • ¿Cuántas habitaciones tiene?
  • (Joder, con las preguntitas). Tres
  • ¿Y para que quieres tantas habitaciones?
  • (“¿Y a ti que cojones te importa?”, estuve por contestarle). Pues una es la habitación de matrimonio donde duermo yo. En otra tengo una cama pequeña para invitados, una bici estática y trastos diversos. Y la tercera es un vestidor.
  • Hala!!! ¿Tienes un vestidor?!!! Puedo verlo??
  • Sólo es una habitación con muchos armarios…
  • ¿Me la enseñas, por favor?? Nunca he visto una casa con vestidor!!!

Es la primera vez en mi vida que me encuentro con un hombre heterosexual que tiene más interés en ver donde guardo mi ropa que en quitarme la que llevo puesta ¬¬

El caso es que fuimos al vestidor y el tío todo flipado se pone A ABRIRME LOS ARMARIOS!!!!!
Yo alucinando…
Lo mejor es que al abrirme el armario donde tengo los vestidos y las minifaldas me dice:

  • Hala!! Cuantos vestidos tienes?
  • Pues no lo sé, no los he contado. Pero vamos, que puesto todavía llevo uno… ejem!
  • (pasando de mis indirectas…) Joder!! Pero si es que tienes de todos los colores…
    (De repente agarra una minifalda, me mira muy serio y me dice)
    Oye, esta falda no es DEMASIADO corta??

MANDEEEEE?? Es lo que me faltaba, vamos. Que venga ahora el gilipollas este a criticar la ropa que me pongo…

  • Vamos a ver, guapo. ¿Tu a que has venido a mi casa? A mirar fotos y a abrir armarios? Porque no entiendo qué haces revisándome la ropa en vez que quitarme la que llevo puesta…
    Y en segundo lugar… te acabo de conocer hace dos horas… y te he invitado a venir a mi casa para echar un polvo. ¿Qué pensabas que iba a tener en el armario? UN BURKA?????

06-tio-raro-vestidor

Por lo menos después de eso, ya conseguí que se pusiera a hacer a lo que había venido.

Solo añadiré que ya he estrenado los condones pequeños que compré el otro día.
:-(

Compartir:
Personajes: ,