Cuando por fin ha llegado Pili nos ha pedido disculpas por el retraso.  Después de pedir algo para beber, se ha sentado, ha cogido el móvil y…

No puedo saber que todo lo que nos dijera fuese mentira, pero está claro que tampoco era todo verdad, porque durante un momento en el que bajó el móvil, me dio tiempo a ver de reojo que con la que se estaba escribiendo era con la zorra de la ex de Diego.

Compartir: