(Post correspondiente al domingo 17/11)

Ayer por la noche, cuando Enma bajó del cumpleaños que tenía, quedé con ella y estuvimos tomando una caña en uno de los bares a los que vamos siempre.

Cuando estábamos cambiando de bar, tapadas hasta las orejas porque hacía un frío que pelaba, nos encontramos con los amigos de Diego, que estaban fumando a la puerta de una cervecería a la que suelen ir bastante.

  • Sandritaaaa! Enma!
    Qué tal chicas??
  • Ehmmm bien
  • Pues mira, de camino al siguiente bar… que hace un frío que pela para estar en la calle!
  • Ah, pero no veníais aquí?
    Pensé que habríais quedado con Diego
  • Pues no
  • Chicaaaaaas!
    Qué tal?
    Cuanto tiempo!!
    Pasad a tomar una caña con nosotros!!
  • Pero es que nosotras íbamos a…
  • Venga hombre!!
    Para dentro he dicho!!
  • Eso, vamos!!
    Que hace mucho que no os veíamos!!
    Qué os pedimos??

Nos metieron en el bar a empujones sin que tuviéramos ninguna gana (y mucho menos teniendo en cuenta la despedida que habíamos tenido Diego y yo hacía unas horas).
Pero empezaron a hablar con nosotras tan simpáticos… que nos dió no-se-qué… y nos quedamos con ellos.

Diego estaba al fondo del bar con otros dos chicos que no conocíamos, y puso los ojos como platos cuando nos vió entrar con sus amigos.
Supongo que pensaría que habíamos ido por allí para encontrárnoslos a posta, y que habíamos sido nosotras las que nos habíamos acoplado a ellos… o algo así, y no le haría mucha gracia pensar que yo me estuviera haciendo la encontradiza.

Tardó un poco en venir a saludarnos, y cuando vino nos dió dos besos a cada una… bastante distante:

  • Hola… cómo vosotras por aquí?
  • Pues ya ves… que pasábamos por aquí delante y hemos visto a estos y…
  • Te puedes creer que no querían entrar??? Que se iban a marchar a otro bar?
    Ya les he dicho yo que entraran, que se quedaran con nosotros
  • Ah! Pues… bien
    Yo me voy con estos… vale? Que no  los quiero dejar solos…

Y se volvió a marchar con los dos desconocidos.
Estuvo allí con ellos hablando todo el rato, mientras nosotras estábamos con el resto en la barra.
Simón nos dijo que los dos con los que estaba Diego eran: el ex-compañero de carrera con el que me dijo que iba a salir, y Tom (el que se había jodido el tobillo jugando al fútbol la semana pasada).
Nos dijo que Diego llevaba una semana que no se separaba de Tom ni a sol ni a sombra. Que se lo llevaba a todas partes y que no se despegaba de él ni un momento… porque como Tom solo hablaba inglés… con el resto casi no podía hablar, y no quería dejarlo descolgado.

En un momento en el que Diego se fué al baño, los otros dos se acercaron a donde estábamos los demás. Y se nos presentaron a Enma y a mí.

Le pregunté a Tom por el tobillo y me dijo que ya lo tenía muy bien. Que ya no le dolía aunque le habían dicho que llevara las tiras un par de semanas más por si acaso.
Me dijo que hablaba muy bien inglés, que dónde he aprendido… y luego empezó a preguntarme que de qué conocíamos a Diego… que si salíamos muy a menudo con él… y cosas por el estilo…

Cuando Diego volvió, se sorprendió muchísimo al verme hablando con Tom.
De hecho se puso de espaldas a nuestro lado, de manera que estaba hablando con los demás, pero podía ir exactamente lo que estábamos hablando Tom y yo, porque estábamos hombro con hombro.
En cuanto se colocó en esa posición, Enma me miró de reojo y se rió (no me dijo nada pero yo la entendí perfectamente… era una risa de “Jajaja. No puede ser más evidente… ¿en serio cree que no nos damos cuenta de que se está acercando para marcar territorio y cotillear?”

