Cuando Pili y Enma volvieron, Enma se metió entre los dos (según ella misma dijo luego… con miedo a que le hicieramos la “pinza” y acabar con la cara llena de babas por los dos lados), y Pili se puso al lado de Diego, agarrándolo de la cintura y hablándole en dirección contraria a la que yo estaba…

Ni por esas… Yo no sé como lo hizo pero al momento, ya estaba otra vez al lado mío, y Pili y Enma apartadas a un lado… Yo no sabía ni que hacer… porque estaba claro que fría-fría  y distante-distante no podía estar, y menos si se me acercaba tanto…

  • Vámonos de aquí chicas, que como se me vuelva a acercar no respondo… Prfff, que me estoy agobiando muchísimo. Por favor, vámonos ya!!

De repente aparece un amigo de Diego, agarra a Pili de un brazo, a Enma de otro y dice:

  • ¿Como os vais a ir tan pronto, hombre?? Tirad para dentro y nos tomamos una caña… Oye y tú cómo te llamas que no nos conocemos…

Cuando me dí cuenta ya nos había metido en el garito, y teníamos cada una una cerveza de la mano O_O

  • Joder tías… que yo me quiero marchar antes de que vuelva a aparecer…
  • (Diego) Hola!
  • Prfffff, mierda!!!
  • (Pili) Hombre Diego… otra vez tú… Ven… vamos a salir fuera que hace mejor… que aquí hace mucho calor…
  • (Diego) No no, estoy bien aquí. (Esto, lo dijo estando otra vez a mi lado, mirándome como si fuera un regalo el día de reyes… y a una distancia mucho menos que prudencial…)
  • Prffff, me voy un momento al baño, chicas…

Me metí en el baño… y después de mear me quedé un momento en el lavabo espabilándome… porque la verdad es que no tenía ninguna gana de salir… cuando veo que entra Pili toda asustada:

  • Sandra, te pasa algo? 
  • No quiero salir…
  • Y cual era tu estrategia?? Quedarte aquí el resto de la noche?
  • Tampoco llevo aquí tanto, no?
  • Joder, 35 minutos de reloj!! Venga anda, sal y nos vamos… tú no te pares… sal del garito y  ya me despido yo de todos… si total… tú ni los conoces…

O_O
35 minutos??? Joder… debía haber una brecha espacio-tiempo en ese baño porque yo juraría que no habían pasado ni cinco…

Conseguí escabullirme del bar sin volver a tropezarme con Diego y nos fuimos para casa sin mas incidentes.
Todo el domingo por la mañana comiéndome la cabeza yo sola… y por la tarde de tertulia con mis amigas… comiéndoles la cabeza a ellas…
Y todas estamos de acuerdo en lo mismo que dijimos hace un mes, que es básicamente: que que Diego sigue enamorado de su ex, su ex pasando de él pero dispuesta a devolverlo al redil en cuento se entere de que anda con otra (solo por que sí, porque es así de hija de puta), y yo tirándome a Javi (que por cierto… menos mal que no estuvo el sábado).
Lo que desde luego no me gustaría nada es que un día Javi nos viera en esa situación. Una cosa es que solo seamos follamigos, y otra que me vea casi-saltandole a la yugular a uno de sus mejores amigos… O a su amigo saltándome a mí, claro. No creo que eso le hiciera mucha gracia a nadie… Prffff, que marrón…

Esas cosas andábamos debatiendo, en lo que perfectamente podía haber sido un diálogo de “Física o Química” (que triste!!! jajajajja) cuando me me llegó un whatsapp de Diego.
Yo al borde del infarto, claro:

  • no vuelvo a beber… llevo todo el día vomitando
  • no me extraña… con la que llevabas ayer…
  • tía, no me respondian ni las piernas
  • ni las piernas ni la mente, parece ser
  • … lo siento sandra 
  • bueno… ahora un ibuprofeno y mañana como nuevo
  • ojala todo se arreglara con ibuprofenos

O_o
Y que cojones se supone que le tengo que contestar yo a eso???? QUÉ???!!!
Prffff!!!

Compartir:
Personajes: , , , ,