¡¡Que fuerte me parece!!

A mediodía, un compañero de trabajo me ha dicho “Acabo de ver un tweet que se está haciendo viral, que me ha recordado a ti. Es de una chica, a la que un repartidor de MRW se puso a acosarla por whastsapp después de entregarle un paquete”.

El tweet en cuestión es este: https://twitter.com/albatardellum/status/704260347457306624

lopd

O sea, ya no es que utilizara su teléfono sin permiso para ponerse a escribirle a la chica (que ya me parece muy heavy), es que encima, aunque la chica no le respondía, el otro le seguía escribiendo cada diez minutos para decirle cada vez una gilipollez más grande.

Lo peor es que a la chica que denuncia lo del acosador de MRW la han puesto a caer de un burro en twitter por provocar que puedan despedir al chico.
Vamos a ver ¡¡que ha cometido un delito!! Si solo lo despiden ¡¡POCO ME PARECE!!
Que tampoco es que le vayan a cortar las manos… ¡¡¡Despedirlo es lo mínimo que deberían hacerle a alguien que no se sabe comportar en su trabajo!!!

A mi misma cuando he compartido el tweet esta tarde, lo primero que me han puesto ha sido:

lopd-1

¿¿¿CÓMO???

  • Primero: No depende de cómo te lo tomes tú, o de si el tío es feo o es guapo (que es otra de las innumerables sandeces que le han puesto a la chica). La cuestión es que ¡¡NO TIENEN PORQUÉ COGER TUS DATOS PARA ESCRIBIRTE A TU TELÉFONO CON FINES PERSONALES!!
  • Segundo: Eso de que si lo cortas en seco, va a parar… es mucho suponer.

A mi me ha pasado varias veces exactamente lo mismo que a esta chica (por eso mi compañero me dijo que al ver el tweet se había acordado de mi). Me ha pasado con un técnico del hosting de mi web, con un fontanero que vino hace poco a mirar una avería que tenía en el baño, y la más gorda de todas: con un tío que vino a hacerme una demostración de aspiradores (os lo conteé en el post: de psicópata en psicópata y tiro porque me toca).

El tipo en cuestión se puso a escribirme un sábado por la noche y yo flipé. Le dije que no entendía a que ton me estaba escribiendo y al final terminé diciéndole que lo que estaba haciendo era un DELITO, por la Ley Orgánica de Protección de Datos de Carácter Personal. Bueno, pues aún así el muy subnormal, volvió a escribirme a los tres meses y medio. (Tenéis la conversacion entera en este post).

 

Lo que me parece más alucinante del tema es que si te descuidas un poco ¡¡resulta que la culpa es tuya!!

Recuerdo que cuando me pasó eso con el tío de los aspiradores, se lo conté a una chica de mi pueblo y me contestó: “Algo harías, porque si no no te hubiera escrito. Que a mi me hicieron esa mismo demostración y nadie me escribió después intentando ligar conmigo”.
O_o
En fin. Supongo que esta tía será una defensora de que si vas por la calle y te violan la culpa es tuya por ir provocando.

También tengo que reconocer, que me pillo en una época muy light y no le contesté ni la mitad de borde de lo que lo haría ahora. Y también tengo claro que si me volviera a pasar lo mismo, iría inmediatamente a la empresa a poner una queja y a pedir su cabeza cortada en una bandeja.

 

Y es que me indigna la ligereza con la que se lo toma la gente.
El mismo chico que me dijo lo de que bastaba con cortarle en seco porque despedirle le parecía muy grave, después me decía:

lopd2

Pero vamos a ver… ¿¿Qué clase de excusa es esa?? ¿¿Acaso no somos ya mayorcitos para tener que apechugar con las consecuencias de nuestros actos?? ¿Qué clase de argumento es ese?

Entonces ¿qué pasa? ¿Que cualquier tarado al que le parezcas mona, puede coger tus datos de su empresa y empezar escribirte por teléfono hasta que te aburra? ¿O presentarse en tu casa a las diez de la noche? O… ¿DÓNDE ESTA EL LIMITE?
>:-(

 

Lo más triste de todo es que ni siquiera tengo mal concepto de el chico que me escribió esos tweets. No creo que sea ningún machista ni nada que se le parezca. Al igual que tampoco lo son mis amigos ni mis amigas.
Y sin embargo, a la mayoría cuando les dices “Me ha escrito un tío por whatsapp que no tendría que haber cogido mi teléfono” lo primero que hacen es  reirse diciendo “Qué mal está la gente… pero bueno, no es para tanto” y quitarle hierro al asunto.
Si ya te calientas y dices “A ver que es un delito, ¡¡que puede ser un trastornado!! Y yo no tengo por qué aguantar que me escriba por teléfono ni por ningún sitio un tarado al que no le he dado mis datos para eso”, entonces ya te dicen “Ya, es verdad, no está bien”. Pero de primeras, se ve como algo hasta normal.

Y eso es lo que me parece realmente grave de este asunto. La permisividad que les damos.
:-(