¡¡Que fuerte me parece!!

A mediodía, un compañero de trabajo me ha dicho “Acabo de ver un tweet que se está haciendo viral, que me ha recordado a ti. Es de una chica, a la que un repartidor de MRW se puso a acosarla por whastsapp después de entregarle un paquete”.

El tweet en cuestión es este: https://twitter.com/albatardellum/status/704260347457306624

lopd

O sea, ya no es que utilizara su teléfono sin permiso para ponerse a escribirle a la chica (que ya me parece muy heavy), es que encima, aunque la chica no le respondía, el otro le seguía escribiendo cada diez minutos para decirle cada vez una gilipollez más grande.

Lo peor es que a la chica que denuncia lo del acosador de MRW la han puesto a caer de un burro en twitter por provocar que puedan despedir al chico.
Vamos a ver ¡¡que ha cometido un delito!! Si solo lo despiden ¡¡POCO ME PARECE!!
Que tampoco es que le vayan a cortar las manos… ¡¡¡Despedirlo es lo mínimo que deberían hacerle a alguien que no se sabe comportar en su trabajo!!!

A mi misma cuando he compartido el tweet esta tarde, lo primero que me han puesto ha sido:

lopd-1

¿¿¿CÓMO???

  • Primero: No depende de cómo te lo tomes tú, o de si el tío es feo o es guapo (que es otra de las innumerables sandeces que le han puesto a la chica). La cuestión es que ¡¡NO TIENEN PORQUÉ COGER TUS DATOS PARA ESCRIBIRTE A TU TELÉFONO CON FINES PERSONALES!!
  • Segundo: Eso de que si lo cortas en seco, va a parar… es mucho suponer.

A mi me ha pasado varias veces exactamente lo mismo que a esta chica (por eso mi compañero me dijo que al ver el tweet se había acordado de mi). Me ha pasado con un técnico del hosting de mi web, con un fontanero que vino hace poco a mirar una avería que tenía en el baño, y la más gorda de todas: con un tío que vino a hacerme una demostración de aspiradores (os lo conteé en el post: de psicópata en psicópata y tiro porque me toca).

El tipo en cuestión se puso a escribirme un sábado por la noche y yo flipé. Le dije que no entendía a que ton me estaba escribiendo y al final terminé diciéndole que lo que estaba haciendo era un DELITO, por la Ley Orgánica de Protección de Datos de Carácter Personal. Bueno, pues aún así el muy subnormal, volvió a escribirme a los tres meses y medio. (Tenéis la conversacion entera en este post).

 

Lo que me parece más alucinante del tema es que si te descuidas un poco ¡¡resulta que la culpa es tuya!!

Recuerdo que cuando me pasó eso con el tío de los aspiradores, se lo conté a una chica de mi pueblo y me contestó: “Algo harías, porque si no no te hubiera escrito. Que a mi me hicieron esa mismo demostración y nadie me escribió después intentando ligar conmigo”.
O_o
En fin. Supongo que esta tía será una defensora de que si vas por la calle y te violan la culpa es tuya por ir provocando.

También tengo que reconocer, que me pillo en una época muy light y no le contesté ni la mitad de borde de lo que lo haría ahora. Y también tengo claro que si me volviera a pasar lo mismo, iría inmediatamente a la empresa a poner una queja y a pedir su cabeza cortada en una bandeja.

 

Y es que me indigna la ligereza con la que se lo toma la gente.
El mismo chico que me dijo lo de que bastaba con cortarle en seco porque despedirle le parecía muy grave, después me decía:

lopd2

Pero vamos a ver… ¿¿Qué clase de excusa es esa?? ¿¿Acaso no somos ya mayorcitos para tener que apechugar con las consecuencias de nuestros actos?? ¿Qué clase de argumento es ese?

Entonces ¿qué pasa? ¿Que cualquier tarado al que le parezcas mona, puede coger tus datos de su empresa y empezar escribirte por teléfono hasta que te aburra? ¿O presentarse en tu casa a las diez de la noche? O… ¿DÓNDE ESTA EL LIMITE?
>:-(

 

Lo más triste de todo es que ni siquiera tengo mal concepto de el chico que me escribió esos tweets. No creo que sea ningún machista ni nada que se le parezca. Al igual que tampoco lo son mis amigos ni mis amigas.
Y sin embargo, a la mayoría cuando les dices “Me ha escrito un tío por whatsapp que no tendría que haber cogido mi teléfono” lo primero que hacen es  reirse diciendo “Qué mal está la gente… pero bueno, no es para tanto” y quitarle hierro al asunto.
Si ya te calientas y dices “A ver que es un delito, ¡¡que puede ser un trastornado!! Y yo no tengo por qué aguantar que me escriba por teléfono ni por ningún sitio un tarado al que no le he dado mis datos para eso”, entonces ya te dicen “Ya, es verdad, no está bien”. Pero de primeras, se ve como algo hasta normal.

