Anoche me llamó el tío pesado del sábado y pasé de cogerle el teléfono.
Y hoy ha vuelto a insistir, me ha vuelto a llamar por la mañana, luego me ha mandado un mensaje, y por la tarde me ha llamado otras DOS VECES!!

  • Hola
  • ¡¡¿Qué cojones te pasa?!!! ¡¡¿Por qué no me coges el teléfono?!!!
  • Oye tranquilito… a mí no te me pongas borde.

 

Joder, es que hay algunos tíos muuuuuuuy pesados. Y yo me los encuento a todos. Se supone que las pegajosas somos las chicas, y que los hombres se desentienden… pero yo me voy encontrando todo lo contrario!!

Patri dice que es mejor no dar ni el teléfono, porque si no te empiezan a llamar y mandarte mensajes, a darte la brasa, a querer quedar, a presentarte amigos, a venir a trovarte a la ventana cabalgando en un rocín blanco… yo que sé!!

 

Y tiene razón, parece que nos vamos encontrando a los tíos más moñas de España.
Está visto que cuanto menos intención tienes de hacer que algo perdure, más ganas  le pone el otro.
Eso sí, cuando das con uno que te gusta de verdad… ese no quiere darte ni los buenos días…

Que asco!! Con lo bien que estaba yo el año pasado liándome con Javi, sin problemas de compromisos, ni de tamaños, ni de nada…
Ains!

Compartir:
Personajes: , ,