Madre de dios, que vergüenza!! Y que resaca!! Y que jodido tengo el estómago todavía!!
:-S

Ayer salí de fiesta con Enma. Y a eso de la una y pico de la mañana me llegó un whatssapp de Diego: “eeee mona. te apetece quedar a tomar algo?”

  • ¿Quién te ha escrito??
  • Diego… que si me apetece quedar a tomar algo…
  • Y te apetece?
  • No sé… la verdad es que estoy encabronada con él… pero quería quedar para hablar las cosas con él y decirle que estoy harta y que no pienso seguir así… porque a mí esta situación ya me está haciendo mucho daño, y quiero decirle que no pienso seguir así más tiempo…
    Porque me jode mucho estar así… que ni sí ni no… Así que se decida de una vez. Si quiere tener algo serio, bien. Y si no que me deje en paz de una puta vez… pero esto se acabó.
  • Pues entonces contéstale y dile que vamos con ellos… y luego cuando te quedes a solas con él ya lo habláis…
  • Sí… Será lo mejor…

Cuando llegamos al bar en el que estaban, nos saludaron todos… que estaban especialmente simpáticos… incluido Diego.

La noche prosiguió normal… hasta que de repente en un bar me empecé a marear…

  • Enma… salgo fuera, ¿vale?
    Que me estoy agobiando muchísimo… y estoy súper-mareada…
  • Salgo contigo??
  • No, no hace falta… en cuanto se me pase un poco vuelvo…
    Solo es que me estoy agobiando de tanto calor.

Salí a la calle (era una plaza peatonal, en la que siempre hay bastante gente haciendo botellón en la calle), y me senté en el suelo.
Debí estar fuera como un cuarto de hora o más… porque de repente apareció Enma preocupadísima:

  • Joder Sandra… que susto!!
    Que te llevo buscando un rato y no te encontraba…
    ¿Estás bien???
  • No
    Eztoy fatal
    No sse que me passa…
  • Pero qué te pasa??? Si hace un momento estabas bien!! Si no has bebido tanto!!!!
    Solo hemos bebido cuatro cervezas!!!
  • Ya
    No sse
    Ess muy raro… zabes? Ha ssido de repente
  • Sandra… quieres que nos vayamos a casa?
    Sandra!!!!!! Mírame!!!
  • No pppuedo…
    Ze me cierran losss ojos… no puedo abrirrlos…
  • Joder Sandra!!
    A ver levántate…
  • No… no puedo!!!!
    Ze me doblan lasss piernas
  • O_O
    Pero tía… qué cojones te pasa???
  • No ssse…

Y me puse a vomitar, para un lado sin moverme del sitio.

Estuvimos allí muchísimo rato… porque yo no era capaz de andar (de ponerme de pie sí… pero de andar no) y Enma no quería dejarme sola…

  • A ver Sandra… vamos a hacer una cosa…
    Voy a entrar a buscar a Diego para que me ayude a llevarte hasta un taxi, y nos vamos a casa, vale?
  • Noooo. Déjame aquí un rato…
    Que zi me levanto me mareooooo… ¡hip!
  • No. No te puedes quedar ahí toda la noche.
    Espérame, que vuelvo enseguida.

Y entró a buscarlo al bar donde estábamos.

  • Joder, no están!!!
    Se han ido!!!
  • Ze han ido? ¡Hip!
  • Sí… se ve que como llevamos tanto rato fuera se habrán cambiado de bar… y no nos habrán visto al salir…
    Déjame tú movil y llamo a Diego… que yo no tengo su teléfono…
    Eres capaz de desbloquearlo???
  • Puesss claro que sí!!
    Queee eztoy borrachaa, no me he vuelto gilipollaz…

No nos había dado tiempo a sacar el móvil del bolsillo, cuando apareció uno de los chicos que conocemos del rugby, que es amigo de Oliver y de Iñigo, y es un chaval majísimo (y que a mí siempre me ha parecido muy mono, por cierto):

