Enma reaccionó enseguida, agarrando a Diego para que no…

Cuando Enma por fin volvió de la barra, tenía una cara un poco rara, así que le dije:

  • ¿Qué te pasa?
  • Pues que acabo de pasar por el lado de Diego y estaba súper agobiado con toda la situación. Me ha mirado con una cara de martirio, que me ha dado pena hasta a mí… Me he acercado y le he preguntado al oído: “¿Necesitas ayuda?”, y me ha dicho “Sí, por favooor…” Así que…

  • Ya…
  • ¡Hola chicas! ¿De qué habláis? —Me sorprendió darme la vuelta y encontrarme a Javi—.
  • ¡Hola Javi! Pues estábamos aquí poniendo verdes a la zorra de la ex de Diego, y la carroñera de su hermana, porque no nos parece ni medio normal que…

Decidimos irnos antes de que la cosa se pusiera más intensa… y nos marchamos dejándolos a cada uno aguantando su propia vela.

Compartir: