Ayer, después de contarles a las chicas, la teoría de mi amigo Toni, de que los chicos de veinte años preferían liarse con tías de treinta, Patri me dijo:

  • (Patri) ¡La verdad es que me ha encantado la teoría de tu amigo!
  • ¡Buah! Es que Toni tenía unas teorías que te meabas de la risa. Cada cual mejor. ¡Era mortal! Yo me meaba de risa con él...
  • (Pili) Sí, estaba como una cabra...
  • (Patri) Ah, pero ¿tú también lo conoces, Pili?
  • (Pili) ¡Claro!...

Compartir: