Vaya agujetas que tengo. Javi me dejó para el arrastre…
Aunque mereció la pena… 
a ver si la próxima vez que lo vea estoy en mejores condiciones, jejeje.

Lo malo es que como casi no puedo ni andar de lo que me duelen las piernas pues no estoy yendo al gimnasio, y al estar más tiempo en casa no hago más que comer. Ains… el lunes que viene vuelvo al gimnasio y re-empiezo el régimen, porque esta semana ya la doy por perdida.

Y Patri está peor que yo, ¡¡si hasta ha ido al médico!!. Jajajaja, casi me meo de la risa cuando me lo contó.

  • Pero vamos a ver si me entero… que fuiste al médico ¿para qué? ¿para lo de las agujetas?
  • Sí.
  • O_o ¿¿Y qué le dijiste?? ¿Qué tenias agujetas de estar 5 horas follando? ¿Qué querías que te hiciera? ¿Que te diera un vaso de agua con azúcar?
  • Que no, tía, que estaba asustada porque me duele todo el cuerpo, pero sobretodo las ingles, los carrillos y la lengua. Pensaba que me habían contagiado algo raro.
  • O_o ¿En serio? ¿¿¿Como puedes confundir unas agujetas con una enfermedad venérea???
  • ¡Yo que sé tía! Más vale prevenir que lamentar… Lo mejor es que, cuando le conté al médico que tenía agujetas en la boca porque me había pasado media noche comiéndole la polla a un tío, me dijo: “¿Y a qué has venido? ¿A contármelo para darme envidia?”.
  • Jajajajajaja.
  • Entonces le dije lo mismo que a ti. Que había ido porque tenía miedo de que me hubiera pegado
    algo… y me respondió “Lo que te han pegado es una buena paliza… pero nada que no se te pase en un par de días de reposo sin chupar nada con tanto énfasis”… ¡¡¡Que vergüenza, tía!!!

Jajajajajajajajaja. ¡¡¡Lloro!!!

Compartir:
Personajes: , ,