Estos días casi todos mis amigos están aquí de vacaciones porque tienen vacaciones hasta después de reyes, así que estoy aprovechando para quedar con un montón de gente a la que luego casi no veo en todo el año. Esta mañana me ha llamado Espeso para decirme que esta semana ha tenido casi todas las tardes comprometidas, pero que podíamos quedar un ratejo a tomar un café.

Hemos quedado en una cafetería de dos plantas, y cuando me ha visto subir las escaleras espatarrada y a cámara lenta, casi se mea de risa:

  • ¡Pero bloguera mía! ¿Qué es lo que te ha pasado, que vienes andando con ese glamour? Jajajaja. ¿Has estado montando a caballo esta mañana?
  • No, jaja.
  • Hummmm… ¿A un jugador de baloncesto? 
  • Jajajajajaja. Tampoco… Es que ayer volví a retomar el BBG y me tocaba piernas… ¡¡y tengo unas agujetas que me muero!!
  • ¿¿El BBG son los ejercicios que hacías antes de verano??
  • Sí.
  • No sabía que lo hubieras dejado…
  • Sí. Cuando estuvimos en canarias solo lo hice dos días. Luego me empezó a dar pereza y ya no lo hice más. Al volver me tomé una semana de descanso, luego me fui al pueblo, luego de vacaciones con mi hermana… en fin, ya sabes… ¡el verano es muy duro! El caso es que después de verano ya no he vuelto a ser capaz de volver a retomarlo en condiciones. Pero quiero volver a coger la rutina porque cuando los hacía me encontraba genial y lo llevaba ya con mucha constancia… Pero claro, los primeros días son horribles. Auuuuuuuu.
  • Por cierto, ¿qué quieres que te pida?, que por ahí viene el camarero ¿Un café?
  • ¿¿¿Un café??? ¿¿¿Con estas agujetas??? Pídeme una caña…
  • Jajajajaja. ¿Y qué tiene que ver?
  • Pues que el alcohol es sedante, y relajante muscular… y ¡yo qué sé! Algo hará digo yo…
  • Jajajajaja. Desde luego… los que le hicieron un villancico a los peces en el río que “beben y beben y vuelven a beber”, es porque no te conocieron a ti.
  • Jajajajaja.

  • En fin. Tú vete calentando porque el viernes y el sábado ya me ha dicho Pajares en que tenemos que salir a darlo todo para inaugurar el año nuevo por todo lo alto.
  • ¡¡¡Síííííí!!! ¡Qué guay! ¡Hace un montón de tiempo que no veo a Pajares! Además este finde también están aquí mi hermana y su chico… ¡les puedo decir que salgamos todos juntos!
  • Sí, genial. Que tu hermana está muy loca y es muy divertido salir con ella.
  • Síííííí.
  • Por cierto, me gustó mucho el consejo que te dio el otro día sobre lo de volver a escribir el blog.
  • A mí también. Solo de pensar en volver a escribir como al principio ya me siento más feliz. ¡¡Eso quiere decir que estoy en el camino correcto, ¿a que sí?!!
  • Sí… Aunque lo que no me gusta es lo de que vuelvas a zorrear por ahí con cualquiera. Yo quiero que te centres en conseguir un novio estable. Una tía tan guapa, tan curranta y tan maja como tú… ¡lo que no entiendo es como no tienes novio!
  • Jajajaja. Gracias.
  • Te lo digo en serio…
  • ¿Sabes? Hay unas cuantas chicas que leen el blog que se piensan que eres mi novio…
  • ¿¿¿Yo??? Jajajajaja. ¿Por qué?
  • No lo sé. Supongo que porque hablo mucho de ti… y porque cuando dije que dibujando la agenda parecía que me había echado un novio virtual algunas se lo tomaron literalmente, y pensaron que tenía un novio real en tiempo presente… y como tú eres del que más cosas cuento últimamente…
  • Joder… pues si pensaron que el novio de tu agenda era real, sería porque no leyeron el post entero, porque estaba muy claro que hablabas de un novio imaginario.
  • Ya… Supongo que es lo que tiene leer con prisas.

