(Post correspondiente al miércoles 13)

Tercer día de la semana… y tercer día que llego a casa encabronada!!!

Pero por qué me tengo que cruzar con todos los gilipollas del mundo??? Si yo soy una tía tranquila que no se mete con nadie!!!

El caso es que esta tarde… me he tenido que marchar más pronto de clase de tai-chi, porque estábamos practicando una serie de movimientos, y de repente se me ha ido la rótula hacia fuera.
La llevaba notando inestable toda la clase… pero no parecía nada grave. Hasta que al dar un paso lateral, se me ha ido.

No se me ha llegado a salir… pero ya me he quedado acojonada (me da pánico volver a quedarme coja y pasarme otros nueve meses en muletas), así que he preferido dejarlo antes de hacerme más daño o que se me saliera del todo.

Según estaba yendo para casa… caminando despacito… con toda mi congoja… me ha llegado un mensaje de Enma diciendo que ella iba a llegar a casa un poco tarde… y que si podía hacer la compra.
Joder!! Para un día que no quiero dar ni un paso más de los necesarios… También es mala suerte!! Ains!!!
Así que me he metido en un Mercadona que me pillaba de camino, para comprar las cosas que nos hacían falta.

He comprado unas bastantes cosas y he ido a la cola a pagar.
Cuando he tenido sitio ya para poner las cosas en la cinta, he ordenado las cosas como hago siempre:

  • las cosas más pesadas y que no se aplastan delante, para que sean las primera que pase la cajera y meterlas en el fondo de la bolsa
  • la fruta y las verduras al final, para que sea lo último que pase la cajera, y ponerlas encima de la bolsa, para que no se aplasten

Al llegar mi turno, he visto que la otra parte de la cinta, estaba abarrotada de cosas… y había un señor mayor… metiéndolo todo muy poco a poco en bolsas, para meterlas después en el carro que llevaba.
La cajera se ha puesto a pasar mi compra, lánzando las cosas a la otra parte de la cinta, que estaba libre.
Y en vez de empezar a pasar las que estaban más adelante, ha empezado a coger la hilera que le pillaba a ella más cerca. Así que le he dicho: “Pásame antes las cosas que pesan, anda… que así ya lo voy colocando según lo pases…”
Pero no me ha hecho ni puto caso… y ha seguido pasando las cosas en el orden que le ha salido de los cojones. Concretamente ha pasado casi toda la fruta al principio… y lo último que ha pasado, ha sido la botella de detergente (que claramente es lo que iba a meter lo primero en la bolsa, porque al ser lo más grande hasta que no coloque eso no puedo colocar el resto).
Así que me he quedado esperando, sin meter nada en la bolsa hasta que no ha terminado de pasarlo todo.
Y cuando ha terminado, he empezado a meter las cosas por orden en la bolsa: primero las cosas pesadas que no se aplastaran, y luego el resto. Mientras el señor seguía con su lado totalmente “empantadado”, claro.

cajera

Yo entiendo que teniendo un carril de la caja libre, lo normal sea que pagues, y te quedes colocando la compra… mientras la cajera le pasa la compra al siguiente cliente por el otro carril, sin tener por qué ir colocándosela en las bolsas.
Pero vamos a ver… si ves que están los dos llenos hasta arriba… lo normal será que te pongas a ayudarle a alguno de ellos a colocar las cosas, para dejar uno de los dos carriles libres… y poder seguir cobrando, no??
De hecho es lo que hacen la mayoría de las cajeras.
Pero esta no.
Esta se quedó mirándome con cara de pocos amigos y con los brazos cruzados, mientras yo seguía metiendo las cosas en la bolsa.

Yo, ya estaba caliente… porque:

  1. Lo de la rodilla me había dejado un poco jodida (más mentalmente, que físicamente, la verdad)
  2. Me jode que habiendo dejado las cosas colocadas en la cinta para tardar lo menos posible y habiéndoselo dicho a ella, me ignorara completamente… y ahora yo tuviera que estar volviendo a colocar las cosas súper-agobiada porque todo el mundo estaba esperando por mí (que es una cosa que me pone muy nerviosa)

La tía me seguía mirando con cara de mala leche… Y de repente me salta:

  • Piensas pagar o qué?

Así… con toda la educación del mundo.

Me jode mucho la gente maleducada… porque yo de primeras siempre soy muy educada.
Y digo “de primeras”, porque yo siempre he sido muy de tratar a la gente con la misma educación con la que me traten a mí… así que empiezo educadamente, pero si veo que la otra persona se sale de todo… pues saco a relucir mi lado leo, y entonces “yo más”.