Y eso es lo que me parece realmente grave de este asunto. La permisividad que les damos.
:-(

Compartir:

    20 comentarios

  1. clariza 3 marzo, 2016 at 23:49 Responder

    Totalmente de acuerdo contigo, a mi sólo me sucedió una vez y me arrepiento de no haberme quejado, el susodicho vino a entrevistaron por un proyecto educativo,por lo cual tenía mi numero, y empezó a invitarme y a elogiarme por wasaph, claro que lo pare en seco, pero me dio una rabia…y algunas colegas al cual les comenté, justo me respondieron, seguro mucho le sonreíste..bah…luego como educamos.

    • Sandra Broa
      Sandra Broa 4 marzo, 2016 at 01:45 Responder

      Yo lo pienso ahora y me da rabia no haberlo denunciado también :-(

  2. Mari 4 marzo, 2016 at 00:31 Responder

    Pff a mi también me ha pasado en una tienda que recogieron currículum para unos puestos vacantes de cara al publico. Fueron cientos de personas y el dueño los recogía y te hacia dos o tres preguntas rápidamente. El caso que al día siguiente me escribe por whatsapp diciendo que le sonaba mi cara que si me conocía de algún lado. Tonta de mi pensé que lo decía de verdad y le seguí la conversación, aunque un poco extrañada, pero digo quizás es una forma de ver si soy simpática o no para el puesto.. Total que después de una conversación sobre de donde me podía conocer,(no lo conocía de nada) me preguntó si vivía con mis padres o con mi novio si tenía. Le dije que tenía novio pero que vivía con mis padres y me dijo “bueno ya no te pregunto más que estoy muy pregunton” y fin de la conversacion. Conclusión intentaba ligar y yo estoy empanada de no darme cuenta antes. Menos mal que la cosa quedó ahí pero y si llega a estar loco o algo tenia todos mis datos!!

  3. Wada Rey De León 4 marzo, 2016 at 05:30 Responder

    Tienes la absoluta razón, a mi me pasó con un árabe dueño de una licorería y fue horrible, porque el tipo intentó OBLIGARME a salir con él, la peor experiencia de mi vida, lo peor es que en mi país los entes encargados de cualquier cosa no funcionan, así que tuve que recurrir al apoyo de amigos que atendían el teléfono por mi cuando el tipo llamaba, de verdad que la gente no mide que de tomar tu tlf de un recibo a llegar a acosarte en la puerta de tu casa no hay tanta distancia, que lo digo yo por experiencia.

  4. Gemma Medina 4 marzo, 2016 at 08:14 Responder

    Te doy toda la razón, me alucina la gente que se pone a defenderle :(

  5. Miriam 4 marzo, 2016 at 08:34 Responder

    Hola Sandra,

    Es brutal lo que cuentas y lo más fuerte es que la sociedad… ¡LO PASA POR ALTO! La culpa siempre es y será de las mujeres.

    Yo tuve un situación en Grecia en dónde un tarado se me metió en la cama, muy fuerte. Por suerte no pasó nada grave pero, sí que una chica me dijo que yo era la imprudente, doble de fuerte.

    Al pervertido ese, si no quiere que le echen que se comporte ¿no? Por suerte todavía quedamos algunas con un par de dedos de frente.

    En fin, tenemos que hacer que las cosas cambien, que sí o sí. Muchas gracias por compartir tu experiencia y tu opinión.

    Saludos,
    Miriam

  6. Alba 4 marzo, 2016 at 10:06 Responder

    Me ha recordado al caso de las dos chicas asesinadas en Ecuador, que le han dedicado una carta que se ha hecho viral, donde viene a decir (de manera irónica)que eran ellas las culpables, por viajar solas,por vestir pantalón corto con cuarenta grados a la sombra, por ser mujeres al fin y al cabo…
    Y a lo mejor algunos creen que estoy siendo exagerada en comparar los dos hechos pero permitir, ver con normalidad, decir que un error lo comete cualquier e incluso culpabilizar a la chica me parece auténticamente el caldo de cultivo para todo lo demás

    • Silvia 4 marzo, 2016 at 13:13 Responder

      Alba, a mi me ha recordado exactamente a lo mismo. Está claro que la mujer, por ser mujer, parece que siempre va provocando porque busca que la alaguen y busca guerra por dónde va. Si no es por la forma de vestir, es porque eres simpática.
      A mí más de una vez me han dicho que voy dando esperanzas a la gente solo por ser educada y simpática, incluso alguna amiga. Es alucinante! Ven señales donde no las hay porque piensan que todo el rato buscamos eso en ellos.

