Diego me dijo que estaban tomando algo en un bar de barrio, pero que a última hora irían para el centro y que si nos veíamos. Le he dicho que no creía que nosotras aguantáramos tanto, y me ha dicho que de todos modos me volvía a escribir cuando salieran para allá.

No le he respondido ya a ese mensaje porque justo ha entrado en el bar mi amiga Cayetana, que es una chica a la que hacía un montón que no veía (precisamente porque nunca salimos por las mismas zonas de bares).

Nos hemos estado tomando algo con ella y a Enma (que no la conocía), le ha encantado. Cuando se ha ido, me ha dicho:

  • ¡Qué chica tan maja!
  • Sí, es encantadora. Siempre está alegre y parece tan inocente…
  • Sí. Me recuerda un poco a Javi.
  • Jajaja. Un poco sí. Hummm. La verdad es que harían buenas migas… Podría intentar presentarlos.
  • ¿Para qué?
  • Pues por si se gustan. ¿No fuiste tú la que me dijiste que si no quería que Javi se echara una novia que fuera una arpía, podría presentarle yo a alguien?
  • Pero te lo dije de broma… ¿¿¿En serio le vas a buscar a Javi una follamiga de repuesto???
  • No no. De follamiga nada, ¡que para eso ya estoy yo! Yo los quiero presentar por si se gustan para ser novios formales. En plan de enamorarse, ir juntitos de la mano… y todo el pack completo. Que estoy temiendo que cualquier día se me acaba el chollo de tirármelo porque se echa novia… y me jodería mucho que fuera por echarse una novia que fuera una manipuladora y un sargento, que lo tuviera todo el día más tieso que una vela, y no en el sentido que me gusta ponerlo “tieso” a mí.
Compartir:
Personajes: , , ,