Puede parecer que eso de tratar a la gente con la misma educación que te traten a tí, es una buena idea… pero no siempre lo es: cuando en tu trabajo, tu superior te habla fuera de tono (cosa que también diré que me ha pasado cuatro veces contadas) y tú le contestas en su misma línea, no se lo suele tomar muy bien. Yo aviso.
A mí me da un poco lo mismo, y muy contadas veces me contengo esas ganas… porque nunca he pensado que tengas que hablarle con respeto a alguien que no te lo tiene a tí. Sea quien sea.
Seguramente puede que por eso haya tenido jefes que al resto de la gente se les salían de tono muchas veces… pero a mí una y no más.
Pero no me toméis de ejemplo, que yo es que yo soy muy kamikaze… de toda la vida.

El caso es que si muchas veces no guardo las formas ni con mis jefes… comprenderéis que me costara bastante más guardarlas con esta elementa.

Aún así le contesté un (para mí) muy comedido:

  • Pagaré cuando termine de meter las cosas en la bolsa!!
    (Yo todavía tenía más de la mitad de mi carril lleno, y el señor seguía teniendo el suyo lleno-llenísimo)
  • Prffff!!!
    Pero no ves que hay gente esperando????
  • (Hasta aquí hemos llegado)
    Pero vamos a ver PAYASA!! Si hay gente esperando no sería más normal que te pusieras a ayudarnos a meter cosas en la bolsa en vez que quedarte ahí cruzada de brazos y poniendo cara de perro???
    Qué te crees que vas a acelerar el tiempo o qué???
    Si pago ahora… SE PUEDE SABER DÓNDE COJONES PIENSAS PONER LA COMPRA DEL SIGUIENTE??? ME LA VAS A TIRAR A MÍ ENCIMA DE LA CABEZA????? O QUÉ????
    NO VES QUE NO TIENES SITIO???

La tía puso los ojos como platos y ya no dijo ni mú.

Tuve la precaución de pagar con la tarjeta…. porque si le llego a dar dinero y al darme el cambio me pone las monedas encima de los billetes… ya es que no respondo!!!!!

Me cogió la tarjeta mirándome mal… mientras el señor TODAVÍA seguía colocando su compra… y se quedó esperando a que pasara.
Y le dije:

  • Eso, tu sigue así, con cara de perro y cruzada de brazos sin mover un dedo… hija mía.
    NO VAYA A SER QUE TE SALGA UNA HERNIA!!!!
    PRFFFFFF!!!!

Tanto ella como los dos primeros que estaban en la cola me han mirado como si fuera una completa desequilibrada.

Por fin ha salido el ticket y he podido coger mi bolsa e irme para casa.
Que parece ser que esta semana es el único sitio en el que estoy a salvo de gilipollas que me toquen las narices.
:-(

Compartir:

Warning: count(): Parameter must be an array or an object that implements Countable in /homepages/42/d338032032/htdocs/wp-content/themes/everly-lite/single.php on line 287

    20 comentarios

  1. Cristina 19 noviembre, 2013 at 10:48 Responder

    Es que a veces es necesario ponerse a la altura de la gentuza, aunque cueste. Y a mí me cuesta mucho. Pero es una cuestión de merecimiento; tú me hablas mal, así que te mereces que yo te hable mal. Sin contemplaciones

    • Sandra Broa
      Sandra Broa 19 noviembre, 2013 at 13:25 Responder

      Uy.. a mí es que lo que me cuesta es callarme.
      Saltar no me cuesta nada de nada.

  2. Misael 19 noviembre, 2013 at 13:39 Responder

    Aparte de lo que le soltaste, hubieses terminado como una señorita diciéndole eso de: No me escuchaste cuando te pedí que siguieres el orden que había en la cinta? Si lo hubieses hecho, probablemente no tendría que colocar las cosas por SEGUNDA vez y ya me hubiese marchado con la compra pagada.

    • Sandra Broa
      Sandra Broa 19 noviembre, 2013 at 13:50 Responder

      Ya… hubiera sido lo suyo… pero es que ya estaba tan cabreada que no me daba la cabeza para más… jajajaja
      De todas formas, siempre se nos ocurren las mejores respuestas cuando ya no podemos decirlas… y da una rabia!!!

      • Misael 19 noviembre, 2013 at 16:33 Responder

        Nada, se da la vuelta y vuelve, xDDD Yo a medida que iba leyendo, solo se me venía eso a la cabeza: Paleta! no es tan difícil pasar la compra tal y como viene en la cinta, y si tienes dudas, al menos si te piden el favor de que lo hagas de determinada forma, hazlo!

  3. Cristina Aguilar 20 noviembre, 2013 at 14:30 Responder

    El problema lo tienen Mercadona y sus cajeras…. yo no compro allí desde hace mil años….. Ainsssssss suerte con la mala gente, que son pocos pero dan por donde más molesta…..
    Besossssss

    • Sandra Broa
      Sandra Broa 20 noviembre, 2013 at 14:43 Responder

      Ufff, yo creo que es en general.
      Un dia mi hermana y yo flipamos con las contestaciones que le metio una cajera a una señora porque no tenia suficiente dinero y tenia q dejar algo de lo que habia cogido.
      Se puso a despotricar delante de ella y yo flipando. A ver… q es una cliente!! Q te esta dejando dinero!! Soy yo la encargada y la pongo firme despues de hacerla disculparse.
      me parecio flipante, de verdad!!

