Bueno bueno, ¡¡¡que fuerte me parece!!!

Resulta que ayer por la tarde dos personas diferentes me pasaron por whatsapp este vídeo:

Como veis es el vídeo de una app… ¡¡para aprender a hacer cunnilingus!! Y aunque el vídeo sea un fake (es de unos tíos que se dedican a hacer vídeos de humor), he comprobado que la App sí que existe y está en Google Play.

¡¡ESTOY INDIGNADÍSIMA!!

Y no por el vídeo ni por el invento de la App en sí… si no porque hace un par de años yo misma me di cuenta de que en el mercado hacía falta exactamente este producto, porque hay mucho torpe por ahí suelto… y pensé que si había apps para entrenar la memoria o cualquier otra cosa, estaría guay que hubiera una para enseñar a practicar mejor sexo oral.

Después de hacer un sondeo entre mis amigos el fin de semana y perfeccionar la idea entre todos (se nos ocurrieron incluso accesorios para el móvil para mejorar el invento), el lunes al llegar al trabajo le presenté a mi jefe la propuesta del proyecto. Así, tal cual os lo cuento, jajajajajajajaja.

Evidentemente lo primero que hizo fue poner los ojos como platos… y después de preguntarme un par de veces que si se lo estaba diciendo en serio y de que yo le respondiera indignada que hacía mucho más falta esto que el Candy Crush, me dijo que la idea podía ser buena, pero que no era viable porque no se pueden comercializar Apps de sexo en Google Play… ni muchísimo menos en la App Store.
Screenshot_20170207-010218

 

Tenía que haberlo patentado… porque de coña o no… ¡¡está subida en Google Play!! Lo cual significa que la mía también hubiera podido estarlo.

Podía ser rica y tener un ático dúplex pagado a tocateja… pero no. En vez de eso, tengo que conformarme con pensar que ojalá el próximo tío con el que me líe no sea un inútil o que se haya descargado la App y como mucho pueda beneficiarme de lo que haya aprendido con ella 😩😩😩