  • Bueno, pues aclara que el chico de la agenda solo es un novio virtual y que tú y yo no tenemos nada. Y ya de paso, les dices que mi corazón ya está ocupado. Es una pena, porque seríamos una pareja genial, porque tú eres una mujer de puta madre y yo soy un tío guapísimo, generoso, cariñoso, estupendo, trabajador, listo y buena persona… peeeeeero no puede ser.
  • Jajajajaja. Joder el otro… y modesto. Sobretodo modesto, jajaja.
  • ¿He dicho alguna mentira??
  • No no. De hecho te has comido decir que eres muy aseado y perfumado. De hecho a veces incluso demasiado perfumado con geles franceses con olores a postres sofisticados, jajajaja.
  • Es verdad… Gracias por apuntar también eso, “Miss Chorizo”.
  • Jajajaja.
  • Bueno, entonces ¿qué piensas contar ahora en el blog?
  • Pues lo que me pasa día a día, porque como he ido contando las cosas a trozos, mucha gente se ha perdido en las historias. Por ejemplo… antes de verano estuve hablando mucho de Rodri y de las meriendas que hacía en su casa, jajajaja. Y la gente se pensaba que teníamos algo más serio de lo que realmente era. Cuando dije que se marchaba fuera tres meses, casi todo el mundo estaba convencido de que cuando volviera íbamos a retomarlo.

  • ¡¡Es verdad!! Se marchó por trabajo, ¿verdad?
  • Sí. En septiembre se tenía que ir a Londres tres meses.
  • Entonces ya habrá vuelto, ¿no?
  • Sí, el día 20 me escribió y me dijo que ya estaba otra vez aquí… y me dijo que a ver si cuando pasaran estas fechas quedábamos a tomar algo. La verdad es que tengo ganas de verlo
  • ¿Vais a volver a lo que teníais?
  • No no. Además él ahora tiene novia.
  • ¿¿¿Tiene novia???
  • Sí, la conoció cuando estaba en Londres. Pero eso da igual, porque aunque no tuviera novia no hubiéramos vuelto. Lo nuestro era una historia provisional. Siempre dije que no estábamos saliendo porque los dos teníamos claro que no queríamos nada más… aunque a todos os cayera muy bien y quisierais que hubiésemos formalizado nuestra relación.
  • Ya… Yo no lo entiendo muy bien porque sabes que soy un romántico y me cuesta un poco entender esas relaciones tan “prácticas”.
  • Bueno, pues eso… que da igual, porque ya no tengo ninguna relación con Rodri: ni romántica, ni sexual-práctica, ni nada. Además… según la conclusión a la que llegué ordenando mi armario, con “la paradoja de las botas fantasma“, ya he dicho que no quiero mantener relaciones en el tiempo que tenga claro que no van a llevar a ninguna parte.

  • ¡Eso me gusta! ¡No hay que perder el tiempo, bloguera mía!
  • Pues eso. Aunque no me importaría mantener con Rodri una relación de solo amistad, porque es un tío muy majo y estos meses ha estado muy pendiente de mí. Me parece que realmente se preocupa por mí y se comporta como un amigo. Y no hay mucha gente así…
  • No, la verdad es que no. Yo cada vez tengo más claro que hay que cuidar a la gente que realmente te trata bien y te hace sentir feliz, y pasar de los conocidos que solo se interesan por ti cuando quieren algo.
  • Exactamente. A esa misma conclusión he llegado yo este año. Sobretodo a partir del verano y de cuando estuve leyendo el método Konmari. Que hay que deshacerse de las cosas que ocupan espacio inútil… ¡y de la gente, también!
  • Por cierto. ¿Terminaste ya de ordenar tu casa? Porque estabas súper emocionada con ese tema, y de repente  dejaste de hablar de ello.
  • Ordené mi habitación, la cocina, y la estantería de la terraza… pero luego paré, porque con el lío de la publicación de la agenda… no me daba la vida para más.

  • Normal…
  • Pero ya solo me queda el salón. En cuanto pueda desmontar mi árbol de navidad hecho con libros (que sigue prácticamente entero), voy a vaciar todas las vitrinas y las estanterías para tirar todo lo que no necesito… y ya de paso pintar el mueble que ahora me ocupa la pared entera.
  • ¡Ah, es verdad! Que dijiste que la casera te había dado permiso para pintarlo.
  • Síííí. ¡¡¡Y le tengo unas ganas locas!!! Es mi SEGUNDO propósito de año nuevo…

  • ¿Y cual es el primero?
  • ¡Retomar los ejercicios del BBG! ¡Te lo he dicho antes!
  • Ahhh, jajaja. Vale vale. ¿Y hoy también los has hecho?
  • Hoy no me tocaba rutina, porque solo son tres días a la semana. Pero he hecho cardio y una sesión de estiramientos, que es lo que me tocaba. ¡¡¡Estoy a tope!!! Si sigo así, en un par de meses vuelvo a estar como el tercer mes de hacer ejercicio, antes de que empezara el verano. ¡¡¡Yuhuuuuu!!! De hecho, me estoy dando cuenta de que si en colocar mi habitación tardé más de un mes… cuando me ponga con el salón puede que tarde más. Así que puede que tarde menos en ponerme en forma que en colocar el salón una vez desmontado, jajaja.

  • Jajajaja. Oye, ¿y tu compañera de piso no va a decir nada porque le desmontes el salón y lo tengas un mes empantanado?
  • No. Ya se lo pregunté y me dijo que le daba lo mismo. Es una chica que no para en casa… Trabaja de jornada partida, y el poco tiempo libre que tiene lo pasa en el gimnasio. Cuando llega a casa, normalmente cena en el salón mientras charlamos un rato y después se mete en la habitación a ver series por internet. Hay semanas en las que, si no coincidimos a la hora de cenar, se me pueden pasar tres días seguidos sin verla, jajajaja. Es la compañera de piso ideal, porque la convivencia es muy buena y muy escasa.
  • Lo mismo la convivencia es tan buena precisamente porque es escasa…
  • Jajajaja. También puede ser. Pero es que esta es una chica muy normalita, de momento con la que mejor he congeniado.
  • ¿Y con su perrita te llevas bien?
  • Sí. La pobre no da un ruido. Es súper tranquila… A veces parece un gato más que un perro, porque hay días que casi no sale ni de la habitación.
  • A lo mejor te tiene miedo…
  • No, no es eso, jajaja. Sí que hay muchas veces que se viene conmigo al salón y se tumba conmigo, pero si pongo la tele alta, o música que no le gusta… se marcha a su habitación, jajaja. Pero no es porque me tenga miedo…  De hecho me tiene mucho cariño. Me la gané las primeras semanas a base de darle comida cada vez que iba a la cocina, y de sacarla de paseo, jajaja.

  • ¿¿¿La sacas tú de paseo??? Joder… Tu compi estará encantada contigo.
  • Si estoy en casa la saco a pasear mediodía, porque mi compi está fuera de 09:00 a 20:30 y me parecen muchísimas horas para la pobre perrita para estar encerrada en casa sin salir. No lo hago por mi compi… Lo hago por la perra, que me da penica, la pobre. Como yo voy a mear cada hora, me parece una tortura que ella tenga que aguantarse tantas horas.
  • Visto así. Pero vamos… que ya tienes ganas de cargar con un perro que no es tuyo.
  • Espero que el karma me compense algún día… con un novio guapo, majo, listo, bueno y cariñoso… y preferiblemente no exquisitamente perfumado con geles con olores a postres.
  • Jajajajaja.
Etiquetas:
, ,
Compartir:
Personajes: , ,