  • Hombreeeeee, chicas!!!
    Qué tal os va??
    Cómo es que estáis sentadas ahí en el suelo?? Con el frío que hace??
  • Sandra, que está borrachísima y no se puede levantar…
  • Vaya…
    (y se sentó a mi lado)
    Pobrecita… estás bien?
  • No. ¡Hip!
  • Jajaja. Vaya hipo tienes…
    Bueno… pues yo también me quedo aquí con vosotras…
    Que me da cosa verte así… hecha una puta mierda…
  • Eztooo… gracias??
    ¡Hip!
  • Jajajaja
    Ya te dije una vez que me parecías entrañable… ¿no te acuerdas?
  • Zí me acuerdo…
    ¡Hip!
  • Hasta así hecha una puta mierda sigues siendo adorable…
    Me da pena verte así…

    Y tampoco tengo un plan mucho mejor así que…
  • ¡Hip! Gracias…
    ¿Sabes que ziempre haz sido el que mejor me ha caído de tu equipo??
  • Sí… ya me lo dijiste una vez… justo después de decirle a Pepe que él te parecía un gilipollas, jajajjaa
  • Ah
    Puede ser. Ez verdad que ez gilipollaz… ¡Hip!
  • Y también me dijiste que al principio pensabas que era irlandés… por el pelo que tengo y eso…
    Pero eso me lo dicen muchas veces…
  • Ah zí? También dije eso?
    ¡Hip!
  • Sí. No te acuerdas?
  • Yo digo muchaz cozas… No me acuerrrdo de todo… ¡Hip!
  • Joder… Sandra… cada vez vas a peor…
    Ahora ya no puedes abrir los ojos nada de nada!!
  • Quieres que te ayude a llevarla a casa??
  • Sí, por favor… porque yo sola no puedo con ella…
  • Pero aviza a Diego de que nos vamosssss!!! Hip!
  • Pues trae el móvil, anda… que le escribo…

Cuando Enma miró mi móvil, tenía varios whatssapp de Diego diciéndome que dónde me había metido… que se cambiaban de bar… que fuéramos para allá… etc.
Y cuando le escribió y le dijo que me iba a llevar a casa… la llamó en seguida:

  • Pero qué le pasa a Sandra??
  • Que está borrachísima, vomitando y no se puede ni levantar!!
  • Pero qué habéis hecho??
    Si hace un rato estaba perfectamente!!!!!
  • No sé… ha sido de repente.
    Pero ya me la llevo para casa…
  • Dime donde estáis que voy para allá inmediatamente!!!
  • A la puerta del bar de antes
  • Pues espérame allí, que voy volando!!!

El bar donde estaba Diego estaba al lado, y no tardó en llegar ni dos minutos.
Justo el tiempo que tardaron Enma y el chico del rugby en levantarme del suelo.

  • Hola!!
  • Hola Diego…
  • Joder… pero si no se tiene en pie!!!
  • Ya te lo he dicho…
    Si no me la he llevado antes a casa es porque no podía ni moverla…
  • Bah! Pero cómo no vamos a poder moverla?? Si no pesa nada!!
    A esta me la llevo a casa yo solo!!

Y de repente me cogió, y me echó sobre el hombro como si fuera un saco de patatas.
(Yo ni me enteré de que Diego había llegado. Me lo ha contado Enma hoy… igual que casi-todo lo demás. De otras cosas sí que me acuerdo… pero medio en nebulosa… y según me lo cuenta ella si que se me aclaran un poco los recuerdos. Pero de lo de que me echara encima del hombro me acuerdo perfectamente)

  • Veis? Pero si no pesa nada!!
    Además se la agarra muy bien… que está blandita!!
    Jajajajajaja
  • Prfffff!!!
  • Me acabasss de llamar fofa?? ¡Hip!
  • Jajaja. Pero si eso me lo dijiste tú un día!!
    Que estabas muy blandita…
  • Bueno… Te lo perdonare… porque también hasss dicho que no pessso nada… prfff!!
    Que si no… ¡Hip!
    Pshhh!!
  • PRFFFFF!!!
  • Jajajaja.
    Pues hala! Vámonos!
    Donde vives??

Y se puso a andar.

Yo nunca he soportado que me levanten del suelo… y menos “montarme” en cosas inestables… o que me zarandeen en el aire.
Hasta de pequeña me negaba a montar en pony precisamente por eso.
A mí que me dejen quietecita… y con los pies en el suelo ¡¡¡siempre!!!

