Esta tarde Enma no ha podido ir al gimnasio porque la han llamado de la guardería para que fuera hoy y mañana a cubrir una suplencia… así que he ido yo sola. El lobito tampoco ha ido… ¡para un día que podía haberle dicho algo sin que Enma se recochineara de mí por ser una asaltacunas! La verdad es que ahora que lo pienso hace por lo menos dos semanas que no lo vemos… así que a lo mejor ha cambiado de horario o algo así. Sería una pena, porque es el único chico del gimnasio que me sirve para alegrarme un poco la vista.

Como no he tenido con quien hablar y me he aburrido un montón, al salir he llamado a Patri para contarle de viva voz lo que pasó el sábado con Diego y Paula y la conversación que tuvimos el domingo por Whatsapp… y para decirle que, después de la bronca que le echamos el otro día a Pili…

  • ¿¿Sandra?? ¿Sigues ahí? Te oigo fatal…
  • ¡¡Sí!! ¡¡Te decía que yo tampoco pienso decirle nada!! Es que como he tenido que volver a coger las muletas, tengo que ir hablando contigo por el manos libres… y como hace viento a veces se oye fatal.
  • Pero ¿tan mal estás otra vez como para volver a andar con muletas?
  • Sí, maja. ¡Te juro que estoy desesperada! Todos los días tres horas metida en el gimnasio y ¿para qué? Para seguir exactamente igual. A veces me da la sensación de que solo estoy perdiendo el tiempo y el dinero. Y menos mal que está Enma, porque si no no tendría ninguna vida social… A diario iría de casa al trabajo, del trabajo al gimnasio y del gimnasio a casa. El fin de semana me lo pasaría cocinando y durmiendo, y no haría nada más.
  • Recuerda lo de que hay que salir todos los fines de semana para acostumbrar el cuerpo… que si no se hace vago. A ver si vas a volver a tener peor la rodilla porque últimamente salís menos…
  • Jajaja. No creo, porque cuando he recaído ha sido precisamente hace dos fines de semana, cuando estuviste tú aquí. Y este fin de semana al final he salido todos los días: el viernes con los de mi trabajo, el sábado con Toni, y el domingo al rugby… y sigo igual o peor. Así que me parece que este lo voy a dedicar más a descansar y a hacer tareas domésticas, porque hace un montón que no limpio y tengo unas raíces en el pelo como Cruella de Vil.
  • Pero salid por lo menos un rato… ¿o te piensas pasar todo el fin de semana encerrada en casa?
  • No no. Todos los días encerrada tampoco, que si no el lunes me siento frustrada porque me da la sensación de que no he tenido fin de semana. Ya soy especialista en conseguir el equilibrio entre la vida de maruja, el descanso y la juerga. Seguramente lo que haga sea quedar con Enma un rato el viernes por la noche para ir a tomar algo en algún bar del barrio que nos pille cerca. El sábado haré la compra cuando me despierte (que seguramente será a mediodía), por la tarde me teñiré el pelo y me pondré mona… y saldré con Enma por la noche. Y el domingo, cuando me levante, haré comiditas para el resto de la semana, y luego me pasaré lo que quede de tarde tirada viendo la tele. Si en realidad hay tiempo para todo…
  • ¡Claro! Todo es cuestión de organización… como en las orgías.
Compartir:
Personajes: , , ,