Cuando le estaba contando a Tom de qué conocíamos a esa pandilla… de repente Diego se dió la vuelta y se metió en la conversación.
Enma se volvió a reir y Diego la miró con cara de pocos amigos…
En menos de dos minutos, Diego volvió a llevarse a Tom un poco más lejos del resto.

  • Joder… y a este que le pasa con Tom?
    Que lo quiere solo para él y que no se le acerque nadie??
  • Jajajajaja
    Sí la verdad es que vaya perra ha cogido con él…
    Pero yo creo que más bien es que no quiere que nadie se te acerque a tí…
    No te has dado cuenta de que en cuanto te ha visto con él, se ha puesto a vuestro lado para escucharos… y que no le estaba haciendo ni puto caso a la conversación de los otros?? No que no hacía más que mirarnos de reojo a Tom y a tí… hasta que ha visto la oportunidad de meterse… jajaja
  • Y por qué hace eso?
    Por qué no se pone a hablar con nosotros directamente?
  • Pues porque es bobo. Yo qué sé!!!

Al momento se nos acercó su ex-compañero de carrera y estuvimos hablando con él un buen rato… en el que Diego tampoco nos quitaba ojo de encima.
Y de hecho un momento en el que nos quedamos hablando solos el chico y yo, de repente apareció Diego de la nada, se metió (literalmente) en medio de los dos y nos acercó a donde estaban los demás.

  • hombres_marcando_territorioEnma… ¿Diego acaba de mearme alrededor o han sido imaginaciones mías??
  • No no… acaba de mearte alrededor… pero con todas las ganas, además.
    Jajajajajajaja!
  • O_o
    Pero por qué??? Si solo estábamos hablando??
  • Tú no te das cuenta, pero cuando estás borracha te acercas mucho a hablar con la gente…
    De todas formas hoy ya te ha separado de Tom y de este… Va a ser mejor que nos vayamos antes de que tenga que haber una tercera vez, jajajjaja
  • Sí sí… que tampoco es plan de que parezca que nos hemos acoplado a ellos, vámonos!

Cuando dijimos que nos íbamos, los amigos de Diego se quedaron un poco extrañados.
Estoy segura de que en cualquier otra situación nos hubieran vuelto a insistir en que nos quedásemos con ellos… pero después de que Diego se hubiera pasado la noche separado a la otra punta, un tanto tenso… y solo se acercara para mearme alrededor… los demás no se atrevieron a decirnos nada.
Se miraron entre ellos sin saber muy bien que decirnos… miraron a Diego que hizo como que el tema no iba con él… y se despidieron de nosotras con cara de circunstancias.

Una vez en la calle, le dije a Enma:

  • Joder que frío… tengo las piernas y los pies congelados!!!
  • Jajajja, no me extraña…
    Con las meadas que te ha echado Diego en el bar… ahora al salir se te estarán congelando!!
  • Jajjajajaja
Compartir:

    4 comentarios

  1. Jessica at Responder

    jajaja, en mi pueblo se dice: ‘es como el perro del hortelano ni come ni deja comer’, este chico no tiene muy claro el concepto de folloamigos, o no lo tengo claro yo, jejejej. Pero desde luego no consideramos que sea lo mismo. Espero información de los Bitacoras!!! Y ahora que eres finalista, que????? Besitos

  2. Eva at Responder

    Hay Sandra, de verdad que no entiendo a Diego, que estres de personaje, tienes mas paciencia que el Santo Job. Con lo que tu vales espero que no tardes mucho en hacerle ver lo que se pierde y que madure de una vez por todas y deje de marear la perdiz que al final le vomita encima. Bueno que digo yo que a lo mejor me he precipitado porque queda por contar lo que ha pasado despues, pero que a gusto me he quedado.

    • Sandra Broa

      Jajjajaja. Después de eso no ha pasado más.
      Ya os lo estoy contando para llegar al día de hoy de una vez y contaroslo al día. Ains!! Que trabajos!!

Dejar un comentario