¡¡¡Me encanta mi nuevo trabajo!!! Aunque bueno… quizá llamarlo trabajo-trabajo sea un poco excesivo, porque entre el tiempo que nos pasamos de cháchara, o tomando cafés… esta semana creo que he trabajado unas 10 horas sumando todos los días, jajaja.

¿Y os aseguro que no exagero, eh? Pero es que en verano está todo muy parado y casi no salen cosas. Solo trabajamos de 10 a 14 (porque estamos con el horario de verano), y aun así nos sobran horas al día.

 

El miércoles nos mandó un email una chica para decirnos que iba a abrir una floristería online, y quería que le hicieramos todo (o sea: ponerle el nombre, hacerle el logotipo, la página web, las redes sociales, anuncios en prensa, en internet, conseguirle difusión en otros medios de comunicación, etc.). Nos dijo que tenía prisa en reunirnos para que le pudiéramos pasar lo antes posible el presupuesto para valorarlo e iniciar las gestiones pertinentes, y como no teníamos nada que hacer, quedamos con ella ese mismo día.

Nos estuvo explicando los detalles del negocio (porque no es lo mismo a la hora de hacer la web o de planificar la estrategia de marketing que solamente venda ramos de flores estándar o que también los haga a medida, que solo venda ramos de flores o que también haga coronas, que también venda plantas ornamentales, que cobre los gastos de envío aparte o que sean gratis, que organice también la decoración floral de eventos, etc.) y la estuvimos asesorando, porque algunas cosas las quería empezar a hacer ya a lo bestia, y le dijimos que era mejor que se gastara poco y viera como iba funcionando antes de gastar más dinero sin saber si le iba a resultar.

La chica se sorprendió un poco de esa sinceridad… y es que eso es otra cosa que me encanta de mis compis: que no son las típicas liantas que intentan venderle a los clientes lo máximo posible, si no que intentan realmente asesorarlos bien y darles lo que de verdad necesitan.

 

El caso es que después de la reunión, nos volvimos a quedar sin nada que hacer… y como nos pasamos más tiempo sin hacer nada que haciendo algo, mis compis echaron cuentas de los proyectos pendientes y decidieron que era mejor cogernos todas estas dos semanas de julio que quedan de vacaciones, y volver en agosto que para esa fecha sí que hay varios proyectos para empezar.

Yo les dije que ya tenía mis vacaciones planificadas para mediados de agosto y me han contestado que unas no quitan las otras… Que ellas se van ahora porque les va mejor, pero que si yo luego me tengo que ir en agosto porque ya las tenia planificadas, pues que vale.

Mi hermana se meaba de risa cuando se lo he puesto por Whatsapp porque ha dicho “Joder, así da gusto. Empiezas a currar solo de 10 a 14, te pasas más tiempo en el bar tomando cafés que en la oficina, a las dos semanas te dan vacaciones, y cuando vuelvas a los diez días te vuelves a ir… ¡Flipo! Pregúntales a ver si necesitan a alguien más que yo cojo una excedencia y me voy de cabeza para allá con vosotras”. Jajaja.

 

Así que ayer fue el último día antes de cogernos estas dos semanas de vacaciones. Estábamos jiji-jaja de cotorreo, programando las respuestas automáticas de los emails y esas cosas, cuando sonó el timbre de la puerta. Era la chica de la floristería online, que nos traía un ramo de flores súper bonito, por haber concretado la reunión con ella tan rápidamente y haber sido tan amables con ella y haberla asesorado tan bien. ¡¡¡Más majaaaaa!!!

Nos dijo que era un ramo que había hecho especialmente para nosotras porque tenía:

  • Girasoles que significan que somos unos soles
  • Rosas amarillas que representan la alegría, el optimismo y la energía… que es lo que le transmitimos nosotras
  • Gerberas, que simbolizan la amistad

 

Como mis compis se iban fuera de vacaciones, y la única que se va a quedar en casa esta semana soy yo, me han dicho que me quede el ramo, porque si no se va a estropear. Así que, cuando terminamos de trabajar y nos despedimos, me lo traje para casa. La chica nos dijo que cuidándolas bien pueden durar dos semanas… así que con un poco de suerte, me duran hasta que volvamos de vacaciones.

Aunque lleve solo unos pocos días con mis compis nuevas, creo que las voy a echar mucho de menos estas dos semanas… porque me lo paso mejor trabajando con ellas, que estando yo sola en casa sin trabajar. Creo que debo ser la única persona del mundo que no ha empezado las vacaciones y ya está deseando que se terminen, jajaja.

Compartir:
Personajes: , , ,