El otro día ya fui a hacerme lo del test de intolerancia alimenticia.

Como este sábado celebramos el cumpleaños de Enma, volvió a venir la amiga que nos lo comentó el otro día… y le dije:

  • Pues que sepas que me llamó tanto la atención lo de las intolerancias alimentarias que nos contaste el otro día, que al día siguiente fui a hacerme la prueba y estoy esperando que me den los resultados.
  • Pues ya verás que bien te va… mi padre ya ha perdido más de 11 kilos.
  • ¡Hala! ¿Y cuanto tiempo lleva?
  • Tres meses y medio. Está deseando ya que terminen los cuatro meses y que le quiten la dieta de rotación.
  • ¿Dieta de rotación? ¿Eso qué es?

Parece ser que la dieta de rotación es una manera de complementar y prevenir las intolerancias alimentarias. Consiste en no repetir ningún alimento durante cuatro días. Por ejemplo, si el lunes comes manzanas, ya no puedes volver a comerlas hasta el viernes. Si comes pollo pues al día siguiente cerdo, al siguiente ternera, etc. Eso es fácil, lo malo es que si el lunes cocinas con aceite de oliva ya no puedes volver a usarlo hasta el viernes. Tienes que ir alternando los aceites con los que cocinas: de oliva, de girasol, de maíz, mantequilla… Igual que con el pan: un día pan de trigo, otro de centeno, otro de maíz (pero no puedes comer pan de maíz si en los tres días anteriores has cocinado con aceite de maíz…). Y así sucesivamente…

En teoría, se hace porque así le das tiempo al cuerpo a que se deshaga completamente de un alimento antes de volver a introducirlo y que se pueda saturar y genere toxinas. Cuatro días es el tiempo en el que en teoría se acaban de eliminar los componentes de cada alimento y por eso te sugieren que no repitas alimentos en ese lapso de tiempo.

  • Cuando te haces los análisis de intolerancia alimentaria, lo normal es que te prohíban consumir los alimentos a los que eres intolerante durante ese tiempo, y rotar el resto. Y después de esos cuatro meses, ya puedes volver a introducir poco a poco los alimentos a los que eres intolerante, pero no consumiéndolos nunca con más frecuencia de esos cuatro días.

Prfffff. Madre mía, que complicación. Yo esto sí que no lo pienso hacer. Es lo que me faltaba en la vida… pasármela haciendo sudokus con las comidas…

Compartir:
Personajes: ,