  4. Dependienta 6 diciembre, 2016 at 22:19 Responder

    ¿Pues sabes qué te digo yo? Que te pondría a trabajar de cara al público durante un mes-mes y medio, y verás como te arrepientes de todas y cada una de las palabras que has escrito. Para que te enteres, mona: las cajeras y/o dependientas no están para servirte a ti. Me alegro de no haberme encontrado contigo en el año que trabajé como dependienta, porque se ve claramente que tienes cero empatía y cero educación y consideración con quien tienes delante. Te lo repito por si no te ha quedado claro: las cajeras y dependientas no son tus esclavas ni tus sirvientas, ellas van a hacer su trabajo lo más rápido posible porque así lo tienen ordenado. Si tú quieres embolsar la compra de una determinada forma es tu problema, no el de ellas. No tienen por qué perder tiempo por ti. Y no me creo NADA que te dijera si pensabas pagar o no, pero NADA DE NADA.

    • Sandra Broa
      Sandra Broa 7 diciembre, 2016 at 19:35 Responder

      Yo no protesté porque no me embolsara la compra de una determinada manera… Si no me la quiere embolsar, que no lo haga, pero que se calle la boca y no me meta prisa cuando no tiene ningún carril libre para pasar los productos del siguiente.
      De todas maneras es curioso cabreo de una “dependienta” que lo ha sido durante un año, diciéndome que me pondría delante del publico a mí un mes para que aprendiera, que lo he estado más de siete. Aunque con esa mentalidad mejor que no duraras más.

      • dependienta 9 diciembre, 2016 at 13:52 Responder

        Entonces si has estado siete años delante del público no entiendo ni tu post ni tu falta de empatía con el colectivo. No me lo creo, mona. Para tu información, dejé ese trabajo por otro mejor porque no aguantaba a gente como tú y su continuo desprecio. Y te repito que no me creo que una cajera te hablara así. Eso te lo has inventado tú para conseguir más visitas y tener a más clientas porculeras como tú de tu parte.

        • Sandra Broa
          Sandra Broa 9 diciembre, 2016 at 15:42 Responder

          JAJAJAJAAJAJAJAJAJAJAJA. Vamos… que no hay absolutamente ninguna cajera en el universo que pueda ser borde. Es un sector 100% feliz que siempre te atienden con una sonrisa, son encantadoras, y cagan arcoiris. Todas, sin excepcion, ¿no? Pues usted disculpe, no tenía yo ese dato. Jajajjajaaajajajajajaja.

          Por otro lado ¿ a qué falta de empatía te refieres con que colectivo? Yo no he dicho que las cajeras me parezca gilipollas, ni que me parezcan unas inútiles, ni que me parezcan unas vagas, ni nada parecido. He contado un caso puntual que me paso un día en concreto. PUNTO. No lo he extrapolado a todas las cajeras, o a todas las mujeres del mundo. Si tú has querido entender eso, es tu problema, no el mío.

          • Elena 27 mayo, 2018 at 13:47

            Lo que yo no me creo es que encima vayas de sobradilla cuando todo se ha explicado correctamente ¿No serás tú la paleta esa de cajera? Porque guapita, SI QUE SUCEDEN ESAS COSAS, y SI que estáis para servir al cliente, CON EDUCACION Y HUMILDAD, así de sencillo.

  5. Cristina 19 febrero, 2018 at 10:28 Responder

    Adoro tu post enserio
    Yo estoy tan cansada de las dependientas de mercadona que no he vuelto.
    Lo mejor que puedes hacer es ignorarla porque luego van de víctima y no saben que tratar bien al cliente es otra de sus competencias?
    Tu no tienes la culpa de que ella este cansada es su trabajo y no lo hace gratis y los clientes tambien tienen sus trabajos y cuando van a mercadona o cualquier supermercado estan de recados.
    Son unas cotillas
    Unas entrometidas
    Unas envidosas
    Y unas bordes
    Y un dia las sustituiran las maquinas registradoras individuales de Alcampo
    Eso es el futuro.
    Si yo te digo que lo que mas me estresa de ir a comprar son las cajeras/ dependientas.

    A mi personalmente JUZGAN lo que compro es alucinante.
    Eres una diosa como le contestaste.

    Importa dos mierdas que este cansada o no no se puede hablar mal a nadie
    Y si tanto se quejan de su trabajo que se lo dejen y me lo den a mi que estoy en el paro xdddd

    Gilipollas es poco

Dejar un comentario