    • Fely 4 marzo, 2016 at 15:29 Responder

      No creo que seas exagerada, quizá a esas chicas comenzaron hablandoles bonito sin conocerlas, solo por el hecho de verlas lindas y evidentemente los tipos NO aceptaron un NO por respuesta y hemos visto el resultado. Lo peor de todo es que se esta haciendo “moda” que tomen tus datos sin permiso y pensar que solo porque les apetece pueden buscarte y hasta forzarte cuando les dices NO!, definitivamente vivimos en una sociedad enferma donde se ha perdido objetividad y la víctima resulta siendo la “culpable” solo por el hecho de existir!!!. Saludos.

  7. Marta 4 marzo, 2016 at 10:34 Responder

    A mí el administrativo de un taller me estuvo escribiendo por Facebook después de darle mis datos para una reparación de mi coche y un paciente cogio mi nombre y apellidos de mi uniforme de enfermera y también intentó agregarme al Facebook. A mi hermana un farmacéutico cogio sus datos y la agrego también por Facebook… En fin que está el mundo loco.

  8. Maripaz 4 marzo, 2016 at 17:16 Responder

    Tienes toda la razón y lo has explicado muy bien, en este país no respetamos al progimo y nos creemos con todos los derechos, y sobre todo la parte masculina de la población; si te dicen algo les tienes que estar agradecida y lo que es peor, parte de las féminas tienen asumido que “nos lo merecemos” cuando nos pasan estas cosas porque “algo habremos hecho” me parece muy fuerte. Más cultura, respeto y urbanidad es lo que nos hace falta.

  9. Esther 5 marzo, 2016 at 00:40 Responder

    Mi madre es comercial y le
    Dio su tarjeta a un individuo q parecía estar interesado en comprar los productos q vende mi madre… Casi no se lo quita de encima… Ella lo bloqueo del whatsapp y el tío seguía enviándole SMS preguntándole q xk no quería ser amiga suya. En cuanto mi madre le dijo q mi padre estaba muy interesado en ser su amiguito se le corto el rollo. Ella se lo tomo con calma pero yo casi voy al trabajo del impresentable ese a arrancarle las orejas

  10. Maria 5 marzo, 2016 at 05:25 Responder

    A mí me pasó con mi médico de cabecera, un hombre al que conocía de haber ido un par de veces a la consulta y que además me sacaba lo menos 20 años. Se presentó en mi casa, con la excusa de que había ido a ver a otro paciente vecino mío y venía a ver qué tal estaba porque pasé por su consulta un par de días antes. Imaginad mi cara cuando abrí la puerta y me lo encontré ahí. Lo peor es que aunque me extrañó muchísimo, en ese momento me quedé bloqueada y le dejé pasar. Al minuto me estaba diciendo que con su mujer estaba mal y que le gustaría quedar conmigo etc…Lo pasé fatal y fuí tan imbécil que lo único que hice fue cambiar de médico. Cuando me pidieron explicación para hacerlo simplemente dije que mejor que no me pidieran explicaciones y me cambiaran. Hoy en día denunciaría. Es asqueroso. No se por qué se creen con derecho a acosarnos de esa manera.

  11. Víctor Moral 5 marzo, 2016 at 21:29 Responder

    Sobre el tema he encontrado dos artículos interesantes. El primero trata el aspecto legal en el blog “Así habló Cicerón” (http://asihablociceron.blogspot.com.es/2016/03/si-el-repartidor-te-acosa-un-enfoque.html?m=1) y el segundo en el blog “Antiseductor” (http://antiseductor.com/2016/02/29/como-inicio-una-conversacion-si-ya-tengo-el-numero-de-la-chica-que-me-gusta/). El segundo está referenciado en el primero y ambos me han parecido acertados y pertientes.

  12. José 6 marzo, 2016 at 12:45 Responder

    Ahhhh típico caradura y machito de los de yo le echo morro que algo caerá… espero que caiga un despido, una multa,y algún bofetón…

  13. arantza 25 marzo, 2016 at 21:17 Responder

    Hola Sandra, hacía tiempo que no entraba en el blog y hoy estoy leyendome varias entradas. Completamente de acuerdo con tu post. Yo creo que para cuando cumplimos los 20 años ya hemos sufrido todas las mujeres algún tipo de acoso sexual.
    Un besote!

Dejar un comentario