Hoy me he quedado completamente flipada al ver en mi agenda que este fin de semana ya es San Juan.

¡¡¡Me encanta la noche de San Juan!!! Lo de quemar los deseos viejos y pedir los nuevos de este año… me parece una noche súper mágica. Como encima este año pilla en sábado tenía la esperanza de que alguno de mis amigos viniera a pasar el fin de semana para ir a celebrarlo pero todos me han dicho que como acabamos de volver de la casa rural, este finde se quedan en casa.

Al salir de clase de yoga, sorprendentemente, Maca me ha dicho que si quería ir a dar un paseo igual que el otro día (y digo lo de “sorprendentemente” porque después de la turra que le metí la otra vez no sé como le han quedado ganas de repetir, a la pobre).

El caso es que he vuelto a ir a dar un paseo con Maca y me ha dicho:

  • ¡Jolín, qué bueno hace. Creo que para otro día voy a meter el bikini en la mochila y al salir de yoga voy a ir a tomar el sol a la playa.
  • Jajaja. A mí es que me gusta más tomar el sol por la tarde que por la mañana. De hecho, esta semana ya he ido a tomar el sol todos los días. ¡¡¡Qué ganas tenía de que llegara el calor!!!
  • Ya, maja… Es que este año se ha retrasado tanto el verano que no te haces a la idea de que ya casi estamos terminando junio, ¿a que no?
  • Pues no.
  • Yo que otros años al llegar a estas fechas ya estoy morena de haber estado tomando el sol todos los días en mayo… ¡no me puedo creer que a estas alturas no haya ido ningún día! Porque encima, a partir de esta fecha me gusta mucho menos ir a la playa porque después de las hogueras de la noche de San Juan, la playa se queda un mes hecha un asco. Por mucho que la limpien, están saliendo astillas y cristales todo el verano.
  • Ya… es verdad. Ahora que hablas de la noche de San Juan y de lo tarde que ha empezado este año el calor, hoy he flipado un poco al ver en mi agenda que es este fin de semana. Pensaba que faltaba más. ¡¡¡Así no me va a dar tiempo a organizar nada!!! Llevo toda la mañana intentando liar a algún amigo para que vaya conmigo a las hogueras… y no lo he conseguido.
  • Jajajaja. A ver si lo adivino… ¿tus amigos viven fuera, o tienen hijos?
  • Las dos cosas.
  • Jajaja. Ya sé como dices. A mí me pasa lo mismo. Antes mis amigas y yo tampoco perdonábamos la noche de San Juan, pero ahora como no vayan con los carritos de bebés por la arena… imposible. De mi grupo de amigas de toda la vida, soy la única que sigue soltera sin hijos y estoy completamente descolgada del resto. Los planes más emocionantes que puedo hacer con ellas es quedar en el parque e intentar mantener una conversación con ellas sentadas en un banco, mientras los niños juegan en la arena… y es imposible, porque les cuente lo que les cuente, cada medio minuto pierden la atención y no te hacen ni puto caso. ¿Sabes como te digo?
  • Perfectamente.
  • ¿Tu sabes la de tiempo que llevo sin salir de fiesta?
  • Oye… ¿y por qué no vamos juntas a la hoguera?
  • No me lo digas dos veces…
  • ¿Por qué no? Mejor que estar solas en casa muertas del asco…
  • Porque con la de tiempo que llevo sin cogerme una borrachera y las ganas que tengo… voy a beber tanto alcohol que vas a tener que pasarte toda la noche vigilando que no me acerque al fuego para que no me prenda como una antorcha.
  • Jajajajajaja. No pasa nada está el río al lado para tirarte al agua si te prendes.
  • Sí. Y si me tiras al agua, seguro que puedo fingir que me ahogo para ver si me puede sacar algún jugador cachas de rugby o de balonmano que haya por ahí. Lo estoy viendo claro, ¿eh? Cada vez me parece mejor plan. No veo fisuras posibles…
  • Jajaja.

Oye, pues es maja esta chica. Hay que ver qué personas tan majas descubres cuando tú te callas un poco y dejas que hable el resto. 😂😂😂

Compartir:
Personajes: , ,