Este fin de semana ha venido Patri.
Hoy por la noche habían quedado para salir ella, Pili y Enma. Pero antes han estado un rato en mi casa.

Cuando Patri ha ido a posar su cerveza en la mesita que hay al lado del sofá, ha visto el dibujo de la “telaraña sentimental” que le hice a mi hermana… y ha dicho:

  • (Patri) ¿Y este dibujo? Jajajajaja.
  • Es un dibujo que le hice a mi hermana hace un par de semanas… porque decía que se perdía cuando le hablaba de tantos tíos…
  • (Patri) Jajajajaja. ¡Pero esto ya se ha quedado obsoleto a la vista de los últimos acontecimientos! Trae un boli… que hay que actualizarlo. Mira, voy a tachar todo este trozo y en su lugar vamos a poner…

  • JAJAJAJAJAJAJAJAJA.
  • (Patri) No me digáis que no está mucho mejor así, ¿eh?
  • (Enma) Sí sí, mucho mejor, jajaja.
  • (Pili) Yo lo veo perfecto, jajajaja. Por cierto Sandra… ¿Diego te sigue escribiendo?

Antes de que me diera tiempo a contestarle, Enma (en un alarde de agilez mental para evitar el tema) dijo:

  • (Enma) Del que hace mucho que no sabes nada es del boxeador, ¿no? ¿Dónde se ha metido últimamente?
  • Está de vacaciones. Creo que vuelve la semana que viene… Vamos… que lo sé por lo que va publicando en facebook… no es que haya vuelto a hablar con él.
  • (Patri) Ahhhh. Bueno, pues entonces a ese no le pongo nada raro en el dibujo. Te lo dejo así para que le puedas poner otra cruz dentro de poco…
  • Jajajajaja. Eso eso…
  • (Pili) ¿Es que piensas volver a quedar con él?
  • No veo por qué no…
  • (Enma) Y menos teniendo en cuenta que te viene a echar un polvo cómodamente a domicilio. Una llamada, y en media hora lo tienes calentito en la puerta. Más fácil que pedir una pizza, jajajaja.
  • Es verdad, que majete es… Además me lo paso muy bien con él.
  • (Enma) ¡Quién lo iba a decir el día que lo conocimos! Teniendo en cuenta que cuando estabas tonteando con él justo te cagó una paloma en la cabeza, ¡es increíble que al final consiguieras ligártelo! Jajajaja.
  • No te creas. Yo siempre digo que lo importante es causar impacto y que se acuerden de ti. Da igual que haya sido una impresión buena o mala. Porque si tienen una opinión mala, la puedes remontar. Pero si no se acuerdan de ti no tienes nada que hacer.
  • (Patri) ¡Eso es totalmente cierto! ¡Si no mirad lo que me pasó a mí con el pincha y el oricio! Jajajaja.
  • (Todas a la vez) ¿¿¿Con quién???
  • (Patri) Jajajaajaja. Es que a lo mejor no os lo he contado, porque fue hace un par de años…
Compartir: