Como ya habéis visto en mis últimas publicaciones en redes sociales, esta semana he retomado el tema del fitness, porque últimamente lo tenía un poco abandonado.

Ayer me decía una chica que llego un poco tarde para la operación bikini porque a estas alturas ya no me va a dar tiempo a ponerme en forma para agosto… y me ha hecho reflexionar sobre el hecho de que me haya dado precisamente ahora por ponerme a hacer ejercicio.

Es inevitable que, cuando llega el verano y el buen tiempo, al ir más destapados prestemos más atención a nuestro físico y nos cuidemos más. Hace poco leí un artículo que decía que en primavera es cuando más operaciones de cirugía estética se demandan, porque precisamente es cuando nos destapamos y somos más conscientes de lo que no nos gusta enseñar… y que en los sitios donde hace buen tiempo todo el año la gente cuida mucho más la estética.

Sin ir más lejos, yo llevo todo el invierno bastante vaga sin ser capaz de hacer ejercicio. En parte porque yo soy una persona que con el frío estoy más aletargada y el verano y el sol me activan… y en parte porque me miro al espejo y me veo bastante bien (evidenteme podría estar mucho mejor, pero no me veo mal).

Por supuesto, tampoco ha habido nadie que me haya puesto pegas al ver lo que tiene delante. De hecho, ¡todo lo contrario!, porque ya os contaba hace poco como me resulta curioso que precisamente sean los tíos menos atractivos los que más críticas feroces hacen sobre el físico de los demás, mientras que los que tienen un cuerpazo de escándalo son muchísimo más tolerantes.

Pero independientemente de que cuando llega el verano, te destapes y estés más expuesta a los demás… para mí el problema es que también estás más expuesta para ti misma. Me explico: yo, por ejemplo, en invierno voy en minifalda y medias o con vaqueros… pero el otro día como hacía calor salí en falda y sin medias… y, al ir andando noté que ¡¡¡me retumbaban todas las carnes!!! Me quedé traumatizadísima al darme cuenta del nivel de descolgamiento que tengo… Todavía no había encajado el trauma, cuando vi a una amiga a lo lejos y, al saludarla agitando el brazo, noté como se me meneaban las “alitas”… y casi me da un pampurrio (en invierno los tengo igual, pero llevando una camiseta de manga larga ajustada y un jersey gordo encima no te das cuenta de eso).

No era consciente de lo fofa que estaba hasta ese momento, y en ese mismo isntante decidí que ME NIEGO a seguir en este nivel de decadencia física.

Evidentemente, mi pretensión no es conseguir estar cañón en vacaciones (porque a estas alturas, entrando casi en julio, sería absolutamente imposible pensar que en agosto vaya a haber notado ningún cambio espectacular). Pero quiero aprovechar la motivación para coger la rutina y mantenerla… porque lo que cuesta es empezar y verme a mí misma rebotando por la calle como si fuera un flan de gelatina ha hecho que encuentre de golpe toda la motivación que me faltaba.

Por otra parte, con la llegada del calor también se hace mucho más evidente que tengo las piernas más pesadas… y recuerdo que cuando hace dos años fui mas constante haciendo ejercicio (y eso que creo que solo lo hice 4 o 5 meses), además de notarme mucho más tonificada, menos cansada y más en forma… también tenía mejor la circulación (no se me hinchaban las piernas por mucho calor que hiciera), se me quitó casi toda la celulitis, y tenía la piel mucho más firme (incluso diría que más hidratada… seguramente también por la mejora de la circulación). Y he pensado que en vez de pasarme el día sufriendo por notarme las piernas como morcillas y emplear una hora al día dándome cremas de frío y poniendo las piernas en alto, me va a cundir muuuucho más si ese tiempo lo empleo en volver a hacer ejercicio.

Así que, independientemente de que mi “operación bikini” llegue tarde para lucir precisamente el bikini… ¡¡¡allá voy!!!

Compartir:

Warning: count(): Parameter must be an array or an object that implements Countable in /homepages/42/d338032032/htdocs/wp-content/themes/everly-lite/single.php on line 287

    1 comentario

  1. Elpedrete 7 agosto, 2019 at 17:06 Responder

    Mejor tomárselo como operación”bragas”, que esas se llevan todo el año

Dejar un comentario