Hoy a mediodía me ha llamado Espeso:

  • ¡Hola bloguera! ¿Te pillo bien? ¿Qué andas haciendo?
  • Dando un paseo en minifalda.
  • ¿El dato de la minifalda me lo das por algo en concreto? Jajajaja.
  • Sí, jaja. Es que he salido de casa para que me de un poco el sol porque, como estos días están tan grises y casi no he salido de casa, no estoy llegando a los niveles diarios mínimos que tendría que tomar de vitamina D. Por eso me he puesto minifalda…
  • No entiendo nada de lo que me estás diciendo… ni para qué sirve esa vitamina ni nada… pero lo que más me llama la atención es ¿cómo puedes saber si tienes carencia o no de alguna vitamina en tiempo real?
  • A ver no es exacto, evidentemente… pero sí tengo una idea aproximada. Ya sabes que últimamente estoy muy loca con el tema de la nutrición y todas esas cosas… y este verano me instalé un par de Apps para ir calculando las cantidades de vitaminas y de cosas que ingiero por día, por tener más o menos una idea de qué puedo tener carencias y…
  • ¡Jodo! ¿Lo estás diciendo en serio? ¿Y tienes que meter toooodo lo que comes cada día?
  • Sí, claro. Todo medido y pesado para que te diga las cantidades lo más exactamente posible. La aplicación se llama “MyFitnessPal” porque la mayoría de la gente la utiliza cuando se pone a hacer ejercicios de fitness para adelgazar porque te va contando las calorías que tienes que comer al día en función del ejercicio que hagas, etc… pero yo la uso para medir los nutrientes.
  • Prfffff. ¡¡¡Madre mía!!! ¿Y eso no es un poco agobiante?
  • Es un coñazo, pero es que no lo hago siempre. Lo hice un par de semanas por controlar más o menos lo que comía, y como siempre sigo más o menos las mismas pautas, cuando tuve unos valores más o menos definidos, ya dejé de monitorizarlo. Evidentenmente no me voy a pasar la vida pesando y midiendo las comidas. ¿Estamos locos?
  • ¿Y te sirvió para algo?
  • Sí, claro. Para darme cuenta de que necesitaba tomar un suplemento de OMEGA 3 al día, porque el equilibro entre los OMEGA 3 y los OMEGA 6 estaba totalmente descompensado… y para saber que como la mitad de fibra de la que debería.
  • ¿¿¿Tú??? ¿¿¿Poca fibra??? ¡¡¡Pero si comes muchísima fruta y verdura!!! No conozco a nadie que coma la mitad de vegetales que tú a lo largo de un día.
  • Ya… Eso es verdad. Con decirte que en la frutería se piensan que tengo una familia numerosa por la cantidad de compra que hago cada vez que voy, jajaja. Y aún así, según la OMS, que es un organismo con unas pautas bien laxas, como poca fibra… así que imagínate el resto. El caso es que ahora que ha llegado el otoño y he cambiado mis hábitos alimenticios porque he cambiado la mitad de las ensaladas por platos de cuchareo… pues he vuelto a empezar a monitorizar mis comidas para ver estas como van.
  • Sigo sin ver que tiene que ver eso con la minifalda…
  • ¡Ah, sí! Te he dicho que me he descargado dos aplicaciones, ¿no?. Una es esa de los nutrientes, y la otra se llama “SunQuiet App” y sirve para controlar la Vitamina D que tomamos a lo largo del día en función de nuestra localización geográfica y otros muchos más factores.
  • ¿Y eso para qué vale?
  • Joder. Pues para muchas cosas, pero principalmente para absorber el calcio. Ahora la gente tiene problemas de huesos por falta de calcio y se lían a tomar suplementos de calcio y leches enriquecidas con calcio y mierdas similares, cuando en realidad tenemos exceso de calcio en la dieta y lo que pasa es que no lo asimilamos bien.
  • ¡Anda! ¿Y esa vitamina no se puede tomar en pastillas?
  • La puedes tomar, pero si no te da el sol no te sirve para nada porque no se activa.
  • Primera noticia.
  • Pues es súper importante. En verano no hay problema, porque normalmente nos da el sol de sobra. De hecho yo usaba la aplicación para lo contrario: para no pasarme tomando demasiado sol y quemarme. Pero ahora, en otoño y en invierno tenemos déficit y deberíamos exponernos mucho más al sol de lo que normalmente lo hacemos para no tener carencias. Por eso he salido yo hoy a dar un paseo en minifalda y con medias transparentes… para ver si así consigo llegar a la cantidad de vitamina D que tengo que sintetizar hoy.
  • Chica, no sé. Yo es que creo que todo eso son un poco modas que van saliendo…
  • Yo también. Por eso nunca me creo nada de base por muchos estudios que haya al respecto. Me fío más de mi sentido común y de la observación. Y la observación me dice claramente que el resto de los bichos vivientes toman todos el sol un rato por la mañana. Si alguna vez has tenido perro o gato, habrás visto que por la mañana siempre se tiran al sol… y, dependiendo de cuanto sol haga, están más o menos rato para no achicharrarse.
  • Eso es verdad…
  • Por la tarde ya no se tiran al sol, porque el sol de la tarde es peor, pero por la mañana lo hacen todos. Menos nosotros, que estamos atrofiados. Y sin embargo no toman tantas fuentes de calcio estúpidas como nosotros… ni leche, ni yogures, ni nada parecido… y ninguno tiene osteoporosis.

  • Madre mía. Lo que aprendo contigo. Lo mismo me das una charla sobre vitaminas solares que sobre como cambiar el suelo de tu casa por otro.
  • Jajajajaja, ya lo ves…
  • Por cierto, yo te llamaba porque no sé si este fin de semana vas a estar muy liada o si puedes a sacar un rato para quedar a tomar algo conmigo.
  • Andaaaaaa, ¡qué guay! Pues claro que saco un rato para quedar contigo.
  • Tendrás que invitarme a tomar café o algo, y así veo tu suelo nuevo… porque ya he visto fotos en las redes sociales y ¡madre mía, qué currada te estás pegando!
  • Jajaja, vale. Te invito a comer si quieres.
  • ¿Y vas a pesar y monitorizar todo lo que le eches a la comida? Jajaja.
  • Todo todo. Que estoy en fase de recalcular los nutrientes que necesito para el invierno. Así que monitorizaré lo que comamos y hasta los calimochos que nos tomemos después 😉.
Compartir:

    2 comentarios

  1. Alannis 18 octubre, 2018 at 14:14 Responder

    Wow, lo que aprende uno contigo!!! Siempre procuro tomar un poco de sol por la mañana. En teoría con 10min al día bastaba pero… tendré que descargar la app para confirmar

  2. Shandrixuli 19 octubre, 2018 at 11:45 Responder

    Que interesante…nunca había pensado lo de los animales, pero es una gran verdad!! Lo de las apps…qué pereza!! jeje

Dejar un comentario