Por una vez en la vida, ¡¡¡este año llevo genial los propósitos de año nuevo!!! Por lo menos tres de los cuatro que me había propuesto:

  • 1 propósito: Vencer la pereza mañanera haciendo unos desayunos muy molones para subirlos a mi perfil de instagram.

Sorprendentemente este es el que mejor llevo de todos. Y digo “sorprendentemente” porque estaba convencida de que cuando volviera a trabajar dejaría de hacerlo por falta de tiempo. Pero me he planteado como un reto eso de conseguir fotos chulas y cada día me vengo más arriba 👌

healthy breakfast instagram

¿No me digáis que no son súper profesionales? Si me vieran ahora los de “Monster chef” me quitaban el título de cabeza, jajajajjajaja.

A ver si un día de estos hago fotos del proceso y os pongo el modo de preparación, porque cada vez me lo preguntáis más (va a ser verdad que lo de las fotos bonitas ayudan, jajajaja), pero ya tanto tanto tiempo no soy capaz de sacar.

 

  • 2 propósito: Vencer la pereza deportiva y empezar a ir al gimnasio a diario.

Este también lo llevo genial… teniendo en cuenta que odio hacer deporte más que cualquier otra cosa sobre la faz de la tierra.

Como estaba en bajísima forma física, y me ahogaba por subir dos pisos de escaleras, decidí empezar haciendo media hora de elíptica porque es de lo poco aeróbico que puedo hacer sin lesionarme la rodilla (la otra opción es nadar, pero con este frío da repelús solo de pesarlo). Y cuando me parece que ya lo llevo bastante bien, subo 5 minutos más.

gym 2

gym 1

¡¡¡Ahora ya aguanto 45 minutos seguidos!!! Estoy empezando a picarme casi tanto como con lo de los desayunos 💪💪💪

Vale, es verdad que lo que hago yo, otros lo considerarían solo el calentamiento… pero para una tía que el ejercicio más explosivo que ha hecho hasta ahora es el tai-chi, no está nada mal 😊

 

  • 3 propósito: Vencer la pereza de escritora y publicar en el blog a diario.

Este lo llevo fatal, porque los dos anteriores se comen el tiempo que me debería quedar para este. Supongo que todo será cuestión de acostumbrarse y pillar el ritmo 😟

 

  • 4 propósito: Vencer la pereza con los chicos

Hace un par de años hubiera sido impensable decir esto… pero es el que más pereza me da de todos. Cada vez veo más apetecible buscar un gato adoptivo que un ligue, follamigo o novio.

Al volver al gimnasio estuve muy atenta por si acaso veía algún ejemplar que me quitara la pereza de golpe (como aquel “lobito adolescente” que conocí en mi gimnasio anterior… pero esta vez no he visto a nadie que merezca la pena. Y es que, pese a ser un sitio que en teoría debería estar bien para conocer chicos “sanos”, a mi el gimnasio siempre me ha parecido un sitio horrible porque:

  • el 50% son los tipicos cachas hormonados de gimnasio. Estos están descartados automáticamente porque pueden ser muy majos y todo lo que sea… pero me niego categoricamente a estar con un tío que tenga más tetas que yo.
  • otro 30% de los chicos que van tienen las cejas más depiladas que yo, van más conjuntados que yo, y miran más a los cachas del grupo anterior que yo.
  • un 15% son chicos gorditos que al igual que yo se han puesto en operacion bikini-post-navidad. De nuevo me remito a lo de las tetas😟chicos gimnasio
  • solo queda un 5% de chicos que me podrían interesar. Que son los chicos que van un rato a hacer deporte… sin matarse y con una camiseta de J&B.

 

El caso es que como todavía no he coincidido con ningún chico de los del último tipo que me despierte el suficiente interés como para quitarme la pereza, este finde volví a quedar con Fer (el chico que conocí por Shakn). He pensado que menos ganas tenía de ir correr a la elíptica media hora todos los días como un puto hamster, y ahora le estoy cogiendo el gusto, así que a ver si me pasa como con los desayunos y el gimnasio y dentro de un par de semanas ya no me da pereza ninguna el tema “chicos” y este año remonto mi propósito del año pasado 😜

Compartir:

    8 comentarios

  1. Karina 17 enero, 2017 at 04:35 Responder

    Ya somos dos queriendo vencer la pereza jajaja y cumplis con los propositos de año nuevo, a mi me gusta el ejercicio pero a diferencia tuya a mi por mis hijos se me dificulta, ya entiendo porque no te gustan los niños jajaja, suerte y no abandones tu blog, ya estoy viendo la manera de poder adquirir tu libro y así poder leer la despedida de Diego jajaja que no viviré tranquila hasta saber qué pasó jajaja

  2. Carolina 17 enero, 2017 at 17:17 Responder

    Bueno a mí la pereza de los chicos ya me sale por las orejas… llevo… bueno la verdad es que no sé ni cuanto llevo sin “catar varón”, no sé si son 3 años y 8 meses o 4 años y 8 meses… Una amiga siempre me dice que “no puede ser sano”, pero la verdad es que yo me encuentro cada vez mejor.
    La cosa ha llegado a un límite que en mi última revisión del ginecólogo me ha preguntado que qué método anticonceptivo usaba y le he dicho que la abstinencia… flipó tanto cuando le dije el tiempo que llevaba, que me mandó hacerme unos análisis de hormonas por si tenía algo que me bajase la líbido… Resultado: ESTOY FABULOSA!!!!! Y va la buena mujer y me dice que lo que tengo que hacer es “más ganas”… O_o Ya le he dicho, que lo dudo…

    • maria b. 17 enero, 2017 at 17:51 Responder

      Ja ja ja… Despues de leer la pereza de Sandra por los chicos y leer tu comentario, he descubierto que NO ESTOY SOLA EN EL MUNDO. Por ahora uso el mismo metodo anticonceptivo (abstinencia), por pura flojera pero tambien porque no he conocido a alguno que me despierte las ganas suficientes para abandonar mi zona de confort.

  3. mily 17 enero, 2017 at 19:31 Responder

    Si lo que no te gusta del deporte es echar el higadillo por la boca y sudar a mansalva, cuando te canses de la elíptica puedes probar yoga o pilates, no es que sean suaves, acabas con agujetas en sitios donde no sabías que había músculo, pero se trabaja con respiración tranquila y es una sensación muy diferente (y como persona con problemas de salida de rótula, te puedo decir que a mí me fue bien con los dos).

Dejar un comentario