Esta noche me ha llamado mi Hermana:

  • Jajajajajaja. Tía, te llamo porque hace un rato me he metido en Facebook, y cuando he leído el último post de Tara Malikian casi me meo de la risa. ¿Pero la gente como está tan jodida de la cabeza?
  • No sé… pero a mí lo que me intriga es ¿¿¿por qué me la tengo que encontrar yo a toda???
  • Jajajajaajajaja. No sé, chica, pero qué risas me he echado. Desde luego que vas de tarado en tarado…
  • Sí sí. Voy de mal en peor.
  • El otro día estábamos diciendo que Héctor era un telar de tío, pero al lado de este no hay color.
  • Por cierto, ¿te dije que me escribió para quedar en San Valentín?
  • ¿Quién? ¿¿¿HÉCTOR???
  • Sí.
  • ¿¿¿Y eso??? ¿¿¿Qué quería??? ¿¿¿Se te declaró o algo???
  • Halaaaaaa, jaja. No no. No te flipes.
  • Hija, yo qué sé. Es que los tíos tan introvertidos y tan crípticos, hay veces que de repente te sueltan unas cosas que te dejan del revés. ¿Entonces qué quería?
  • Me escribió por la mañana un Whatsapp para decirme que ese día iba a salir pronto de currar y que si estaba libre podíamos quedar a tomar algo. Yo ese día no podía, así que me quedé pensando si decirle que no sin darle más explicaciones, o si proponerle quedar un día diferente… porque como ya me ha propuesto quedar dos veces seguidas y las dos le he dicho que no… me daba no-se-qué.
  • ¿¿¿¿Y???? ¿¿¿Qué le dijiste al final???
  • Pues el caso es que cuando leí el mensaje me acababa de levantar, y ya sabes que yo recién levantada soy de reacción lenta, así que me puse a hacer café en lo que pensaba qué responderle. Y de repente, me di cuenta de que era San Valentín, y le contesté: “¿No me escribes nunca, y justo te acuerdas hoy de mí? ¿En San Valentín? ¿Es algún tipo de indirecta? ¿O hay algo que quieras decirme?”, y un emoticono con ojos de suspicacia.

  • ¿Y qué te contestó?
  • Me contestó: “Jajajajajaja. Puede ser“, y me puso un guiño.
  • 😳😳😳 ¿¿¿Y se te había olvidado contarme eso???
  • Pues sí. Es que tampoco veo yo mucha novedad, la verdad.
  • ¿¿¿Pero no crees que quisiera decirte algo???
  • No. Es más de lo mismo. Otro mensaje exactamente igual a las decenas de mensajes iguales de tonteo que nos hemos mandado estos años. Es el típico juego de ni sí ni no. Tira la piedra y luego esconde la mano. Me escribe para quedar en San Valentín, pero si llego a quedar con él, seguro que está conmigo media hora y luego se pira a sacar a pasear al perro de las narices.
  • Jajajaja. Sí sí. El perro ese que tiene que le da más trabajo que tres hijos tontos.
  • Sí. Es que siempre está igual. Juega a hacerme el caso justo para que no le deje de hacer caso yo. Y, si te digo la verdad, me está empezando a tocar ya mucho los cojones.
  • Hummmm, ¿y qué vas a hacer ahora?
  • ¿¿Yo?? Nada.
  • ¿No le piensas escribir para quedar un día?
  • No. ¿Para qué?
  • Joder, que firme te veo… ¡me sorprendes!
  • ¿Por?
  • Porque Héctor es un poco como tu talón de Aquiles. 
  • ¿¿¿Héctor??? No te líes. Si tengo un talón de Aquiles, es Diego.
  • Ya bueno… sí. Pero quiero decir que aunque sepas que Héctor es un”material dañado” con el que no vas a ninguna parte, y te cabree que siempre ande que “ni sí ni no”, cuando lo tienes delante, se te cae la baba con él.
  • Ains, eso es verdad. Es que es taaaaaan mono, que no lo puedo evitar. Pero mira, mientras no lo tenga delante, eso que voy ganando.
Compartir:
Personajes: , ,