Vale. Ahora si que puedo decir que lo que no me pase a mí, no le pasa a nadie… Me encuentro con los tíos más estrechos del mundo!!!

El año pasado invité a Oliver a desayunar (nada más conocerlo), y se escapó sin desayunar y sin tocarme un pelo (a mí eso me ha dejado un trauma) y ahora lo del tío de ayer… que ya ha sido el colmo!!!!

Habíamos quedado a tomar algo con Pili, que estaba con unos amigos de la universidad. Cuando llegamos ya estaban un poco pedo, porque nosotras aparecimos casi a las 10, pero ellos llevaban tomando cañas desde las 7 de la tarde o así.
Entre los amigos de Pili estaban: Elena, Oliver (hablando del rey de Roma) y un chico nuevo muy mono al que yo no había visto nunca (porque es amigo de Elena y Oliver), y que me encantó.
El chico en cuestión y yo nos pusimos a charlar… y cada vez se iba acercando más para hablarme… Es verdad que llevaba una castaña considerable… pero me parecía que estaba más cerca de lo que era recomendable. Y aunque a mí me parecía muy mono, tenía claro que no iba a provocar yo la situación… Porque Pili puede matarme…
Y es que… amigo que me presenta Pili, amigo que intento picarme… Yo no sé por qué será… pero esto ya se escapa a la estadística: Oliver, Javi, Diego… ahora este… prffff!!
Me gustan todos los tíos que me presenta!!

En fin… el caso es que el tío seguía acercándose, hasta que al final me metió el morro.
Y de repente me salta:

  • Se me está ocurriendo una locura… ¿te la digo?
  • Ehhhmmmm, bueno…
  • ¿Por qué no nos vamos a ver las estrellas?
  • ¿Cómooo?
  • Ir a ver las estrellas. Ya sé que es una locura, pero ¿que te parece?
  • Hombre… una locura locura… no me parece… pero un plan original si que es… ¡¡me encanta!!
  • Pues vamos
  • Espera que tengo que despedirme de mis amigas

Me acerqué a Enma (porque Pili estaba pidiendo en la barra con Oliver) y le dije:

  • Enma, que me voy con este a ver las estrellas, jajjajja
  • A dondeeee?
  • A ver las estrellas me ha dicho….
  • Vamos… a echar un polvo a la luz de la luna, no?
  • Eso mismo!
  • Jajajaja. Vale. ¡Pasalo bien! ¡Mañana me cuentas!

Y dicho esto salimos del bar.
Coge el tío y para un taxi.
Nos montamos y nos pregunta el taxista:

  • ¿Donde os llevo?

A lo que el otro respondió sin dudar:

  • A ver las estrellas

O_O
La cara del taxista fué un poema, claro.

  • ¿A donde has dicho?
  • A ver las estrellas

El taxista me miraba como diciendo “es ímbecil o me está tomando el pelo?”.
Y a mí casi me daba la risa.
Como ví que se podían tirar así hasta que el taxista se cabreara y nos mandara a la mierda, le dije que nos llevara a un parque que está un poco a las afueras, que es bastante amplio, y es desde el único sitio que se me ocurrió que podía verse alguna estrella… y que a la vez está suficientemente en el núcleo urbano como para que sea seguro y pasen taxis para poder volver a casa sin quedarnos allí tirados.

Llegamos y nos bajamos del taxi.
Me tumbo en el césped… y coge el tío… y se tumba a mi lado!!
¿????
Un momento… ¿que está pasando aquí?
¿Por qué se tumba a mi lado… en vez de ENCIMA de mí?????
Y para rematar, empieza a decirme:

  • Ah pues sí que se ven muchas estrellas, verdad?
  • Muchas, dices? Tu no has visto nunca el cielo en el campo, verdad?
  • Pero si sí que hay muchas… mira… esa es la osa mayor
  • Que hostias va a ser esa la osa mayor… si la estrella polar es aquella que está a la otra punta…
  • Y que tiene que ver?
  • Prfffff, déjalo

  • Mira… aquella no es la constelación de Orión?
  • Yo que coño sé donde está Orión… Yo lo que sé es que para estar aquí tirada en la hierba hace mucho frío y se me está quedando el culo helado…
  • Uy, tienes razón…

Bueno…. ahora ya lo habrá pillado, no?
Pues NO.
Me da la mano para ayudarme a levantarme… y me dice:

  • ¿Y donde podemos ir ahora a tomar un café?
  • Café? Pues si es casi la una de la mañana…
  • Anda! Y que quieres hacer entonces?
  • Prfffff.
    En mi casa!!! En mi casa hago un café que te mueres!!
    (Mentira, por supuesto… No tengo ni cafetera…)
  • Ah, pues me parece buena idea… porque total… casi no se ven las estrellas…

Vamoooooos, vamos!!!!
A cualquiera que le digas que un tío me ha propuesto que fueramos a ver las estrellas… y que lo que de verdad quería era… VER LAS ESTRELLAS!!!
Yo es que alucino…

Ahora he quedado con Toni para ir de compras (estoy haciendo tiempo… porque solo he dormido una hora pero sé que si me echo la siesta va a ser peor).
A ver que me dice cuando se lo cuente…
Aunque claro, que va a decirme? Se descojonará de mí sin más… Prfffffff!