Así que cuando el otro empezó a andar… me puse histérica porque quería que me volviera a dejar en el suelo.
llevarme-al-hombroY como no me soltaba, empecé a patalear y a intentar tirarme…
El chico lo tuvo que dejar por imposible y bajarme… porque veía que al final me caía de cabeza o me acababa haciendo daño.

En cuanto me posó en el suelo… yo me quedé otra vez tan feliz y tan tranquilita.

Pero de los meneos que había pegado yo sola… otra vez me puse a vomitar… y me volví a sentar en el suelo.

  • Joder… ¿Qué hacemos con ella?
  • A ver… que la volvemos a levantar…
    Tendrémos que llevárnosla… así no se puede quedar…
  • Tú puedes marcharte
    Que de Sandra ya nos encargamos Enma y yo

Enma dice que Diego lo dijo ya bastante mosqueado… en plan de “este tío aquí no pinta nada”… y en plan de volver a “mearme alrededor”.
Mientras, el otro seguía a su puta bola.

Pero cuando me volvieron a levantar, justo ví a Diego.

  • Diegoooooo!!!

Y me abracé a él.
Y ahí me quedé tan feliz, claro. Ya estaba Diego conmigo… por mí como si se caía el resto del mundo
Parecía un koalita agarrado a su madre para no caerse.

Como estaba claro que no pensaba soltarme.. Diego aprovechó para decir:

  • Hala Enma, cógela tú por el otro lado y nos la llevamos para casa.
    Y tú puedes marcharte… prff!

Me trajeron hasta casa entre los dos (yo no me acuerdo absolutamente de nada de eso).
Y Diego se ha quedado toda la noche conmigo, cuidándome.

Se ha marchado a mediodía, después de dejarme en el sofá vestida y duchada.
Evidentemente ya no le he dicho nada de lo de mandarlo a la mierda y de que no quiero seguir liándome con él ni nada de eso.
Después de que que se haya pasado la noche cuidándome, y limpiándome de vómitos… no me ha parecido que fuera muy procedente…
:-(

Compartir:

    9 comentarios

  1. Ainho at Responder

    Hola,
    Me estreno comentando que nunca lo habia hecho…. El chico ahí te ha demostrado mucho, y es bonito lo que ha hecho. Hay veces que cosas así hacen que se borre lo anterior…Creo que se merece otra oportunidad, y un día de tranquis lo hablais pero no en plan reproche! Que bonito! Por cierto hoy dan “Todos los días de mi vida” pelicula romanticona que pienso tragarme! Quedo estrenada! Buen domingo sandra!

  2. RuthCrx at Responder

    A lo mejor el mal rato que pasaste es un revulsivo para Diego y te hace más caso… de todas formas, qué mierda te darían para que te pusieras a morir. Cuidate mucho

  3. Nerea at Responder

    Oye pues ya puedes sacar eso de los dos kg engordados del ¿cabecero? de la web!! Uiiii, aun la resaquilla y lo de Diego, quédate con que tienes peso pluma!! jajajaja

    Vaaa, enserio!! Pues que cosas que cuando ya le ibas a decir al chico todo lo que querías, vaya y te pasara esto!! Y digo yo, no tuviste tiempo entre que te tomabas las cervezas??? :P Aiiiixxxx!!

    Bueno, al menos se portó bien y estuvo contigo, cómo te sientes?!!!!

    • Sandra Broa

      Hombre… pues antes tampoco procedia porque estabamos con todos sus amigos. No era el momento ni el lugar.
      :-(
      Y sentirme… pues no sé… confundida. Vamos, como antes.

  4. Lore at Responder

    Y no crees que justamente te pase algo así que te deja sin palabras y te hace ver el lado tierno de Diego, el día que le ibas a mandar a la mierda, igual es algún tipo de señal??

    (Y mira que yo soy de las que piensa que ya estas aguantando mucho y que se merece que le digan cuatro frescas y que le manden a buscar la alpargata de jesucristo, donde sea que la perdió…. ;))

    Espero que te hayas recuperado!

    • Sandra Broa

      Jajaja. Pues no sé chica… A mí es que de verdad que no me pueden pasar más cosas con este chico :-(

Dejar un comentario