Como hoy no había tercer tiempo, a Pili le pareció bien quedar. Así que a las ocho de la tarde ya estábamos todas en mi casa.

  • (Pili) Me dejas flipada porque es verdad que nos tenía un poco despistadas porque te metía fichas y luego se desdecía, pero vamos… que ahora…

  • (Enma) Ese tipo de juegos crueles que le hacen daño a la gente.
  • Ya… sobre todo si no sabes jugar.
  • (Enma) ¿Qué quieres decir?
  • Pues que por ejemplo a Oliver le gusta mucho andar tonteando… pero él lo sabe hacer. Sabe hasta dónde puede picar y cuándo tiene que parar.
  • (Pili) Ahora que hablas de Oliver… ¿os habéis fijado que Paco-Will siempre estaba haciendo comentarios del estilo de que “Claro, como Oliver os gusta a todas” o “Si yo estuviera tan bueno como Oliver”… y otras cosas parecidas. A mí siempre me ha dado la impresión de que estaba celoso de que …

  • (Enma) Pues sí. Aun así vaya chasco que me he llevado con este chico. No pensé que fuera así.
Compartir: